martes, 26 de marzo de 2013

CARMEN POSADAS, EL TESTIGO INVISIBLE


¡¡Hola!!


¿Qué tal estáis? Hoy os traigo otra reseña que he hecho gracias al blog Momentos de Silencio Compartido, y el Equipo de Redactores. Se trata de un libro al que le tenía unas ganas tremendas, y en cuanto me llegó me puse con él. El libro que hoy reseño es El testigo invisible de Carmen Posadas.


DATOS TÉCNICOS
Título: El testigo invisible
Autor: Carmen Posadas
Editorial Planeta
464 páginas



SINOPSIS
Leonid Sednev, deshollinador imperial y más tarde pinche de cocina, tenía quince años la noche del 17 de julio de 1918, cuando un grupo de militares de la Revolución bolchevique asesinó brutalmente a la familia imperial rusa. Leonid fue el único superviviente y testigo invisible de la tragedia. 

Mucho tiempo después, un Leonid ya anciano decide recomponer sus recuerdos y comienza este relato, desde los ojos del sirviente de la familia imperial, con el que recrea los últimos años del Imperio ruso y el cambio de régimen. Carmen Posadas nos sumerge, con su habitual maestría, en el fascinante mundo de la familia imperial rusa: luces y sombras de palacio, en un desfile de princesas y deshollinadores, zares y bolcheviques, lujo y miseria.

AUTORA

Carmen Posadas (Montevideo, 1953). Reside en Madrid desde 1965, aunque pasó largas temporadas en Moscú, Buenos Aires y Londres, ciudades en las que su padre desempeñó cargos diplomáticos. Comenzó escribiendo para niños y en 1984 ganó el Premio Ministerio de Cultura. Es autora, además, de ensayos, guiones de cine y televisión, relatos y varias novelas, entre las que destaca Pequeñas infamias, galardonada con el Premio Planeta de 1998. Sus libros han sido traducidos a veintitrés idiomas y se publican en más de cuarenta países. La acogida internacional, de lectores y de prensa especializada, ha sido inmejorable. Pequeñas infamias recibió excelentes críticas en The New York Times y en The Washington Post. En el año 2002 la revista Newsweek saludaba a Carmen Posadas como «una de las autoras latinoamericanas más destacadas de su generación». Su última novela, Invitación a un asesinato continúa la línea de éxito entre los lectores.

Carmen Posadas también ha sido galardonada con el premio Apel·les Mestres de literatura infantil y el Premio de Cultura que otorga la Comunidad de Madrid.



OPINIÓN PERSONAL

El testigo invisible es una novela que me ha llenado por completo. Como bien sabéis los que me seguís habitualmente, uno de mis géneros preferidos es la novela histórica. Desde pequeña me ha encantado la historia, y creo que a través de las novelas uno puede llegar a conocer determinados acontecimientos históricos o épocas que a través de tratados nunca conocería...más que nada porque con algunos de esos libros más orientados a la pedagogía uno acaba por aburrirse (hay algunas excepciones a pesar de todo). 

Pues bien, desde mi punto de vista esta novela que os reseño hoy, es una novela histórica de las buenas, super completa y muy histórica.

Recalco lo de histórica en cuanto que a lo largo de la misma se nos irán relatando los últimos años de Nicolas II y su familia, y esos datos son abundantes. La novela es como unas memorias contadas por Leonid, el único superviviente de la cruel matanza de los Romanov, y por ello, se nos van relatando acontecimientos relacionados con la familia, su forma de ser, cómo los echaron de palacio, como se vivió en Rusia la Primera Guerra Mundial, y un largo etc. Desde mi punto de vista, y teniendo en cuenta el interés que tenía por documentarme más sobre los acontecimientos de aquellos años, es evidente que me ha encantado ese corte histórico patente en la novela, pero creo que no sería una novela que fácilmente podría llegar a todos los públicos en cuanto que más que una novela, es una narración de hechos (mezclada con diálogos y novelada), y es un aspecto que no gustaría a todo el mundo.

