jueves, 14 de marzo de 2013

JAVIER SIERRA, EL MAESTRO DEL PRADO





Ficha técnica:
Título: El maestro del Prado y las pinturas proféticas      
Autor: Javier Sierra 
Editorial: Planeta
Género: narrativa  
Páginas: 328
Publicación: 05/02/2013      
ISBN: 978-84-08-03069-0
PRECIO: 20 euros

Sinopsis (editorial):
  Al más puro estilo de los relatos de enigmas de Javier Sierra. El maestro del Prado presenta un apasionante recorrido por las historias más desconocidas y secretas de una de las pinacotecas más importantes del mundo, el Museo del Prado. Una historia fascinante de cómo un aprendiz de escritor aprendió a mirar cuadros y a entender unos mensajes ocultos que difieren de la ortodoxia de la Iglesia católica, una institución que en el Renacimiento era visto más como opresores que como espiritual.
   Una nueva obra que entusiasmará a los miles de seguidores de Javier Sierra.

Mi opinión:
   No había leído ninguno de los libros de Javier Sierra hasta ahora. Y no es por falta de oportunidades. Mi chico es un gran aficionado a sus obras, sus programas y sus asuntos (los suyos y los de otros periodistas como él), así que sus libros siempre andan rodando por casa. Pero la dimensión misteriosa de la vida... no va conmigo. No es que no me interese, es que (confesión) me da miedo. Mucho miedo. Pero como en su nueva obra hablaba del Museo del Prado y de arte... pues decidí darle una oportunidad. Y la verdad, no me he equivocado.
     No voy a decir que abrir El maestro del Prado (y las pinturas proféticas, no olvidemos, porque al fin y al cabo ése es el tema de la obra) sea como entrar el museo madrileño, porque visitar la pinacoteca de las pinacotecas es una experiencia sin parangón... pero sí es verdad que la edición está muy muy muy cuidada e incluye reproducciones de los cuadros de los que se habla, con lo que no sólo facilita la lectura de la obra de Sierra, sino que te hace palparla, sentirla. Vivirla. El libro es tan bonito que hasta a mi hija de cinco años le llamó la atención que tuviera "tantos dibujos" y me pasé una tarde entera enseñándole los cuadros, explicándole lo que contaban, quiénes los habían pintado... Y luego, claro está, estuvimos jugando un rato a ser pintoras.
      Javier Sierra cuenta en esta obra (que no es novela pero tampoco sé muy bien qué es) una experiencia personal: la que vivió cuando eran un jovencito estudiante de periodismo, ya interesado en temas históricos y misteriosos, y pasaba mucho tiempo visitando las salas del museo del Prado. Allí fue abordado por un hombre que le abrió los ojos a la dimensión más desconocida de cuadros tan famosos como El jardín de las delicias de El Bosco. Luis Fovel enseña a Sierra a mirar con otros ojos las obras de arte, le muestra que, en la época en la que fueron pintados, eran como los cómics actuales: una representación gráfica que cuenta una historia; le demuestra que incluyen una serie de símbolos que hoy quizá hemos olvidado pero que, en su tiempo, eran como las señales de tráfico para nosotros: claras, totalmente comprensibles y que nos ayudan a movernos por el mundo. Pero va más allá y le convence de la importancia del contexto, de la vida y de las ideologías y creencias de los autores, no sólo para entender algunas de las representaciones, sino para descubrir sus claves ocultas, sus mensajes cifrados, sus objetivos últimos, su misión final. 
      De la mano de Fovel y a través de los ojos de Javier Sierra, sus preguntas y los pasos que va dando, el lector recorre el mismo camino que el joven periodista y descubre que hay que mirar más allá de nuestras narices, observar lo que nos rodea con detenimiento, abrir la mente y aprender a relacionar unos acontecimientos con otros. Y a preguntar. Y aceptar las respuestas.
     Sierra combina las clases magistrales de Fovel, esas maravillosas explicaciones sobre los cuadros y los artistas, con apuntes históricos relacionados con ellos y, además, con dos subtramas que añaden un punto novelesco al argumento: una historia pseudorromántica que (personalmente) me sobra y un asunto misterioso, un enigma por resolver, que le da un punto de intriga a la obra.
      Y todo ello narrado con una prosa ágil, con unos diálogos capaces de transmitir mucho saber, que inciden en la pertinencia de ciertas preguntas y en la necesidad de aprender a preguntar, de aprender a ver la realidad desde diferentes puntos de vista, captando matices distintos y verdades ocultas. Una prosa sin florituras, en las que el contenido pesa más que la forma. Y es que hay mucho contenido, mucho que contar en esta obra que propone un viaje hacia el conocimiento y el misterio, hacia la investigación y hacia la luz, hacia los ojos que miran entrecerrados o lo que permanecen bien abiertos en busca del más pequeño detalle. Una obra para aprender y cambiar los puntos de vista sobre muchas cosas.


   Lidia Casado
     
  Agradezco a Planeta el envío de este ejemplar.

10 comentarios:

  1. Un libro para los que quieran saber más sobre pinturas y sus misterios.

    ResponderEliminar
  2. Hace años lei uno (no recuerdo cual, mira como vamos) de este autor, y la verdad es que no me gusto mucho. Como le habia encasillado en esa imagen, nunca volvi a coger nada suyo, pero es evidente que este libro no esta nada mal y podria llegar a gustarme asi que le tacho de mi lista negra :) Besos

    ResponderEliminar
  3. No pinta mal, pero no me llama de momento....estoy sin leer nada del autor

    ResponderEliminar
  4. Pues tengo ganas de leerlo. He oído y leído muy buenas críticas, incluida la tuya, y entre todos habéis picado mi curiosidad y ya está en mi lector, a la espera.

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría leerlo y también obsequiarlo a amigos que sé lo disfrutarían mucho, gracias por hablarnos de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo me lo apunto, creo que me puede gustar
    besos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta Javier Sierra, he leído algún libro de él que me ha gustado y es que al igual que tu chico soy fan de todo lo sobrenatural, paranormal o como se quiera llamar. También paso miedo con estos temas pero me encantan, es un poco contradictorio pero es así. Además me encanta el museo del Prado y sus cuadros. Me lo apunto.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me lo envió la editorial y lo leeré en breve así que paso de puntillas. Besos.

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada del autor y le tengo muchas ganas, la verdad =)
    Seguramente empiece por este!

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Quizás me anime con el aunque con este autor tengo sobras y luces con sus lecturas

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails