miércoles, 24 de abril de 2013

JODI PICOULT, LAS NORMAS DE LA CASA



Datos técnicos:

Título: Las normas de la casa
Autor: Jodi Picoult
Editorial: Temas de hoy
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-9998-154-3
Páginas: 702
Precio: 21,50 €


Sinopsis de la editorial: 

Más allá del cociente intelectual de un genio, de su memoria fotográfica, sus citas cinematográficas o sus increíbles conocimientos sobre criminalística, lo que los demás ven en Jacob Hunt es su asperger, un síndrome que le impide interpretar de manera correcta las situaciones sociales. Su madre, Emma, una mujer divorciada en la cuarentena, ha construido la vida de su familia alrededor de las necesidades de su hijo mayor, aun a costa de su carrera y casi ignorando a su otro hijo, Theo. Pero cuando la pequeña ciudad donde viven se ve sacudida por un terrible asesinato y la policía acude a interrogar a Jacob como sospechoso, todos esos comportamientos característicos del asperger —no mirar a los ojos, los tics nerviosos, la carencia de emotividad— se vuelven en su contra como una confesión de culpabilidad, y esa vida cuidadosamente labrada por Emma, y que tanto esfuerzo le ha costado, se viene abajo.

Mi opinión:

Empecé el libro sabiendo que trataba sobre un chico con síndrome de Asperger, quizás una historia de corte costumbrista sobre el pobre chaval y su pobre familia, pero nada más; y quizás es por eso por lo que me sorprendió tanto hallarme de repente en medio de una investigación por homicidio super emocionante que no me dejaba soltar el libro ni un momento.

Jodi Picoult hila una novela en torno a cinco personajes. Jacob es un chico de 18 años con una inteligencia fuera de lo normal, pero con síndrome de Asperger, lo cual le impide relacionarse de manera normal con otras personas y hace que se aletere mucho en determinadas situaciones. Emma, su madre, está divorciada y vive únicamente para cuidar de Jacob, pues necesita atención continua para mantener sus rutinas bajo control. Theo, el hermano pequeño de Jacob, de 15 años, también sufre las consecuencias del Asperger de su hermano; está acostumbrado a que nadie repare en él porque el centro de atención de la casa es Jacob, y realmente le molesta la idea de ser él el que no tenga una vida propia en el futuro, si tiene que cuidar de su hermano.
Un martes cualquiera la vida de esta familia cambia drásticamente: la profesora de interacción social de Jacob, Jess, desaparece, y más tarde su cuerpo es encontrado cerca de su casa con signos de violencia... y con algunas de las pertenencias de Jacob. Y es aquí donde entran en juego los otros dos personajes: Rich, el detective encargado de la investigación, y Oliver, el abogado recién salido de la facultad que contrata Emma y que sin querer se enamora de ella.

La novela es trepidante. Cada capítulo está contado por uno de los personajes y a la par que avanza en la investigación del crimen y en el juicio, también nos cuentan cómo ha sido la vida con un niño como Jacob en casa. El mismo Jacob nos cuenta cómo intenta integrarse en su colegio, infructuosamente siempre porque no sabe interpretar las conversaciones, las expresiones orales y corporales de los demás, etc., y eso que ha avanzado mucho. También nos hace partícipes de su extraño sentido del orden, que hace que la ropa tenga que estar ordenada por colores, o que no pueda retrasarse ni un solo minuto en sus rutinas diarias. Es una vida dura y requiere toda la atención de al menos una persona, en este caso Emma, que confiesa que jamás querría una vida sin Jacob, pero que sabe que ha tenido que renunciar a tener una vida propia.
Lo más impactante, sin embargo, son los sentimientos de Theo, que son muy brutos pero qué os voy a decir, totalmente comprensibles. Theo es un adolescente y nos cuenta las cosas tal y como las siente. Y en los sueños de Theo, él tiene un hermano normal, o no tiene ningún hermano. Theo no tiene amigos en el instituto por ser el "hermano del rarito", y lo peor es que sabe que de adulto va a tener que ocuparse de su hermano, esto es, dejar toda su vida y aspiraciones a un lado y tener como prioridad única a Jacob. Es duro cuando, como él dice, no le han preguntado si eso es lo que quiere. Y es consciente de que a su madre tampoco le han preguntado.

Sobre la muerte de Jess, la novela juega a confundirnos. En realidad es bastante obvio cómo ha muerto, y en este sentido me decepcionó que finalmente fuera lo obvio, pero muchos de los actos y declaraciones de Jacob nos van a confundir, y os comunico que Jacob no puede mentir ante una pregunta directa. En este sentido Oliver tiene un poco más de protagonismo y le da un toque realmente divertido a la novela, teniendo en cuanta que estamos en medio de un juicio por asesinato.

En definitiva, me parece que es una de esas novelas que hay que apuntar y leer. Esos capítulos cortos y protagonizados cada uno por un personaje hacen que te quedes pegado a las páginas; de hecho las últimas 300 me las leí del tirón y me acosté ese día a las tantas porque no podía irme a la cama sin saber cómo terminaba todo esto. Lo describen muy bien en la contraportada como un thriller de sentimientos; os prometo que no os dejará indiferentes.

Gracias a la editorial Temas de hoy por el ejemplar


Reseña escrita por Isi

2 comentarios:

  1. Me gusta lo que he leído. Una novela dura, sin duda, pero que creo que tiene muchos ingredientes para gustar y reflexionar sobre algunos temas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Parece interesante. No suelen gustarme los thrillers, pero si son "de sentimientos" ya me llaman más la atención...
    Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails