martes, 12 de noviembre de 2013

KHALED HOSSEINI, Y LAS MONTAÑAS HABLARON






FICHA TÉCNICA

Título: Y las montañas hablaron

Autor: Khaled Hosseini

Editorial: Salamandra

Encuadernación: Tapa dura

Páginas: 382

PVP: 20,00 €



KHALED HOSSEINI



Khaled Hosseini nació en Kabul, Afganistán en 1965, trasladándose a Estados Unidos en 1980. Es licenciado en medicina por la Universidad de San Diego en California y trabajó como médico internista de 1996 a 2004, en que tras el éxito obtenido por su primera novela Cometas en el cielo, abandonó dicha profesión para dedicarse en cuerpo y alma a la literatura.



Hasta ahora son tres las novelas que ha publicado:

-Cometas en el cielo (2003)

-Mil soles espléndidos (2007)

-Y las montañas hablaron (2013)



Su primera novela ha sido llevada al cine.


ARGUMENTO

Las condiciones de vida en las pequeñas y remotas aldeas de Afganistán son muy duras, especialmente cuando llega el duro invierno, una durísima prueba para la supervivencia.

Por eso, en otoño de 1952, Sabur se dispone a partir de viaje con su hijo Abdulá de diez años y Pari, la hermana pequeña de éste, rumbo a Kabul.



Un viaje que cambiará sus vidas de un modo que ninguno de ellos podía sospechar antes de partir.



Una historia que pasando por Kabul, París, la isla griega de Tinos y San Francisco, nos llevará desde aquel otoño de 1952 hasta la actualidad.



Y LAS MONTAÑAS HABLARON

Probablemente los que conozcáis la obra de Khaled Hosseini os llevéis una sorpresa cuando leáis Y las montañas hablaron, pues su estructura es radicalmente diferente a sus novelas anteriores.

Lejos de ser una novela con uno o dos protagonistas principales en torno a los cuales gira la acción, Y las montañas hablaron es una novela coral. Por momentos tenía la sensación que más que una novela, estaba leyendo una colección de relatos, pues la novela está estructurada en una serie de capítulos que nos llevarán desde 1952 hasta la actualidad, siendo el protagonista de cada uno de los capítulos un personaje diferente.

De este modo, con puntos de vista diferente, iremos conociendo la historia completa de Abdulá y Pari, desde el momento en que empezaron aquel viaje hacia Kabul, los motivos del mismo, como aquel viaje cambió la vida de muchas personas empezando por la de ellos mismos.

Una estructura compleja en la que la última pieza, el último capítulo es el que completa el puzle y le da sentido a todo el conjunto.



Pese a esta diferencia en cuanto a la estructura, Khaled Hosseini mantiene su estilo, que no es otro que el de un gran narrador de historias. 

Toda historia que se precie, ha de estar poblada por personajes interesantes, capaces de llamar y retener la atención del lector. Si hay algo que no falta en Y las montañas hablaron, son personajes. Esto es lo más fascinante y sorprendente de la novela: el universo de personajes que la pueblan, pues todos y cada uno de ellos se sienten como reales, personajes de carne y hueso que parecen tomados de la vida real. Personajes con los que disfrutar y con los que sufrir, aunque teniendo en cuenta sus vidas, hay mucho más de esto último que de lo primero.



No se trata solo de los personajes, de su rica y diferente personalidad, sino de las relaciones que mantienen entre ellos.

Algo que no es nuevo en la literatura de Khaled Hosseini y con lo que ya pudimos disfrutar en las novelas anteriores. Si en Cometas en el cielo se nos mostraba la amistad a través de las relaciones entre dos niños y en Mil soles espléndidos la relación de amistad y amor entre dos mujeres de diferentes edades que tienen en común al bestia de su marido, en Y las montañas hablaron se nos muestra no solo la relación de profundo amor entre dos hermanos, sino lo complejas que pueden ser las relaciones familiares, lo difíciles que son las relaciones entre padres e hijos, por más que estén cargadas de amor. Un amor que en muchos casos no está sin embargo libre de egoísmos. 



Es también al igual que ocurría en las anteriores, un retrato de Afganistán y de los afganos. La guerra, omnipresente en la vida del pueblo afgano, también está presente en esta novela, aunque de un modo mucho más tangencial que en las anteriores, pues no se trata ningún episodio bélico, pero si podemos ver a través de distintas etapas en la vida de los personajes, la consecuencia de los mismos.

Vida de los afganos que no se limita a Afganistán, sino que recoge como ya ocurrió en sus predecesoras, la vida de la comunidad afgana en Estados Unidos. Una vida en la que intentan mantener sus señas de identidad.


IMPRESIÓN PERSONAL

Probablemente esta es la novela del 2013 que esperaba con más ganas, porque tanto Cometas en el cielo como especialmente Mil soles espléndidos, a pesar de su dureza, figuran entre mis novelas favoritas, esas que recomiendo en cualquier ocasión. Un listón de partida y unas expectativas muy altas que Y las montañas hablaron no ha defraudado.

Es cierto que me han gustado más las anteriores porque la propia estructura de la novela, con sus movimientos adelante y atrás en el tiempo, pero sobre todo por su cambio permanente de protagonistas, hacen que no tenga el mismo ritmo, pues en el fondo cada nuevo capítulo es como empezar un nuevo relato, con lo que eso conlleva de pérdida de ritmo.

Aún con eso, la novela tiene un ritmo muy ágil, aunque no es esa su principal característica, sino la tremenda carga de emotividad que destilan todas sus páginas, algo que para quien no conozca al autor quedará claro desde la primera historia que nos narra el autor, esa historia que el padre cuenta a sus dos hijos antes de partir hacia Kabul. Solo por esa historia, ya merecería la pena comprar el libro. Una historia que no deja de ser un cuento o una fábula, pero que supone un arranque maravilloso para la novela, que necesariamente verás desde el prisma de ese relato con el que difícilmente no se te escapará una lágrima.



No es una novela perfecta, pero desde este blog te recomiendo sin duda su lectura. Es cierto que también en muchos momentos una novela de historias tristes. Pero no es una tristeza derrotista, de esas que te hunden, pues al mismo tiempo la novela está repleta de amor, de amor a la vida, de amor entre sus personajes, por más que muchos de ellos tomen en un momento dado decisiones egoístas o equivocadas. 

Y el amor, más allá de películas o novelas almibaradas, está lleno de renuncias. Renuncias que pueden desgarrar profundamente el corazón pero ¿qué no es capaz uno de hacer por el bien de sus hijos?


VALORACIÓN: 9/10

Gracias a Editorial Salamandra por facilitarme un ejemplar de esta novela para su lectura y reseña.


Reseña realizada por Pedro de El Búho entre libros http://elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/ para Momentos de silencio compartido





2 comentarios:

  1. A mi me ha gustado bastante, pero he de decir que Mil soles esplendidos, había dejado el listón muy alto, casi insuperable. un saludo

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente leerla, Mil soles espléndidos sigue siendo mi favorita pero no dudo que tendrá la misma magia que las anteriores.

    Saludos, Vela.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails