lunes, 22 de enero de 2018

ENTREVISTA A MARIANA EGUARAS AUTORA DE PUBLICAR CON CALIDAD EDITORIAL (@MarianaEguaras)

¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que hace muy poquito realicé a Mariana Eguaras, una consultora editorial que acaba de publicar un libro titulado: Publicar con calidad editorial. En esta entrevista, como es habitual, conoceremos su perfil profesional y también como lectora. 
Os dejo con la entrevista:

Hola, Mariana, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. Contigo inicio una nueva sección en mi blog, en la que quiero entrevistar a los diferentes agentes relacionados con el mundo editorial, y no solo a escritores como he hecho hasta ahora. Por esta razón me gustaría que nos contaras tu relación con el mundo editorial, ¿a qué te dedicas?

Empecé en esta aventura en una revista (ya desaparecida) sobre turismo, en 1998, en la ciudad de Buenos Aires, como periodista, carrera que estudié pero que prácticamente no ejercí como tal. Más tarde, en otro trabajo, me relacioné con el diseño gráfico y luego comencé a trabajar en una editorial de divulgación científica. Desde entonces, entre un trabajo y otro, he navegado en casi todas las aguas de la edición: escritura y corrección; revisión de pruebas de imprenta; diseño y maquetaciones de publicaciones varias; gestión de autores, derechos y presupuestos; selección y contratación de colaboradores; hasta diseño web y marketing y promoción, entre otras cosas. Gracias a todo lo aprendido esos años hoy puedo dedicarme al asesoramiento editorial y a la provisión de servicios editoriales.


Según he podido leer, llevas veinte años trabajando en el mundo editorial. ¿De todos los lugares que has ocupado dentro del mundo editorial qué trabajo te ha gustado más y cuál menos?

El trabajo que más me ha gustado, por muchos motivos —sobre todo por los compañeros de trabajo, pero también por el puesto y el salario—, fue el del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El que menos fue un trabajo durante la carrera, anterior a la revista de turismo —ahora que hago cuentas el primer trabajo relacionado al mundo editorial fue este que voy a contar—. Se trataba de una revistilla que se distribuía gratuitamente en el hipódromo de La Plata y el trabajo consistía en agregar los datos de las carreras de ese día para que se tuvieran como referencia en las carreras del día siguiente. Trabajábamos en un galpón, a la tardecita. Un día fuimos a trabajar (una amiga y yo habíamos pillado el trabajo por un anuncio en un periódico) y en galpón estaba vacío; al día siguiente, igual. Y así nunca más supimos nada. Ni del dueño, ni del trabajo, ni de nuestra paga, claro.

Desde tu papel de consultora editorial, ¿cómo ves el futuro del mundo editorial?

Cada vez más amplio y variado; el sector tradicional un poco despistado y revuelto; la autopublicación cada vez más profesionalizada; apasionante y un tanto incierto (esto último no creo que sea muy diferente en otro sector).

Hace poco has publicado un libro muy relacionado con tu trabajo: Publicar con calidad editorial, ¿a quién va dirigido?


A las personas que quieren hacer publicaciones con un mínimo de calidad. Entonces, el público ideal del libro son autores, editores, profesionales que trabajan en el sector de la edición (correctores, traductores, ilustradores, fotógrafos, etc.); estudiantes de profesionales relacionadas al sector de las publicaciones, como también a aquellos que empiezan a asomarse a este mundo. Y también para cualquier persona interesada en saber cómo se hace un libro.

Publicar con calidad editorial ha sido todo un éxito en ventas en Amazon, ¿a qué crees que se debe su éxito?

Bueno, lo del éxito es relativo. Siempre digo que hay que definir en qué consiste el éxito para cada uno y, además, no confundirlo con la fama.
Para mí es un éxito haber cubierto todos los costes de la edición del libro (edición, corrección, impresión y conversión digital) con la preventa de la edición especial. Los lectores y suscriptores del blog, seguidores y amigos respondieron maravillosamente bien y les estoy muy agradecida por ello. Cubrir la inversión y tener los números saneados al momento de publicar el libro se lo debo a ellos.
A día de hoy el éxito del libro para mí reside en que Publicar con calidad editorial se siga vendiendo, por goteo (unos días más, otros menos, algún día ninguno), y que los lectores dejen comentarios positivos expresando lo útil que les resulta.

¿De dónde surgió la idea de escribir Publicar con calidad editorial?

De la falta de obras prácticas sobre edición científica y técnica. No hay libros sobre cómo hacer ediciones complejas; la mayoría de libros son sobre edición literaria, contratación de autores, selección de obras, etc. Pero, ¿dónde documentarse cuando se necesita editar un libro que tiene fotografías, dibujos, cuadros, gráficos, etc.? ¿Qué bibliografía consultar cuando se quiere hacer llevar a cabo una edición —entendida en sentido amplio— de obras como enciclopedias, manuales, libros prácticos, etc.? ¿Cómo organizar y gestionar obras colectivas que, además, son obras que se realizan encargo? Prácticamente no hay libros sobre estos temas.
Además, lo anterior se vio reforzado por las consultas que recibo: mucha gente que quiere hacer libro y no sabe cuáles son los procesos, por dónde empezar, qué profesionales contratar y cómo reconocer a quién contratar.


Y ahora hablemos de tu perfil como lectora:

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Sí, a la lectura; no necesariamente de libros. Hay muchos contenidos interesantes en blogs, revistas y otro tipo de documentos.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?
La no ficción (muchos libros de consulta) y de narrativa me inclino por las novelas de aventuras, la novela negra y la literatura de consumo.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?
Los dos: si el contenido del libro es mayoritariamente texto prefiero siempre el formato digital; si el texto es reducido y preponderan otros elementos gráficos mucho mejor en papel.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
No tengo autor favorito. Lo siento.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?
Sí, los títulos de Elige tu propia aventura. Con mis amigos armamos una especie de club para poder leer toda la colección, ya que no podíamos comprarlos todos los libros. Entonces, nos poníamos de acuerdo qué títulos comprar cada uno y luego nos los prestábamos para poder leerlos a todos. Esos ejemplares aún están en la casa de mis padres, en el pueblo donde nací.

¿Qué estás leyendo ahora?
Un número de Texturas (tengo muchas lecturas atrasadas de artículos interesantes) y en gateras esperan Falcó y Eva, de Pérez-Reverte.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
¿Una sola? Justo el libro que me viene a la cabeza, que releo de vez en cuando y hace mucho tiempo que lo tengo, no es una novela sino una antología de cuentos: Maridos, de Ángeles Mastretta. Me gustan las novelas de Matilde Asensi, Julia Navarro, Arturo Pérez-Reverte y las de Joaquín Barbero, y las novelas que tienen como protagonista al cabo Holmes, de Carlos Laredo.


¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Sí, me gusta la jardinería y la huerta, y me encanta reparar cosas, reciclarlas; soy bastante manitas y eso me ayuda a desconectar del mundo tecnológico. Últimamente, ver series se va convirtiendo también en una afición.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Como siempre, estoy trabajando con algunos libros de autores y otros de editoriales. Sí tengo un nuevo proyecto —esto es primicia—: en un par de meses lanzo una tienda online con productos digitales y algunos servicios relacionados con la edición y publicación de libros. Y hasta ahí puedo contar. Soy de las que prefiere hablar cuando ya está casi todo listo, y aún no es el caso.

¿Cuáles son tus propósitos literarios para el próximo 2018?
No tengo, nunca me los planteo.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
Que tengan paciencia, que no se desesperen por publicar, que se fijen bien con quién lo hacen y cómo, en qué condiciones. Que si quieren ser escritores y lo abordan como una profesión esta es una carrera de fondo y tendrán que hacer tropecientas cosas más además de escribir; que deben ser conscientes de que no han escrito la mejor obra del mundo y se va a vender porque sí; que recuerden que siempre tienen la sartén por el mango, porque son los que poseen los derechos de sus obras y ellos deciden si quieren cederlos, cuáles y a quién; y que soñar siempre es mejor hacerlo despierto.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
Que se suscriban al blog así les puedo avisar cuando la tienda esté operativa. 😊

Muchas gracias, Mariana, y mucha suerte con Publicar con calidad editorial y el resto de tus proyectos presentes y futuros.


viernes, 19 de enero de 2018

jueves, 18 de enero de 2018

SORTEO DE 'HISTORIA DE UNA ENFERMERA' DE LOLA MONTALVO (@EdicionesB @Megustaleer @Lolamont )


¡Hola a todos!


Ayer mismo publiqué la entrevista de Lola Montalvo y hoy os traigo el sorteo un ejemplar su novela Historia de una enferemera gracias a la colaboración de la autora y de Ediciones B.
Si quieres participar en el sorteo, sólo has de dejar un comentario en esta entrada y rellenar el cuestionario de Rafflecopter que encontrarás abajo.
Este sorteo estará activo desde hoy hasta el próximo 11 de febrero de 2018 y el fallo del sorteo lo publicaré el 18 de febrero como máximo.
¿Te animas a participar?

¡Suerte a todos!

miércoles, 17 de enero de 2018

ENTREVISTA A LOLA MONTALVO AUTORA DE HISTORIA DE UNA ENFERMERA ( @lolamont @Megustaleer )

¡Hola a todos!
Hoy comparto con vosotros la entrevista que realicé hace poco a la encantadora Lola Montalvo, en la que conversamos sobre su perfil como escritora, como lectora y sobre su novela: Historia de una enfermera.
Os dejo con la entrevista:

Hola, Lola, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.

¿Quién es Lola Montalvo?
Ante todo, muchas gracias por esta entrevista.
Soy madrileña, nací en Vallecas.  Desde hace 18 años tengo mi vida y mi familia en Sevilla. Tengo 50 años y soy enfermera desde hace más de 28 años y esa es mi profesión hoy. Estudié Enfermería pero también soy Auxiliar de enfermería, técnico de Laboratorio, licenciada en Geografía e Historia, DEA en Historia Antigua, Experta en Criminología, Máster en CC Forenses y Derecho Sanitario, Máster en Antropología Forense, Experta en Nutrición para Enfermos Renales y en la actualidad estudio Máster en Dietética y Nutrición.
Soy bloguera desde el 2009 y desde hace unos 15 años, escritora

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?
Hace relativamente muy poco: hace unos 15 años empecé a escribir y hasta hoy. Me encanta y no me concibo sin escribir y contar historias.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Nunca, ni de pequeña, había escrito nada, ni un diario. Nada. Ya había pasado de los 35 años cuando empecé a escribir… y empecé a lo grande: por mi primera novela. Pero me agobié y lo dejé; entonces me lancé a escribir relatos cortos. Tras algunos premios modestos retomé la novela y la finalicé. A partir de ahí, ya no he podido parar y ya tengo varias novelas, dos de ellas publicadas.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?
En absoluto. Soy enfermera y, tras un tiempo como auxiliar de clínica, siempre he trabajado como enfermera. Mi faceta como escritora y mi profesión son totalmente diferentes en mi vida.

¿Cómo te formaste como escritora?
Leyendo, leyendo, leyendo. Soy lectora de libros adultos desde los 11 años… a veces en un mes me podía leer cinco o seis libros. No he realizado ningún curso de redacción o narrativa, me lancé a escribir a las bravas y sin paracaídas.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?
Varias: en mi mente tengo que tener estructurada toda la historia que voy a contar de principio a fin. No me pongo a escribir hasta que  tengo toda la trama atada y bien atada. No hago croquis ni esquemas de la historia, lo tengo todo en la cabeza. Y me documento hasta el mínimo detalle cuando no domino el tema…

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?
No, me concentro muy bien en cualquier medio y puedo escribir en cualquier pc. Pero el sitio más habitual es en mi mesa, en mi estudio, en mi casa.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Como he indicado antes, la historia debe tener el cuerpo completo antes de ponerme a ello, pero los detalles los voy puliendo o cambiando según voy avanzando en la misma. Me encanta que los personajes tomen la iniciativa y me sorprendan incluso aunque me desbaraten todo... aunque nunca han logrado desbaratarme el final. También me documento muchísimo, algo que me resulta siempre fascinante.

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?
No soporto escribir a mano durante mucho rato por lo que siempre digo que si no existieran ordenadores creo que no sería escritora o tardaría mil años en terminar una obra.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?
Me levanto a las 6 y media y voy a trabajar, siempre tengo turno de mañana y eso me facilita el organizarme. Después de comer hago Pilates u otro tipo de ejercicio cinco días a la semana y por las tardes escribo y estudio… Los fines de semana suelo tener más tiempo… hay días que mis obligaciones de casa y familiares no me permiten escribir o estudiar. Eso es lo que tiene no dedicarse solo a la escritura.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?
No puedo vivir sin leer; suelo compaginar dos o tres libros al mismo tiempo y por ello tardo en terminarlos. Casi siempre llevo un libro en el bolso y aprovecho horas muertas para leer;  por la noche, últimamente paso de la TV y leo… no me entiendo sin leer. Me gustaría tener mucho más tiempo y leer al ritmo que lo hacía cuando era pequeña.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?
La verdad es que no me gusta todo, pero me gustan varios géneros: policíaco-thriller, historia, divulgación y ensayos, cómic, terror y fantasía, ficción contemporánea…

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?
Soy más de papel, pero leo en formato digital cuando el formato libro no lo tengo a mano; eso sí, sin duda soy fiel al papel.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
La verdad es que no tengo autor o autora favoritos… tengo autores que me gustan pero no estoy pendiente de su próximo libro. Me gusta Stephen King, Jo Nesbo, Paul Auster, Mary Beard… y muchos más en narrativa extranjera. Hispanos: Almudena Grandes, Rosa Montero, Antonio Gala, Lorenzo Silva, Ana María Matute, Víctor del Árbol… y de pequeña leía a Gloria Fuertes.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?
Pues recuerdo varios que me marcaron en mis gustos futuros: «Insólito esplendor» de S. King  y «Yo Claudio» de Robert Graves. Los leí con 11 años y me inocularon el venenillo de la literatura.

¿Qué estás leyendo ahora?
Estoy leyendo «El afgano» de Frederick Forsyth, «Katoucha», en formato digital, de Pedro Avilés y el último cómic de Astérix, «Astérix en Italia»

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
Una solo me sería imposible… las que he indicado están bien y cientos, miles más.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?
Almudena Grandes y Rosa Montero me gustan mucho cómo escriben. Paul Auster, me encanta… Umberto Eco, S. King… todos los autores que leo me aportan algo, me enseñan. Escritores antiguos la verdad es que casi no puedo decir que me influya o haya influido ninguno. Quizá la capacidad de narrar de Clarín en «la Regenta» o la magia de crear misterio de Bécquer en «Las Leyendas»

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?
Toda mi vida y mis experiencias me marcan en mi forma de contar o eso es lo que creo. Suelo denunciar en mis historias el machismo, el acoso sexual, la violencia machista, la violencia hacia los niños…

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Sí, me gusta dibujar, el baile y el ejercicio físico, estudiar me apasiona, la música, el cine, el teatro, el bricolaje, la cocina; en estos últimos meses me encanta hacer pan; salir por ahí con mi familia y mis amigos, las excursiones culturales…


Hablemos ahora sobre tu novela, Historia de una enfermera:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?
Antes de empezar a escribir, siempre me había fastidiado el tratamiento en películas y series de TV que se hacía de las enfermeras y de nuestra profesión en general. Poco antes de nacer mi hija tuve… sufrí una crisis vocacional brutal que me hizo creer que ya no quería trabajar como enfermera nunca más. Un día empecé a escribir esta historia… necesitaba recordarme haciendo lo que más me gusta, mi trabajo, mi pasión. Así nació esta novela que además escribí con la idea de tumbar los estereotipos ridículos, machistas y falsos del papel de las enfermeras mostrados en películas y series.

¿Cómo te organizaste para escribirla?
No recuerdo que me organizara de ninguna forma concreta… escribía porque necesitaba hacerlo y siempre que podía. Me recuerdo escribiendo como a impulsos. Durante unos días no podía parar y luego me veía taponada por el vértigo de creerme incapaz de escribir, casi avergonzada por osar afrontar algo tan grande. Me recuerdo sufriendo ante la necesidad de mostrar lo que de verdad llevaba dentro, ser fiel a lo que sentía… y sentirme incapaz de plasmarlo me hacía sufrir.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?
Aunque la novela es una ficción y sus personajes son inventados en su totalidad, es cierto que sus historias, la de Marian, la de Marina y la de todas las personas que cobran un protagonismo efímero en cada uno de los pequeños relatos que les dedico están inspiradas en personas reales. Muchas de las cosas que le suceden a Marian, me sucedieron a mí. Y la planta de hospital o el trabajo que hace Marian en Primaria es una versión literaria de lo que yo viví.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Historia de una enfermera?
Lo más complicado de esta novela fue considerarme capaz de escribirla. Para ser la primera que me propuse como escritora me puse el listón demasiado alto, me embarqué en una aventura que llegó a ser excesivamente grande para mí. Tenía demasiadas cosas dentro que deseaba volcar y creo que hubo un millón de veces en las que estuve a punto de abandonar para siempre. Fue complicado pero conseguí, al fin, dibujar un cuadro que reflejaba a la perfección el amor que tengo por mi trabajo y mi profesión. Terminarla fue un enorme placer y una satisfacción.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?
En absoluto. Un día me senté frente al ordenador y empecé a escribir. Tardé muchos años en terminarla porque sabía lo que quería contar pero no tenía la historia cerrada. Mis personajes tenían vida propia y yo no tenía herramientas para dejarme llevar por ellos. Fue difícil para mí, la verdad.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
Fue una sensación espectacular empezar a escribir y descubrir que los dedos vuelan solos por el teclado, que no ves nada más que los personajes en tu cabeza. Fue mágico…

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?
Empecé a escribir antes de nacer mi hija, justo al terminar un contrato en Atención Primaria que me había dejado rota, destrozada como profesional… Terminé cinco años y pico después.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?
Mi novela, Historia de una enfermera va dirigido a todo lector que dese leerla. Es un esbozo de la realidad de las enfermeras  y enfermeros españoles, se muestra cómo es el trabajo en un servicio de hospital cualquiera, cómo es el devenir cotidiano al otro lado del control de enfermería de cualquier planta, una zona de trabajo que la mayoría de las personas no conocen ni visitan. Y lo hago utilizando a mi alter ego, Marian y con Marina que nos cuentan sus vivencias y sensaciones, con una forma de explicarse sencilla, ingeniosa, espontánea. En este libro los lectores encontraran personas reales, profesionales de la salud y enfermos unidos en un medio sanitario, pero también hay de fondo una historia de amor, un misterio por resolver, una trama que aclarar. Estoy segura de que le puede gustar a todo lector o lectora que se anime a sumergirse en sus páginas.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Terminé mi última novela en noviembre del año pasado y la tengo en un certamen literario que se fallará en breve. Ahora estoy sumergida en cuerpo y alma en mis estudios de máster y no puedo compaginarlo con una nueva novela. Pero tengo dos historias completas en mi cabeza que están esperando que mi vida se relaje un poco para tomar cuerpo y forma. También espero que alguna editorial se fije en otra novela que tengo sin publicar, «A través del pasado», policíaca.

¿Cuáles son tus propósitos literarios para el 2018?
Bueno ahora me encuentro en plena promoción de Historia de una enfermera, con varias presentaciones programadas en Sevilla, Albacete y Castilleja de la Cuesta. Me gustaría que fueran más, hacer alguna en Madrid, mi ciudad natal…, en mi barrio, Vallecas, y en toda población en la que deseen conocer mi novela. No miro más allá por ahora, me gusta vivir el presente.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
La verdad es que no soy muy dada a dar consejos. Que un escritor o escritora novel consiga ver publicadas sus obras sin tener relaciones o conocidos en el mundo editorial es realmente complicado, pero no imposible; es siempre fruto de un trabajo de fondo brutal, mimando y revisando los textos hasta la extenuación, con grandes decepciones y fracasos, con ilusiones apagadas a golpe de cartas y más cartas de rechazo. Conseguir que se fijen en ti y te publiquen es gracias a una labor dura y constante. Este ha sido mi caso.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
Escribo siempre las novelas que a mí me gusta leer y con las que disfruto; siempre tengo la esperanza de que este cariño le llegue a los lectores. Escribo disfrutando de esas historias y metiéndome en la piel de esos personajes, vivo con ellos, río y lloro con ellos. Por eso me gusta mucho que quienes me leen me comenten sus impresiones sobre mis novelas, por supuesto lo que les ha gustado, pero también lo que no les ha gustado tanto, qué echan en falta, qué les sobra… Una historia deja de pertenecerme cuando la escribo y toma vida cuando alguien la lee. Me encanta la magia que supone que esos personajes y sus historias cobren vida en la imaginación de otras personas y que me expliquen sus sensaciones. Es fantástico.

Muchas gracias, Lola, y mucha suerte con Historia de una enfermera y el resto de tus proyectos presentes y futuros.
Muchas gracias a ti por esta entrevista, con preguntas tan ingeniosas que me han hecho sonreír al recordar mis inicios y me permiten contar tanto de mis novelas. Un abrazo y hasta pronto.

-->

Related Posts with Thumbnails