Espero que me hayáis entendido, y sobre todo que me haya explicado bien en el párrafo anterior, porque no quiero que haya lugar a confusiones acerca de lo que uno podrá encontrarse si se adentra en las páginas de esta obra. Ese aspecto es lo que más me ha gustado de la misma y con lo que yo esperaba encontrarme, pero aquellos que quieran una versión más novelada de aquellos años en Rusia puede que no acaben del todo satisfechos con este libro.

Respecto al argumento poco más os puedo contar, a no ser que entre en detalles que la autora nos narra en la novela de la familia Romanov, y que yo personalmente no conocía, y me han parecido más que interesantes. Podría hacer un listado de dichas anécdotas y sucesos que más me llamaron la atención...pero creo que sería ideal que os adentraseis en la novela porque no tiene desperdicio.

Por otra parte, es importante destacar que a pesar de que, como he dicho anteriormente, se trate de una novela muy histórica, no se hace en ningún momento pesada (a mí no se me ha hecho pesada), en cuanto que lo que se relataba en la misma me interesaba mucho, eso por una parte; y por otra, Carmen Posadas combina diálogos (estos inventados) y narración de los hechos (estoy segura que la labor de documentación fue tremenda), todo con una prosa ágil y amena, y mezclándolo a su vez con anécdotas que enriquecen la narración, y hacen que uno cada vez se interese más por saber el porqué de ese cruel final.

Hace poco leí una reseña en la que se decía que Carmen Posadas no había sabido jugar bien con la tensión del lector. Me explico. Cuando inicia la narración, Leoniv nos cuenta primero cómo asesinaron a la familia imperial. Según la autora de la reseña, ese aspecto le quitaba intriga a la novela. Yo no puedo estar de acuerdo con dicha afirmación, ya que creo que lo importante de la novela no es el asesinato, sino el dar a conocer a la familia y los hechos de esos últimos años. Eso es lo interesante, y no la muerte de ellos, que trágicamente sucedió…pero quizá es lo que muchos sepan de los Romanov, y no lo otro que nos cuenta la autora en el libro.

No sé si hasta ahora he transmitido lo mucho que me ha gustado la novela, la cantidad de sentimientos que me produjo (acabé llorando como una magdalena máxime cuando todo lo contado ocurrió), lo cerca que me sentí de la familia imperial y demás personajes....de verdad, creo que es imposible que os transmita todo lo que sentí...pero os puedo asegurar que ha sido una de mis mejores lecturas de los últimos años, me encantó.

Antes de terminar quería comentaros un poco la estructura de la novela, ya que como podéis ver en la sinopsis se dice que es Leoniv, el único superviviente el que nos habla de aquellos años, y lo hace cuando está ya muy mayor. Pues bien, Leoniv, con 80 años, es cuando nos habla de aquellos años en que trabajo para la familia imperial, y por tanto acorde con ello, la autora decidió dividir la novela en capítulos y estos a su vez se dividen en las propias memorias de Leoniv, y otras se traslada la acción a Montevideo que es donde en la actualidad escribe las memorias.

Quizá esos saltos al presente son los que menos me han gustado de la novela, porque cortan un poco la acción de lo que transcurre en la Rusia imperial, y en ocasiones parecen dichas intervenciones del presente un poco forzadas. Ese podría ser el pero que le pondría a la novela que por lo demás me ha parecido más que redonda.

En conclusión, creo que El testigo invisible ha sido una novela que me ha llegado, me ha gustado mucho, y me ha hecho aprender más sobre una época en la que estaba interesada. ¿Qué más se le puede pedir? Me ha gustado mucho, y espero que los que os acerquéis a la misma os pase igual.

¡¡Muchos besos y hasta pronto!!

*Gracias a la Editorial Planeta y a Nora Bosco y Lectora de tot por el ejemplar.


2 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de hacerme con este libro, y después de leer esta reseña más!!!!jejeje
    Saludosss

    ResponderEliminar
  2. Desde luego la época tiene su interés ya que no esta muy trillada

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails