jueves, 14 de noviembre de 2013

ENTREVISTA A ALMUDENA NAVARRO AUTORA DE LA ALCOBA ESCONDIDA




¡Hola a todos!

Como sabéis hoy sale a la venta la primera novela de Almudena Navarro 'La alcoba escondida' en formato papel con la Editorial Roca. Así que, no hemos podido dejar pasar la oportunidad de volver a entrevistar a Almudena Navarro, gran amiga de este blog.

Ya la entrevistamos hace algún tiempo en este mismo blog, si os interesa qué nos dijo por aquel entonces os dejamos por aquí el enlace a la entrevista.

Os dejamos con la entrevista:

¡Hola Almudena! Antes de empezar con la entrevista nos gustaría felicitarte por la merecida publicación en formato papel de tu novela 'La alcoba escondida', una novela que en su formato digital fue todo un éxito en su momento en Amazon. Bien, pues si te parece comencemos con las preguntas:



¿Cómo conseguiste que la Editorial Roca se fijase en tu novela?

Pues no lo tengo muy claro, la verdad, supongo que simplemente les gustó, se pusieron en contacto conmigo y me dijeron que les había llamado especialmente la atención la ambientación de la novela.


¿Qué tiene de autobiográfico La alcoba escondida? 

Puesto que no salgo en el libro, nada. (Risas) Si es cierto que me basé en la historia de mi familia, especialmente en los dos personajes principales, Enriqueta y Enrique. He combinado escenarios reales, costumbres, anécdotas… con ficción. Y creo que el resultado le ha dado un toque especial, con un estilo irónico muy reconocible. Mi madre suele responder y me parece muy acertado: “Aunque no lo creías lo que parece mentira, es verdad y lo que parece verdad es mentira”. 


¿Qué te llevó a escribir La alcoba escondida? 

Siempre había tenido la idea de escribir una novela histórica, pero no había encontrado el tiempo ni el momento. El punto de inflexión, lo que me llevó a ello fue una fuerte crisis personal, cuando nacieron mis hijas muy prematuras y me pasé dos años en hospitales. Sentí la necesidad de salir adelante, de dejar algo a mis hijas. Debería analizarlo un psicólogo, pero fue una especie de catarsis. No podía dormir por las noches y me sentía desubicada, porque las cosas no estaban en mis manos, sino en la de los médicos. Sólo podía esperar, y yo no sé estarme quieta. Siempre estoy emprendiendo, aunque sean ideas absurdas. Fue como una especie de terapia, con el mini portátil a cuestas por todo el hospital… Lo cierto es que mis padres y mi marido creían que había enloquecido, pero en realidad, tener algo importante que hacer me salvó.


¿Te llevó mucho tiempo la preparación de la novela?

Sí, por un lado entrevisté a mi madre y alguna de mis tías. Curiosamente ninguna recordaba lo mismo, y parecía que cada una había tenido un abuelo diferente. Me di cuenta que tenía que ser algo novelado, más alejado de la realidad de lo que en un principio quería. Luego quería centrarme en la parte rural de la política en la segunda república, demasiado especializado para una época en la que se ha sobrescrito la historia.


¿Y en cuanto al proceso de documentación? 

La novela está muy trabajada al respecto.
Considero que fue la parte más divertida de todas. Me encanta buscar y desechar fuentes. Estructurar y organizar .Tomaba notas, numeraba y ponía post- it de colores. Era difícil saber si estaba opositando o escribiendo una novela. Creo que es imposible hacer algo así sin que te guste. Documentarse a conciencia sobre Niceto Alcalá Zamora, Alejandro Lerroux, Azaña, leer Las memorias de Gil Robles…. La novela evolucionaba constantemente y siempre tenía como libro de cabecera el refranero Manchego que me regaló mi tío. Pero eso eran las fuentes escritas, que no dejaban de ser sólo la argamasa que une los ladrillos. Lo fundamental eran las historias transmitidas oralmente de generación en generación y mis propios recuerdos. Crecí en Las Mesas y la Era Vieja… Esa parte resultó sencilla. 


¿No da un poco de vértigo que tu primera novela sea publicada por una editorial de las grandes? 

Mucho. Me parece increíble. Pero no voy a preocuparme, hay que aprovechar las oportunidades, disfrutar de los logros, por pequeños que sean. Tengo que hacer un esfuerzo, estoy trabajando en esta línea, no me resulta fácil. ¿Qué me sale bien un bizcocho? Alegrarme y disfrutar. Muchas veces los miedos, las tareas pendientes, la familia, los problemas me impiden disfrutar los aspectos positivos. Y me niego a vivir así.


¿Qué proyectos tienes actualmente entre manos? 

Pues tengo varios. Por un lado una novela de aventuras en Afganistán, en el año 2002, proyecto que fue ganador del Premio Speed Dating, que ya está acabada, pero al no ser mi género, no tengo muy claro cómo enfocarla. Es una novela ligera, de acción, por un lado en la trama del año 2002, pero de tipo histórico en una trama paralela en el año -159 A.C en Imperio Bactriano. En segundo lugar tengo acabado el borrador de mi segunda novela costumbrista, cuyo título aún no he decidido, ambientada entre Minglanilla, Valencia y Madrid, que comienza con la Guerra de Cuba. Estoy bastante contenta del resultado. La protagonista, Victoria, no ha tenido una vida fácil, se ve obligada a casarse y enviuda al poco tiempo, quedándose en una situación económica precaria. Victoria tiene que reconstruirse, aprender y levantar una hacienda para sobrevivir. Aprender lo que es el amor mucho más tarde que los demás… ¡No quiero contar más! (risas)


¿Para los que leímos La papeleta en blanco y nos quedamos con ganas de más, cubriremos nuestras expectativas con La alcoba escondida?

Desde luego, tiene un final ampliado y cerrado. Además de muchas escenas añadidas. La Editorial Roca ha jugado un papel fundamental en la edición y el resultado es inmejorable. También tuve en cuenta las opiniones de los blogueros, en la lectura conjunta que organizó el Blog Libros que hay que leer de Laky.




¿Tendrá continuación La alcoba escondida? 

No habrá segunda parte en la forma tradicional entendida. Más bien serán “Spin Off”, de hecho coinciden en mi segunda novela personajes de La Alcoba Escondida. Son tramas costumbristas del mismo estilo, en zonas geográficas cercanas… 




¿Qué valor añadido podemos encontrar respecto a otras novelas del estilo?

Es una novela corta, cuando generalmente las históricas tienen como mínimo quinientas páginas, que se lee rápido y en la que suceden muchas cosas. Siempre me ha preocupado que en mi entorno mucha gente no lee este tipo de género debido al tamaño (Tengo que decir que a mí no, mi autor preferido es Santiago Posteguillo y no baja de las mil). Quiero que la gente lea. Es una obsesión que tengo. 

Por otro lado, el valor añadido es la ambientación, la novela está construida sobre esa base. Refranes, gastronomía, parajes naturales, pueblos… El argumento se encuadra entre Las Mesas (Cuenca), Madrid y las Lagunas de Ruidera. Siento especial cariño por las Lagunas de Ruidera, es un paraje único, que está dentro de nuestro país y que invito a todo el mundo a visitar, especialmente después de una época de lluvia.


Para acabar, por curiosidad ¿Cuál es tu libro preferido? 
El único que he leído cuatro veces, Olvidado rey Gudú de Ana María Matute. Es de género fantástico, nada que envidiar a Tolkien.

Muchas gracias a Almudena Navarro por colaborar de forma desinteresada con este blog. Y desde aquí queremos desearle toda la suerte con La alcoba escondida y con su larga trayectoria como escritora que al fin comienza y por la puerta grande!!!


2 comentarios:

  1. Mucha suerte, Almudena. Paco no hace más que recomendarme tu novela, así que tendré que hacerle caso.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta lo de la entrevista a las tías... Por eso el libro es como la vida misma ;D

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails