viernes, 8 de marzo de 2013

LORENZO SILVA, EL HOMBRE QUE DESTRUÍA LAS ILUSIONES DE LOS NIÑOS





FICHA TÉCNICA

Autor: Lorenzo Silva

Título: El hombre que destruía las ilusiones de los niños

Editorial: Taugus

Formato: Epub Lengua:

Español PVP: 4,99 €

 


LORENZO SILVA


No son muchos los autores que tengo apuntados como autores favoritos. Lorenzo Silva es uno de los pocos que tengo seleccionados. Concurren una serie de circunstancias que quizás me acerquen más a él, como que aunque no seamos coetáneos la diferencia de edad sea pequeña (nació en 1966), haber nacido en la misma ciudad (Madrid) y residir en la periferia de la capital (él en Getafe).
Pero hay más que eso, porque hay autores que me gusta lo que escriben pero no soporto su personalidad (véase Arturo Pérez Reverte). En cambio de Lorenzo Silva no sólo me gusta cómo escribe y el sentido del humor con que lo hace, sino que personalmente me cae muy bien. Porque
 escribe con valentía
. Sería muy fácil refugiarse en la exitosa serie de Bevilacqua y Chamorro y sin embargo se juega el tipo con libros tan arriesgados como Niños feroces.
Tiene además una página web que no debéis dejar de visitar. En ella demuestra que además de escribir, le gusta (faltaría más) la literatura, que ama los libros. Además pone a disposición de sus lectores resúmenes de sus libros, críticas a los mismos (de cal y de arena), enlaces...
Ha tenido además la valentía, o tal vez sería mejor hablar de lucidez, de negarse a que sus libros se publicasen como ebooks al precio habitual de lo mismo. Solo ha cedido cuando estos se han puesto a la venta aprecios mucho más reducido, algo que es por lo que clamamos los lectores, que los libros digitales sean mucho más baratos, porque si no ocurrirá lo mismo que con los discos, que a precios de lujo son pirateados sistemáticamente. Y hablo de lucidez porque esa política le ha llevado a que sus libros figuren entre los más vendidos entre las ediciones digitales.

Estos son los
 libros publicados hasta la fecha por Lorenzo Silva
: 
Noviembre sin violetas (1995, ediciones Libertarias; 2000, Destino)
La sustancia interior (1996, Huerga & Fierro; 1999, Destino)
La flaqueza del bolchevique (1997, Destino). Finalista del Premio Nadal.
El lejano país de los estanques (1998, Destino). Premio El Ojo Crítico. Serie Bevilacqua
El ángel oculto (1999, Destino)
El urinario (1999, Pre-Textos; 2007, Destino)
El alquimista impaciente (2000, Destino). Premio Nadal. Serie Bevilacqua
El nombre de los nuestros (2001, Destino)
La isla del fin de la suerte (2001, Círculo de Lectores)
La niebla y la doncella (2002, Destino). Serie Bevilacqua
Carta blanca (2004, Espasa). Premio Primavera de Novela
Nadie vale más que otro. Cuatro asuntos de Bevilacqua (2004, Destino). Serie Bevilacqua
La reina sin espejo (2005, Destino). Serie Bevilacqua
Muerte en el "reality show" (2007, Rey Lear)
El blog del inquisidor (2008, Destino)
La estrategia del agua (2010, Destino). Serie Bevilacqua
Niños feroces (2011, Destino)
La marca del meridiano (2012, Destino). Serie Bevilacqua. Premio Planeta
El hombre que destruía las ilusiones de los niños (2013)

Entre sus títulos veréis que acumula unos cuantos premios, destacando el Premio Nadal y el Premio Planeta, ambos por novelas de la serie Bevilacqua.



EL LIBRO


A través del propio Lorenzo Silva en facebook, tuve conocimiento de que publicaba una colección de relatos. Como decía, nadie puede decir que un libro es caro si te lo venden a un euro. Y ese era el caso de este libro de relatos, por lo que me apresuré a comprarlo.
Lo cierto es que era una reserva, porque el libro no había salido a la venta, pero gracias a ello me pude beneficiar del increíble precio de 0,99 €.
 Todo un Lorenzo Silva tan barato o más que cualquier nuevo autor de la generación Kindle
. Menos mal que aproveché, porque aunque no lo decía, aquel era un precio promocional, pues ahora podéis encontrarlo pero a 4,99 €.
Más caro sí, pero muy lejos de esos quince euros que cuestan prácticamente todos los ebooks de autores medianamente consagrados.

El hombre que destruía la ilusión de los niños
, es una colección que reúne veintiún relatos que Lorenzo Silva ha ido escribiendo a lo largo de los últimos años, algunos de los cuales podían ya leerse en su pagina web.
Relatos que reúnen, algo que puedo decir una vez leídos, aquellas características que han convertido a Lorenzo Silva en uno de mis autores favoritos: un lenguaje fluido, un cierto toque filosófico, un paisaje muchas veces cercano pues buena parte de sus historias transcurren en Madrid (en esta recopilación disfruté mucho con una descripción de Getafe que también conozco muy bien), una visión de la vida y la política muy lúcida y que en muchos casos comparto, un cierto antimilitarismo (que
 la Guardia Civil y su labor sea ensalzada no es óbice para que esté en contra del absurdo de todas las guerras) y sobre todo mucho sentido del humor
.
Todo eso y más podréis encontrar en estos relatos.

Unos relatos que en su presentación el nos describe como apocalípticos:
 
«Todos encierran, cada uno a su modo, un mensaje apocalíptico, en el doble sentido que tiene el término
. En algunos se trata de una revelación anecdótica o hasta cierto punto trivial, y que resulta adversa o temible sólo en esa misma medida. En otros lo apocalíptico tiene rasgos más estremecedores, llegando al terror absoluto del último relato.
Muy conveniente esa matización del término apocalíptico, porque sólo dos relatos podrían considerarse en ese concepto apocalíptico de fin del mundo.



LOS RELATOS


Veintiún relatos componen este libro. No he podido evitar el que me viniera a la memoria aquella serie televisiva de “Alfred Hitchcock presenta”, relatos con intriga y humor. Por eso me vais a permitir que os haga una pequeña introducción a los relatos al estilo de aquellas presentaciones que acompañaban a cada capítulo.

EL HOMBRE QUE DESTRUÍA LAS ILUSIONES DE LOS NIÑOS
 
¡Qué dura es la vida de los funcionarios! Las cosas que tienen que hacer en cumplimiento de sus funciones.
Comienza la colección con este relato, que además de ser el más reciente, es el que da título al libro.

Permitidme que me extienda algo más en este relato (el único en el que lo haré). Pero por su actualidad, con los funcionarios en la picota. Silva aprovecha para repasar muchos otros temas de un modo como siempre original y rebosante de humor ácido. Así asistiremos a una elucubración de oficina sobre el por qué de los oficios de hombres y de mujeres
«En cambio, bastaba hacer un repaso de las profesiones tradicionalmente asociadas a las mujeres para comprobar que todas ellas tendían a tener una connotación amable
, que ellas habían dado en acaparar, presentando como femeninos por antonomasia los oficios que, al contrario, consistían sobre todo en realizar tareas benéficas y deseables para su receptor.»

Asistiremos a la guerra de sexos «La pretendida guerra de sexos, la supuesta voluntad de las mujeres de desarrollarse y contribuir a la sociedad en pie de igualdad con los hombres, era una falacia.» 
«Por eso no albergaba el más mínimo deseo de equipararse al hombre en la asunción de las funciones sociales
, sino sólo a desplazarlo en la mayor medida posible de aquellas que resultaban gratificantes, para consolidar y reforzar su monopolio sobre ellas, y cargarlo, hasta el límite de su capacidad, con todas las que presentaban algún matiz repulsivo.»

Una aparente guerra de sexos y las funciones de cada uno nos lleva a un sorprendente final. Y es que a pesar de todos los pesares, un funcionario debe “siempre” cumplir escrupulosamente con su misión.


HABITACIÓN 311

Decía Joaquín Sabina en una canción que daba título también a uno de sus discos: hotel dulce hotel. No podrás ver las habitaciones de los hoteles del mismo mido tras leer este relato.
Como nos dice Lorenzo Silva en este relato:
«Una habitación de hotel es un espacio de vida más seguro y más honesto que muchos de los que tienen las personas que pasan por llevar una existencia normal
. Y lo que en ella sucede puede ser tan verdadero o más que lo que ocurra en una casita con chimenea y perrito que hace guauguau.»


CIERRA LOS OJOS
 
Las apariencias engañan. En el sexo más.


COMO CADA MAÑANA…
 
A lo mejor soy el último hombre y mi vida ya no puede durar mucho. Así comienza una historia postapocalíptica


ENTUSIASMOS PREMATUROS

Un mundo futuro en un planeta inexistente. una fábula para hablarnos del poder y la fugacidad del cambio


UN ARTISTA DE
 LA FE
 
Frank
 Kafka y su obra es el protagonista de este literario relato 


FIN DE INFANCIA

¿En que momento Dejamos atrás la infancia?


SERVICIO DE CLIENTES
 
¿Has tenido alguna vez problemas con tu operador de telefonía e Internet? Si los has tenido, seguro que disfrutarás con este corto y divertido relato en el que podrás verte reflejado.


LO QUE TIENE SER BUENA PERSONA
 
Se nos pregunta en este relato:
¿Qué sentirían ustedes si fueran despreciados, denigrados y agredidos moralmente durante años por unas personas cada vez más zafias y ensoberbecidas, en la certidumbre de que cualquier acción legal que la víctima emprenda, en el mejor de los casos, se saldará con una multa que podrán pagar sin despeinarse, para seguir ejercitando su abominable e inhumano pasatiempo con renovado placer?
Casi parece un relato de nuestra situación actual, pero no, se trata de otra cosa. Un final que me provocó una carcajada, tal vez porque yo no soy tan buena persona como el protagonista de este relato.


UN POCO DE SIMETRÍA

Tras leer este relato, ya no te será posible mirar del mismo modo a esos muñecos que esconden una persona en su interior y que circulan por nuestras calles o parques temáticos observándonos tras sus máscaras de plástico.


UNA HORA EN
 LA VIDA DE MAX

Hay relatos que parten de situaciones cotidianas, como encontrarte un móvil abandonado sobre una meas. Pero ¿tendrás valor después de leer este relato de coger un móvil que te encuentres perdido?


LA GUERRA DEL
 HOMBRE SOLO

La guerra está presente en algunas novelas de Lorenzo Silva como. En ellas queda reflejado lo absurdo de la guerra, de cualquier guerra. En esa línea va este relato del que os ofrezco un pequeño párrafo:
Ahora sólo somos bestias desamparadas, y el empeño tenaz de seguir siendo a despecho de la espantosa mutación que hemos visto consumarse. Seguir siendo de la única forma posible: los unos a costa de los otros y cada uno a costa de sí mismo.


LO QUE LOLA (NUNCA) SUPO DE LÉON

Hay amores que resultan imposibles. Aunque Lola no sepa por qué.


CAMPAÑA DE NAVIDAD

Cuando lleguen las próximas navidades y veas esos anuncios de juguetes, colonias o cavas, no te quedará otro remedio que acordarte del publicista que está tras esa campaña tras leer este relato.


EL PARACA 
Las empresas quieren quedarse con nuestras almas. No siempre la tienen, aunque lo crean.


EL HOMBRE QUE PINTABA EN EL AIRE

Cuando la música se hace color...


IN VINO VERITAS

Una cena de ejecutivos regada con vino, por muy malo que sea éste, puede deparar insospechados compañeros de viaje y sorprendentes reflexiones sobe la vida.


LOS OJOS VERDES

Lorenzo Silva nos lleva a Getafe, su ciudad, para contarnos la fatal atracción por unos ojos verdes (una novela negra en miniatura)


DOBLES PAREJAS

Todos sabemos que si una mariposa bate sus alas en Pekín, una teja se derrumba en París. No podremos pues extrañarnos de las desgracias del protagonista de este relato. Un relato que guarda un guiño final para sus lectores habituales.


IRINA Y EL FLATISTA

De este relato nos dice Lorenzo Silva en la presentación: Posiblemente lo más oscuro y atroz que haya escrito jamás.
Probablemente lo sea, hasta el punto de que no me gustó este relato. Lástima, porque es con el que se acaba el libro, con lo que me dejó un extraño regusto final.



IMPRESIÓN PERSONAL


No soy un lector habitual de libros de relatos. Siento que las historias se me quedan cortas. Aunque también tienen sus ventajas, pues son ideales para aquellos momentos en que tienes que leer salto de mata. O si tienes que intercalar una lectura dentro de una larga.

El gran mérito de estos relatos, es que
 no son novelas en miniatura
 ni esbozos de un proyecto más amplio para el que no ha habido más imaginación. En su lectura sentía que cada uno de los relatos tenía la longitud que debía tener. Ni se hacían largos, ni con su final los más cortos pedían alargarlos.
Es evidente que con veintiún relatos no todos pudieron gustarme igual, Maravilloso el arranque con ese cumplidor funcionario. Muchísimo humor con el que gocé en historias como en Servicio de clientes, Lo que tiene ser buena persona, Una hora en la vida de Max o Campaña de Navidad, que han sido junto al que abre el libro, los que más me han gustado.


Una lectura que recomiendo a todos los amantes de los relatos y a todos los fieles seguidores de Lorenzo Silva.



Lectura reseñada por Pedro de El Búho entre libros (http://elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/) para Momentos de silencio compartido.


VALORACIÓN: 9/10





6 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué buena pinta!!! Me lo apunto, que Silva me encanta. ¡Gracias por la recomendación!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Me gusta cómo escribe Silva, pero no me gustan los libros de relatos. El que sí que querría leer es 'La marca del meridiano'.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No me gustan los libros de relatos, así que no creo que me haga con el.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Excelente reseña, aunque no acostumbro leer muchos relatos, lo tendré muy presente, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tiene buena pinta aunque yo no soy tanto de los relatos cortos, muy buena reseña igual!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  6. Me gustan mucho los relatos, así que a este libro le daré una oportunidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails