domingo, 3 de noviembre de 2013

Mikkel Birkegaard, Los crímenes de un escritor imperfecto




Título: Los crímenes de un escritor imperfecto.
Título original: Over mit lig.
Autor: Mikkel Birkegaard.
Nacionalidad: Dinamarca.
Editorial: Punto de lectura.
Edición original: 2009.
Publicación en España: 2013.
432 páginas.
Rústica fresada.
Precio: 9,99 euros.
ebook: 8,54 €.
ISBN: 9788466327510


En cuanto vi esta novela reeditada por Punto de lectura, supe que tenía que ser mía: ¿Una novela que mezcla un escritor, más crímenes cometidos tal y como escribía el escritor en sus novelas? Era una novela negra que tenía que leer sí o sí, y que me ha atrapado hasta el final, el cual, por desgracia, me ha decepcionado y ha supuesto que acabase la lectura con un sabor agridulce. 


Autor (información obtenida de la página de Punto de lectura)

Mikkel Birkegaard (1968) vive en Copenhague. Libros de Luca fue su primera novela. Publicada primero en su Dinamarca natal, donde se convirtió en un auténtico best seller, acto seguido fue contratada en otros veinticinco países y recibió una excelente acogida por parte de los lectores, los libreros y la prensa. Nordisk Film, la compañía cinematográfica más importante de Escandinavia e Islandia, adquirió los derechos para el cine y actualmente está en negociaciones con Hollywood. 

Los crímenes de un escritor imperfecto es su segunda novela. En el centro de las novelas de Birkegaard siempre se sitúa su amor por los libros y por las historias que contienen. Combina suspense con una meditación sobre la naturaleza del conocimiento, todo ello apuntalado con un mundo de misterio.


Argumento

Frank Fons, un escritor de novelas policíacas (que rozan el gore, pues se recrea en cada detalle de los crímenes más horrendos que su mente es capaz de imaginar), ve cómo su vida cambia cuando recibe una llamada de teléfono de su contacto en la policía que le comunica: «Alguien ha cometido tu crimen». Al principio se niega a creer que tenga algo que ver con él o con su libro, pero poco a poco, la realidad se va imponiendo, y Frank se verá implicado en una trama en la que no sabrá a quién acudir (o no querrá acudir) y que ve que le supera, mientras nos vamos adentrando en la mente y en la vida de este peculiar escritor.


La novela

Los crímenes de un escritor imperfecto comienza con un prólogo, escrito en primera persona por el protagonista, que empieza así: «Hasta la fecha nunca he matado a nadie más que sobre el papel». Con esta frase comienza una novela en la que los crímenes escritos se mezclan con los asesinatos cometidos en la realidad, en la que vamos conociendo el pasado de Frank Fons, hasta llegar a un presente donde ves que Frank lo ha perdido todo, menos sus libros.

La novela comienza con el protagonista, Frank Fons, diciéndote que va a narrar su vida, sin filtros ni ardides creativos, debido a los acontecimientos ocurridos en la última semana.

Y así, alternando el pasado con el presente, la realidad con la ficción, vas conociendo a este excéntrico y particular escritor, cuya vida no ha ido por el camino que él había pensado tomar, y cuya vida personal es un desastre, en parte por las decisiones que él ha ido tomando. Te vas adentrando en su alma, llena de recovecos, secretos y miserias. A veces, hay un parón en la historia, y el propio Fons se dirige al lector, comentando cómo va avanzando en la redacción de su autobiografía: «Siento que hay alguien en la habitación, junto a mí, escondido entre sombras; un crítico que me mira por encima de los hombros todo el tiempo, atengo a los fallos que hago, perturba mi concentración cada vez que no creo en mi proyecto. Entonces crece el desasosiego en mí, un desasosiego que no cede hasta que vuelvo atrás y reescribo ese párrafo en el que no he sido veraz, esos pasajes en los que no he sido veraz, esos pasajes en los que he omitido detalles o suavizado mi conducta».


Mi opinión

Cuando lees la sinopsis del libro, puede parecerte que es una trama similar a la de la serie Castle, en la que un asesino imita los crímenes del escritor. Ya está, fin de las semejanzas, porque Los crímenes de un escritor imperfecto no tiene NADA que ver con la serie.

Las primeras páginas de Los crímenes de un escritor imperfecto no me entusiasmaron especialmente. En parte, no me cabe duda, porque estaba con un virus y mi cabeza no daba para mucho. Pero fue recuperarme del todo y continuar con su lectura, y la novela me enganchó totalmente. 

Caí rendida ante un protagonista tan peculiar, para más inri, escritor y un poco loco. Indaga en los procesos creativos, cómo la vida personal de un escritor influye en sus novelas, y cómo éstas también influyen en su vida más allá del terreno laboral. ¿No os habéis preguntado muchas veces cómo de dónde sacan sus ideas, cuál es la fuente de inspiración de los escritores? Ante ciertos libros o películas muy violentas, ¿no habéis pensado que cómo se le ha podido ocurrir eso al escritor o al guionista, y cómo será en la vida real una persona que puede imaginar cosas tan crueles?

Para mí, ése es el argumento principal de la novela, y me ha encantado el estilo del autor, cómo nos adentra en la mente del protagonista, cómo escarba en sus defectos, en sus errores, en sus equivocaciones, en la esencia de su alma. Te cuenta la vida de un escritor muy suyo, cuya vida gira en torno a la escritura. «Nunca fue una decisión consciente esta de ser escritor. Más bien parece que ni tan siquiera tuve la opción, puesto que no puedo sino recordar que siempre he escrito, incluso antes de que en realidad pudiera escribir».

Fons te cuenta cómo se enteró del primer asesinato, cómo quiso creer que todo era una coincidencia, y cómo descubrió que no era así (al cometerse otro crimen, esta vez dejando en la escena del crimen la novela en la que se basa el asesinato, y con la víctima real a quien representaba el personaje asesinado en su novela), pero aun así decide no acudir a la policía, primero porque se autoconvence de que es una casualidad, y después, porque teme ser sospechoso, y cuanto más tiempo pospone poner a la policía al corriente de todo, se da cuenta de que su actitud se vuelve más y más sospechosa, y va entrando en una espiral de la que ves que le va a resultar muy difícil salir, y no puedes hacer otra cosa que asistir como impotente espectador a las decisiones que toma Frank y a las consecuencias de dichas decisiones.

Y así, leyendo una novela que me pareció de un notable más que alto, llegamos al capítulo final. Antes, aclarar que hay un momento en el libro en el que un personaje lee una parte de una de las novelas de Frank Fons, en la que la víctima es una mujer embarazada, y una mezcla de grima, asco y horror me dejaron claro que yo nunca leería una novela del escritor, si existiese en la realidad. Demasiado explícito, gore y violento para mí.

Y aquí está la gran pega del libro: Cuando llegamos al último capítulo, éste es brutal, demasiado gráfico, violento y gore. Me costó terminar de leerlo. Si hubiese sido una película, hubiera cerrado los ojos o mirado hacia otro lado en esos momentos en los que la sangre, la crueldad y el horror inundan la pantalla del televisor. Pero en un libro no puedes hacerlo, no puedes pasar las palabras hasta que termine esa escena. Y es que, literalmente veías lo que ocurría, así que por esa parte, chapó por el autor, si es lo que quería conseguir. Pero para mí, aun acostumbrada a las novelas negras y al género de terror, fue demasiado, me costó sinceramente leerme esa parte. Para, después, rematarlo con un final que, personalmente, no me ha gustado nada. Se me quedó cara de tonta, pensando: “¿Ya ha terminado? ¿Este es el final?” Y ya no estoy hablando de los momentos gores, no. Estoy hablando de la resolución de la trama. Claramente no os voy a contar nada, porque os destriparía el libro, pero a mí no me ha gustado. Tal vez haya gente a la que sí le ha gustado, ya sabéis que esto es mi opinión personal, pero a mí no me ha convencido, y me ha dado mucha pena (o mucha rabia), que tras una novela que me estaba encantando y que la iba a recomendar sin ninguna duda, terminase con ese final.


Recomendación final

Hoy voy a hacer una excepción, y no voy a realizar ninguna recomendación final. Ni siquiera voy a puntuar la novela. Tras leer mis impresiones, que cada uno saque su propia conclusión. 

Solo puedo decir que, para mí, el final estropea la novela, y hace que, por desgracia, baje su puntuación. Eso sí, antes de llegar al último capítulo, la novela es brillante.

* Gracias a la editorial Punto de lectura por facilitarme el ejemplar para su lectura y reseña.

Reseña realizada por Teresa de Leyendo en el bus para Momentos de silencio compartido.

"Escribir es como mostrar una huella digital del alma". 

Mario Bellatín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails