domingo, 24 de noviembre de 2013

DOLORES REDONDO, EL GUARDIÁN INVISIBLE






Título: El guardián invisible

Autora: Dolores Redondo

Editorial: Destino

Año edición: 2013

ISBN: 978-84-233-4198-6

Páginas: 440





"En los márgenes del río Baztán, en el valle de Navarra, aparece el cuerpo desnudo de una adolescente en unas circunstancias que lo ponen en relación con un asesinato ocurrido en los alrededores un mes atrás.

La inspectora de la sección de homicidios de la Policía Foral, Amaia Salazar, será la encargada de dirigir una investigación que la llevará de vuelta a Elizondo, una pequeña población de donde es originaria y de la que ha tratado de huir toda su vida. Enfrentada con las cada vez más complicadas derivaciones del caso y con sus propios fantasmas familiares, la investigación de Amaia es una carrera contrarreloj para dar con un asesino que puede mostrar el rostro más aterrador de una realidad brutal al tiempo que convocar a los seres más inquietantes de las leyendas del Norte".





Dolores Redondo irrumpió hace unos meses en la literatura de nuestro país como un tsunami. Arrasando. Todo el mundo hablaba de este libro, muchas voces lo ensalzaban y alababan las cualidades literarias de la autora. Prodigio, contundente y brutal o fascinante fueron alguno de los adjetivos con los que se calificó a la segunda novela de esta autora donostiarra. Imposible resistirse. Aunque mi tendencia a recelar cuando leo tantas alabanzas me hiciese tardar un poco en decidirme a leerla al final caí en la tentación. Me atraía la trama: la investigación policial llevada a cabo a raíz de la aparición de varias niñas asesinadas en similares circunstancias, víctimas de lo que parece ser un macabro ritual. El hecho de que la protagonista fuese una mujer también tiene para mí su atractivo, acostumbrada a que por lo general en este tipo de novelas los protagonistas sean casi siempre hombres. Amaia Salazar es una mujer triunfadora, ha llegado a ser inspectora de policía, cosa que no gusta por igual a todos sus compañeros con quienes la relación a veces es tensa. Está felizmente casada con James, un hombre que la ama y que la comprende. Todo le va de maravilla salvo por dos cosas. Uno, desea ser madre pero invariablemente cada mes una mancha carmesí le recuerda que nuestros deseos no siempre se cumplen. Y dos, tiene que investigar unos crímenes en su pueblo natal, Elizondo, donde creyó dejar enterrados recuerdos dolorosos que saldrán a la luz al volver a ver a su familia. 


Centrándonos en la investigación criminal, Dolores Redondo, nos detalla cada muerte, cada tortura y nos pone los vellos de punta al pensar el sufrimiento y el dolor que tuvieron que pasar las víctimas. Y nos hace partícipes de la investigación, que seguiremos paso a paso, recogiendo las pistas, analizando cada detalle y viendo las posibles vías para esclarecer el caso. Es una lectura que avanza muy ágil, que invita a seguir leyendo y que se disfruta muchísimo.


«Ainhoa Elizasu fue la segunda víctima del basajaun, aunque entonces la prensa todavía no lo llamaba así. Fue un poco más tarde cuando trascendió que alrededor de los cadáveres aparecían pelos de animal, restos de piel y rastros dudosamente humanos, unidos a una especie de fúnebre ceremonia de purificación. Una fuerza maligna, telúrica y ancestral parecía haber marcado los cuerpos de aquellas casi niñas con la ropa rasgada, el vello púbico rasurado y las manos dispuestas en actitud virginal.»


Pero esta novela no cuenta sólo con el atractivo de ser un thriller policíaco con mucho suspense y muy bien desarrollado. También la caracterización de los personajes hace que el atractivo aumente. Lejos de ser personajes planos, los de El guardián invisible son personas claramente reconocibles, que tienen sus preocupaciones, sus riñas y sus odios y que cargan con sus propios fantasmas. Sobre los demás destaca la protagonista, Amaia Salazar, de apariencia fuerte y decidida pero que se derrumba como un castillo de naipes al chocar de bruces con un episodio de su pasado que nunca llegó a cerrar. La investigación le hace remover cosas de su pasado que creía olvidadas y precisamente por eso será un caso complicado para ella. Las implicaciones personales tendrán mucho peso en la novela y es algo con lo que la autora vuelve a acertar, sumando al interés que el lector tiene por la resolución del misterio de los asesinatos el de desentrañar qué ocurrió en la vida de Amaia que no la deja avanzar.


El lugar donde se desarrolla, Elizondo y el valle del Baztán, también es una baza importante con la que juega Dolores Redondo. Y gana. Porque nos describe a la perfección el ambiente lóbrego y fantasmal de los bosques, las callejuelas del pueblo envueltas en bruma, la libertad que se respira en lo alto de las montañas, y logra que el lector se implique más en la novela, creando una atmósfera de suspense que no nos abandona en ningún momento. Y este entorno tan de cuento da pie una de las tramas que, a mi parecer, puede ser el punto que menos guste a un posible lector: lo mágico, lo incomprensible, lo sobrenatural. Las leyendas de la zona tienen una función principal dentro de la novela, que puede gustarnos más o menos, pero que a mi no me ha impedido disfrutarla. Me gusta conocer los mitos y creencias arraigadas de una zona y, en este caso, he podido aprender lo que es un basajaun y el mito que le rodea. Estos tintes mágicos le dan un toque de irrealidad a la historia que no la desvirtúa sino que a mi me ha parecido que la enriquece.


Como ya es sabido este mes sale a la venta la segunda parte de esta trilogía, Legado en los huesos, por lo que hay algunas cuestiones personales que no se cierran porque el personaje principal seguirá evolucionando en posteriores entregas. Incluso hay algún personaje del que no se entiende muy bien su presencia en este libro, totalmente prescindible, si no pensamos en que juegue un rol más importante en la siguiente entrega. No obstante no temáis los que gustáis de historias cerradas porque el caso se resuelve de una manera totalmente sorpresiva, al menos, para mi. Ya estoy deseando ponerme con Legado en los huesos.







3 comentarios:

  1. Lo tengo esperando en mi estantería!!!!!!! Espero no tardar en ponerme con él!!! ;-)
    Saludosss

    ResponderEliminar
  2. Si no pudiera ponerme hoy con él entonces lo empiezo mañana, pero ya está claro que es mi próxima lectura. Besos.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails