jueves, 28 de febrero de 2013

FRANCISCO AZEVEDO, ARROZ DE PALMA







DATOS TÉCNICOS:

Autor: Francisco Azevedo.
Título: Arroz de Palma.
Editorial: Espasa
ISBN: 978-84-670-0781-7
Páginas: 364
Precio: 19.90 €






Sinópsis proporcionada por la editorial:

Había una vez un arroz que fue plantado en la tierracaído del cielo y recogido de entre las piedras, un arroz que no se pasaba nunca que llegó de lejos de la mano de tres jóvenes llenos de ilusiones y sueños…Arroz de Palmaes la historia de una familia, la de José Custódio y Maria Romana, emigrantes en Brasil a principios del siglo XX. Durante la preparación de la fiesta para celebrar el centenario de la boda de José y Maria, su hijo mayor, Antonio, ya un abuelo, repasa las vidas de sus padres, de su tía, de sus hermanos, de sus hijos y nietos y, por supuesto, la suya.
Antonio sabe que la familia es un plato de compleja elaboración y que la felicidad se cocina día a día. Pero ellos tienen un ingrediente secreto: el arroz de la tía Palma, cuya magia se extiende más allá del fuego y del tiempo.
La saga familiar que ha triunfado en Brasil llega a España para cautivar a miles de lectores.


RESEÑA

Lo primero que llama la atención de la novela 'Arroz de Palma' una vez nos adentramos entre sus páginas es el peculiar estilo narrativo del autor. Es informal y sencillo, pero al mismo tiempo le permite contar sus historias a un nivel más profundo del que parece, sin que el lector se dé cuenta de ello a primera instancia.

Esta manera de narrar los hechos acerca al protagonista, Antonio, al lector de una manera íntima. Como es además el narrador, esto favorece a que uno se meta en seguida en la historia que cuenta, aunque en muchas ocasiones se vaya por las ramas desviándose del discurrir de la trama principal. No puedo afirmar que este estilo me convenza al cien por cien, pero al menos, es algo diferente, denota personalidad. Creo que o bien el lector conecta con este narrador en seguida, o no lo hace verdaderamente nunca.

'Arroz de Palma' es una novela fácil de leer: la letra es grande y el estilo sencillo allana el terreno. El lector conoce los hechos narrados de manera indirecta y un tanto desordenada: a través de los ojos de Antonio. Su perspectiva es un tanto peculiar, y para nada objetiva. Es como si tuviésemos un cristal delante de los ojos que transformara nuestra visión.

A medida que avanzaba en la lectura de 'Arroz de Palma' comencé a darme cuenta de que el ritmo de la narración me parecía lento, y esta sensación perduró hasta el final de la novela. 
Tampoco me gustó que la mayoría de los personajes estuviesen tratados de un modo tan superficial. No profundiza en su psique todo lo que me hubiera gustado: sólo se salva Antonio, obviamente, y Palma, su tía. 

Precisamente es el personaje de Palma el que hace que la novela merezca la pena. Ella es la figura central de la obra, el hilo que une todo el universo creado por el autor. Palma pone ese toque de magia que supone un soplo de aire fresco en la narración. 
Se me ocurre que si 'Arroz de Palma' hubiese estado protagonizada por ella misma, y la historia estuviera contada bajo su punto de vista, mis impresiones de la novela hubieran sido radicalmente distintas. Creo que habría sido una lectura mucho más interesante.

Muchos lectores afirman que existe realismo mágico en esta novela, y que es uno de sus puntos fuertes. En mi opinión, apenas hay cuatro trazos de este elemento literario, realizados de manera un tanto tosca, como si lo hubiese urdido un principiante, o un experimentador poco ducho en la materia. No tiene nada que ver con el que puede apreciarse en novelas como las de Gabriel García Márquez, o incluso Isabel Allende y Laura Esquivel. No es que el de Francisco Azevedo esté mal hecho, sino que es diferente, minimalista: se encuentra a un nivel al que no estoy acostumbrada. Es cierto: es un elemento clave en la novela, pero podría haberle sacado mayor partido si lo hubiese exprimido al máximo.

Precisamente, el término minimalista podría aplicarse a toda la novela, pues en mi opinión el desarrollo de la trama se queda un tanto corto. Parece que Francisco Azavedo ha preferido centrar su atención y su talento en las reflexiones de su protagonista, Antonio, y en las valiosas conclusiones que va sacando sobre la vida a su paso por ella. 

Estas charlas sobre la vida me gustaron, pero hubiera preferido que se hubiese ceñido a la historia más a menudo. Verdaderamente, la narración está provista de un halo poético que casa a la perfección con estos trazos de realismo mágico que salpican el texto aquí y allá. He conectado con el personaje de Antonio, pero sólo a ratos.

Francisco Azevedo sabe estar a la altura de las circunstancias cuando los momentos cumbres sacuden la novela. Sin embargo, en otros momentos menos, digamos, 'ceremoniosos', no baja la guardia y esa rimbombancia que a veces sobresale me chirría. Está de más.

El final me ha gustado, sin más. La vida de los descendientes no es ni de lejos tan interesante como la de los personajes que inician la novela. Cuando la narración se centra en ellos, en mi opinión 'Arroz de Palma' se escinde en dos y comienza otra novela; parecida, pero no igual.

Conclusión

'Arroz de Palma' es una novela de sentimientos: el más importante, el amor, pero también están presentes el afecto, la amistad, la envidia, el rencor, el respeto, la admiración, la enemistad... en detrimento de la acción, las sensaciones que invaden en todo momento a los personajes priman sobre todo lo demás. 

'Arroz de Palma' se compone de algo más de trescientas cincuenta páginas que se me han hecho un poco largas. No hablo de decepción porque mentiría, pero lo cierto es que esperaba otra cosa totalmente diferente. Lo recomendaría a todo aquel que disfrute leyendo sagas familiares pero busque un toque diferente, un tanto atípico.

*Gracias a la editorial Espasa por haberme cedido el ejemplar.

Reseña de Azalea Real, blog LaPágina17

3 comentarios:

  1. Yo lo empecé el fin de semana pensando que como era cortito lo acabaria enseguida. Y se me va a hacer algo largo, porque el ritmo es demasiado pausado y el estilo... es especial, sin más. A ver como avanzo en la lectura. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Lo estoy terminando y coincido en muchas cosas contingo. El estilo es muy atípico y aunque la principio se me hizo un poco cuesta arriba al final me acostumbré. Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mí se me hizo pesadísimo, no me hice a esa forma de escribir.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails