miércoles, 17 de abril de 2013

MARÍA DUEÑAS, MISIÓN OLVIDO




SINOPSIS (de la editorial)

Incapaz de recomponer sus propios pedazos, la profesora Blanca Perea acepta a la desesperada lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. Su estabilidad personal acaba de desplomarse, su matrimonio ha saltado por los aires. Confusa y devastada, la huida a la insignificante universidad californiana de Santa Cecilia es su única opción.
El campus que la acoge resulta, sin embargo, mucho más seductor de lo previsto, agitado en esos días por un movimiento cívico contrario a la destrucción de un paraje legendario a fin de construir en él un enorme centro comercial. Y la labor que la absorbe —la catalogación del legado de su viejo compatriota Andrés Fontana, fallecido décadas atrás— dista enormemente de ser tan insustancial como prometía.
A medida que se afana en vertebrar la memoria de aquel hispanista olvidado, junto a ella va ganando cercanía Daniel Carter, un colega americano veterano y atractivo que no ocupa el sitio que debería ocupar. Entre ambos hombres, uno a través de sus testimonios póstumos y otro con su complicidad creciente, Blanca se verá arrastrada hacia un entramado de sentimientos encontrados, intrigas soterradas y puertas sin cerrar.

IMPRESIONES

Antes de leer este libro todavía no había leído El tiempo entre costuras, y para poder tener una visión comparativa entre ambas novelas decidí leerlo. Quería también ver si había alguna evolución en el estilo de la autora, desde su primera novela.

 Me acerqué después con algo de miedo a Misión Olvido por algunas reseñas que había leído nada favorables. Coincido con la mayoría de opiniones acerca de la diferencia abismal entre una obra y otra, pero he de confesar que yo sí he disfrutado con la lectura de esta novela.

 Mientras El tiempo entre costuras es sobre todo una novela de aventuras, en la que suceden muchas cosas constantemente, a un ritmo trepidante, Misión Olvido es una novela intimista. En ella viviremos sobre todo la aventura de los sentimientos, la aventura que es la vida por sí misma, en las relaciones que se establecen con los demás, en las decisiones que tomamos cotidianamente.

Nuestra protagonista, Blanca Perea, es una profesora universitaria que ve como de un día para otro su vida que ella creía segura y estable se desmorona. Su marido la abandona por otra mujer más joven. A todo esto hay que sumar que sus hijos ya han abandonado el nido y que entonces Blanca se queda sola ante estas nuevas circunstancias. Y entonces decide huir, lo más lejos posible, para olvidarse de todo, para poner tierra de por medio.

A través de una antigua amiga conseguirá que le den una beca para ir a California a ordenar el legado documental de un antiguo profesor de la universidad de Santa Cecilia. Pero lo que ella cree que van a ser horas dedicada en cuerpo y alma a esa tarea, no va a ser así. Porque evidentemente tendrá que tratar con otras personas, conocer a otros y relacionarse con ellos. Blanca intentará no sacar a flote sus sentimientos, controlándolos. Pero todos sabemos que eso puede hacerse un tiempo, no siempre.

 Además de la historia de Blanca conoceremos las de Andrés Fontana, el profesor universitario ya fallecido, y la de Daniel Carter, alumno de este. Los episodio dedicados a Daniel Carter en su pasado como joven becado en España sí nos recordará más a El tiempo entre costuras, pues vive alguna que otra aventura mientras se dedica a estudiar a Ramón J. Sender, en los tiempos de la dictadura franquista, toda una osadía siendo Sender un exiliado.

Como buena novela intimista está narrada en primera persona, desde el punto de vista de Blanca, que nos cuenta su vida en las circunstancias duras que le han tocado vivir. Conocemos a través de ella también el ambiente universitario, el de las clases combinadas con la investigación, el de los alumnos con sus protestas, etc.

 El estilo de María Dueñas es impecable, con una prosa perfecta y un léxico amplio, sin dejarse llevar por los tópicos. Si el estilo narrativo de El tiempo entre costuras os gustó, entonces este también os gustará, en eso se parecen más que en el argumento.

Una novela que recomiendo a todos aquellos lectores que disfrutan con las novelas sobre sentimientos y de personajes bien desarrollados.

MI NOTA: 9/10

Gracias a Temas de Hoy por el ejemplar.


Reseña escrita por Emma Bovary del blog Loca por leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails