jueves, 18 de abril de 2013

KEIGO HIGASHINO, LA SALVACIÓN DE UNA SANTA





FICHA TÉCNICA

Editorial: Ediciones B
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 340
PVP: 19,00 €


KEIGO HIGASHINO

El autor es Keigo Higashino, un nombre que me imagino que os suena a chino, aunque en realidad no es chino sino japonés. Normal que no os suene, porque esto es España. Sin embargo es uno de los escritores (según cuenta la contraportada del libro) favorito de los japoneses, con más de cinco millones de ejemplares vendidos.

La devoción del sospechoso es su novela más famosa y la primera que publica en España, ganadora del Premio Naoki en 1906. Aunque no es la única que ha escrito pues ya tiene trece novelas negras en su haber (o como novela negra la describen aunque yo no esté de acuerdo). Novelas que han inspirado varias películas y series de televisión.


ARGUMENTO

Yoshitaka Mashiba es un rico empresario de Tokio que una tarda de domingo muere asesinado al tomar una taza de café con arsénico. En el momento de morir se encontraba solo. Su amante lo había visitado esa mañana y su esposa se encontraba lejos de allí visitando a sus padres.
Del veneno solo se encuentran rastros en la taza y café derramados, pero no hay trazas de él en ninguna parte de la casa, por lo que la pregunta no es sólo quién puso el veneno en el café, sino cómo pudo ponerlo.
Un misterio para el que tanto la policía como el profesor Galileo necesitarán poner todo su ingenio a prueba para conseguir desentrañarlo.



LA SALVACIÓN DE UNA SANTA

Lo que en La devoción de un sospechoso X era una suposición, queda plenamente confirmado en La salvación de una santa: Los japoneses llaman novela negra a cualquier cosa. Desde ningún punto de vista puede considerarse por más que lo digan ellos a este tipo de literatura novela negra. La presencia de un muerto o de un asesinato no es suficiente, no solo por el asesinato en sí, sino por el ambiente que en las novelas se nos describe. Nada mas light y alejado de esa maldad que debe estar presente en toda novela negra que la amante y la esposa del empresario asesinado.
Mucho más correcta me parece la definición que en la misma contraportada se da a esta novela:
«Maestro de la “lab lit” o literatura de laboratorio, Higashimo construye una novela magistral a través de un procedimiento policial ultradetallado.»

Nunca había leído esta expresión: literatura de laboratorio, pero efectivamente define lo que es esta novela,en la que lo importante son los hechos, la reconstrucción de los mismos, el misterio que lo envuelve y toda la investigación policial y deductiva para llegar a la verdad. En todo momento parece un rompecabezas al que se le van montando las piezas una a una hasta dar con un perfecto resultado final.
Es una novela que puede leerse perfectamente sin haber leído ninguna de este autor. Ni siquiera es necesario haber leído La devoción del sospechoso X, la novela de la que en teoría es continuación la que hoy os presento, porque el único nexo en común entre ambas son los policías y especialmente de Yukawa, conocido como el profesor Galileo, un profesor e investigador de física al que la policía recurre en algunas ocasiones por su gran imaginación y capacidad analítica y deductiva.

Que parte de los personajes sean los mismos y no haga falta haber leído la novela anterior, que podamos leerlas en cualquier orden, ya es un indicio de que los personajes no son lo más importate de estas novelas, sino el montaje de la trama en sí mismo.
IMPRESIÓN PERSONAL
El principal problema que he tenido con esta novela, es que partía con unas expectativas muy altas tras la lectura de La devoción del sospechoso X. Desgraciadamente La salvación de una santa no está a su altura.
Por muy perfecta que sea la trama, los personajes no llegan a estar a la altura. Especialmente los policías me resultan un tanto falsos en muchas ocasiones, como si fueran de cartón piedra. Bien dibujados los personajes de la esposa y de la amante del empresario, no consiguen evitarme la sensación de una novela excesivamente artificial.
Es más importante la investigación y la deducción que los propios personajes, por lo que el resultado final me ha parecido un tanto frío. Y no solo frío, sino que el algunos momentos tanto detallismo hace que la novela pueda hacerse algo pesada y reiterativa.

En mi caso he de sumarle la dificultad que he tenido para retener los nombres de los personajes (y eso que no son tantos). Todos los nombres japoneses se me mezclaban constantemente y tenía que pararme para buscar quién era quien.

Como podéis ver, no es en absoluto novela negra, sino como la definen en la contraportada literatura de laboratorio. Y ese es precisamente el problema de La salvación de una santa, que como tantas creaciones de laboratorio resulta más artificial que real, que le falta un toque de vida para terminar de engancharme. O tal vez sea el propio carácter japonés que hace que algunos aspectos de la novela no terminen de llenarme.

No he conseguido entender el por qué del nombre que le han puesto a la novela. El título original no me dice nada porque a saber lo que significa Seijo no Kyûsai. Pero no se a cuento de que viene lo de la “salvación” ni lo de “santa”.

Queda claro que aunque no pueda decir que es una mala novela, no ha terminado de convencerme. Por eso, con todas las cosas interesantes que hay por leer, creo que no merece la pena, salvo que seáis unos forofos de la novela de intriga, que leáis este libro u os llegue a vuestras manos y tengáis tiempo para leerlo.
Si tienes que escoger una obra de este autor, no lo dudes: La devoción del sospechoso X es la novela que tienes que escoger.


Valoración: 6/10

Esta lectura ha sido posible gracias a Ediciones B, que me ha hecho llegar este ejemplar para su lectura y reseña.


Reseña reealizada por Pedro de El Búho entre libros (http://elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/) para Momentos de silencio compartido




1 comentario:

Related Posts with Thumbnails