jueves, 7 de marzo de 2013

SERGIO VILA-SANJUÁN, ESTABA EN EL AIRE - GANADOR PREMIO NADAL 2013











FICHA TÉCNICA
Autor: Sergio Vila-Sanjuán
Título: Estaba en el aire
Editorial: Destino, 2013
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 235
PVP: 19,50










Vengo a hablaros hoy sobre el último Premio Nadal, el del año 2013
Problablemente el Premio Nadal sea dentro de los premios literarios comerciales (aquellos que son concedidos por las propias editoriales) el más prestigioso y desde luego es el más antiguo, pues el primero fue concedido en el año 1944 a Carmen Laforet por Nada. En este caso es concedido por Ediciones Destino (perteneciente al grupo Planeta)
Un premio cuyo prestigio deriva entre otras cosas de la calidad de los escritores premiados, pues entre ellos podemos encontrara lo más selecto de nuestra literatura del siglo XX: Carmen Laforet, José Máría Gironella, Miguel Delibes, Rafael Sánchez Ferlosio, Carmen Martín Gaite, Ana María Matute, Ramiro Pinilla, Álvaro Cunqueiro, Francisco Umbral, Fernando Arrabal, Manuel Vicente, Juan José Millás, Rosa Regás, Lucía Etxebarría, Lorenzo Silva, Fernando Marías, Ángela Vallvey, Andres Trapiello, Antonio Soler, Maruja Torres, Clara Sánchez, Alicia Giménez Bartletthy Álvaro Pombo entre otros.

Este año ha recaído en Sergio Vila-Sanjuan por: Estaba en el aire.

SERGIO VILA-SANJUAN
Es la primera vez que tengo conocimiento de este autor, por lo que os dejo lo que la propia editorial dice de él en la solapa interior del libro:

«Sergio Vila-Sanjuán (Barcelona, 1957 )ha desarrollado una amplia trayectoria como periodista cultural, y actualmente es coordinador del suplemento Cultura/s de La Vanguardia.

Especialista en e mundo del libro y en información literaria, es autor de los ensayos 
Pasando página, Autores y editores en la España democrática
 (2003), El síndrome de Frankfurt (2007) y Código best seller (2011). Editó con Sergi Doria, Paseos por la Barcelona literaria (2005).

Fue comisario del Año del Libro y la Lectura 2005 y ha organizado las exposiciones antológicas de pintura como Realismo de Vanguardia (1997) o Realismo en Cataluña (1999)
En 2010 publicó en Destino su primera novela, Una heredera de Barcelona, en la que recrea las vivencias de su abuelo, abogado y periodista, en los conflictivos años veinte. Varias veces reeditada ha sido traducida al catalán, al inglés y al polaco.»

ARGUMENTO
Barcelona, comienzo de los años sesenta. Poco a poco la guerra y sus calamidades va quedando más lejos y la sociedad catalana parece que no solo va cicatrizando sus heridas, sino que comienza a disfrutar de algo de prosperidad. A ello contribuyen fábricas como la SEAT, que está motorizando a toda marcha el país.
La televisión está en sus primeras fases y lo que triunfa y llega a todos los hogares es la radio. Uno de los programas estrella es 
Rinomcina le busca
 que intenta poner en contacto a familiares que han perdido el contacto. A este programa acude Antonio Luna, que en la huida de Barcelona ante el avance de las tropas nacionales perdió el contacto con su madre y su hermano al arrancar el camión en que estaban montando sólo con él.

Antonio Luna no es el único protagonista en esta historia coral, pues también conoceremos a Juan Ignacio, el ejecutivo responsable de la campaña de Rinomicina en la radio al patrocinar y lanzar ”Rinomicina le busca”. O Casimiro Pladevall, dueño de la empresa patrocinadora del programa y amante de la bella Tona Viladomiu, a la que la vida la ha puesto en una delicada situación.
Vidas que se cruzan en una Barcelona que intenta lanzarse hacia la modernidad. Una Barcelona de contrastes, una Barcelona rica con las familias que viven arriba de la Diagonal y otra Barcelona de chabolas en el Somorrostro.

LA NOVELA
Tiene esta novela una estructura y una forma muy peculiar, porque en muchos momentos más parece una historia novelada, que una novela propiamente dicha, con su mezcla de personajes ficticios con algunos reales. Aunque esté hablando de unos años muy próximos, no deja de ser una novela histórica, pues muchos de sus detalles lo son, constituyendo una radiografía perfecta de la sociedad catalana de principios de los años sesenta.
Unos años en los que el franquismo iba perdiendo fuerza, pero seguía omnipresente y controlando todos los detalles de la vida española. Por eso un programa tan popular como 
”Rinomicina le busca”
 pronto estuvo en el ojo de mira del Estado.

Porque el programa ha ido ganando en popularidad, pero los casos más llamativos son los que hacen referencia a desapariciones o separación de familias en la Guerra Civil. Han pasado veinte años del final de la misma, pero hay heridas que siguen abiertas, algo que no quiere reconocer ni que se le de publicidad el aparato del Estado.
«¡Cómo iba a ser de otra manera, si la Guerra Civil generó la mayor cantidad de muertes y desapariciones del siglo XX español!»
 (Página 132)

Estaba en el aire
 es un homenaje al mundo de la radio. Un mundo que a pesar de la televisión sigue existiendo con fuerza, si bien no tanta como en aquellos años que era la única válvula de escape  de muchos españoles. A veces podemos pensar que todo es nuevo, cuando prácticamente todo está ya inventado. Porque esta emisión de radio, real por otra parte, pues se emitió entre 1960 y 1962, fue un anticipo de lo que luego sería el famosísimo Quién sabe dónde de Paco Lobatón.
Hay una frase en el libro que nos viene a mostrar como esa mezcla de humanismo, morbo y sentimentalismo han existido y triunfado siempre. De hecho en el libro también se menciona un famoso programa de televisión de aquella época: 
”Reina por un día”
 en el que a alguien se le hacía realidad el deseo expresado en una carta al programa. «Estamos comprobando que estos espacios en los que el público participa, y que tienen una carga sentimental importante, son los que mejor funcionan.» (Página 159)

Otro de los temas destacados de la novela es la industria farmacéutica, con esta sorprendente campaña en que se une un programa de búsqueda de desaparecidos con un medicamento. El medicamento no es ficticio, sino que realmente existió. Se trataba de un antigripal con una fórmula muy parecida a la que tienen hoy día los famosos Frenadol y Couldina, con una suma de analgésicos antipiréticos, un descongestivo y un antihistamínico más cafeína para elevar el tono.
«¡Rinomicina aspirado y a otro lado, resfriado! Por cortesía de Rinomicina se emite este programa
dirigido a todos ustedes y muy especialmente a aquellos que angustiados¡¡¡tratan de localizar a un ser querido del que nadie sabe hace tiempo, o del que jamás supieron nada!!!» (Página 186)

Lo que no termino de entender es por qué cambian la última letra del nombre del medicamento, que en realidad es Rinomicine en lugar de Rinomicina, ni por qué cambian ligeramente la frase publicitaria, que en realidad era ”Rinomicine activado y a otro lado resfriado”.

IMPRESIÓN PERSONAL
He disfrutado mucho con la lectura de Estaba en el aire, una lectura cargada de nostalgia por aquellos años. Años del despegue de España, de los primeros 600, de los primeros frigoríficos Kelvinator. Años en los que la alta sociedad catalana vivía y disfrutaba de la vida con alegría. Si me apuráis, no eran tan diferentes aquellos años a estos, en los que una parte de la sociedad nadaba en la abundancia, mientras que otra luchaba por salir de la miseria.

Una novela coral que a través de los retratos de sus personajes, nos muestra un fresco de lo que fue aquella época. Sin partidismos políticos, pues se limita a mostrarnos una realidad sin entrar a hacer en ningún momento juicios de valor.
Una lectura que se hace muy amena y a la que hay un solo pero que ponerle: Me quedé con la impresión de que el libro se quedaba corto. Es cierto que son solo poco más de doscientas páginas, pero quizá por eso mismo me quedé con la sensación de que podía el autor haber profundizado mucho más en los personajes, en sus historias.
Pero probablemente si lo hubiese hecho, tampoco sería esta novela lo que es: 
un relato novelado de la historia de la Barcelona de comienzos de los años sesenta
. De hecho me ha recordado este libro a los libros de Juan Eslava Galán en los que nos va contando la historia de la España del siglo XX, con profusión de fotos e imágenes de la época. Salvo que Juan Eslava se ha decantado mucho más por la parte histórica y Sergio Vidal por la parte novelada.

Solo una nota final: 
No hace falta haber vivido aquellos años para disfrutar de esta historia
. Los recuerdos de nuestros padres o abuelos, están presentes en ella.


Gracias a Editorial Destino que me ha facilitado este ejemplar para su lectura y reseña

VALORACIÓN: 9/10

Lectura realizada por Pedro de El Búho entre libros (http://elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/) para Momentos de Silencio compartido

6 comentarios:

  1. Muchas gracias por la reseña. Estaba dudando, pero ahora tengo claro que lo voy a leer! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartirlo con nosotros!

    ResponderEliminar
  3. Deseando ponerme con ella, aunque va a tener que esperar un par de títulos a los que voy a tener que dar prioridad, además trata de un medio que me apasiona, LA RADIO. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por hablarnos de este autor, de él y su obra, claro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Seguro que me gusta, ya que me encanta la radio.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, eso de que se queda un poco corta no me gusta, pero todo lo demás que has comentado si.

    Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails