miércoles, 10 de julio de 2013

CÉSAR PÉREZ GELLIDA, MEMENTO MORI

 
 
 
Título: Memento Mori
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma de Letras
ISBN: 9788483654538
584 páginas
 
 

 
Sinopsis
 
Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro San­cho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.
La investigación del asesinato de una joven ecuatoria­na a la que le han mutilado los párpados y cuyo cuer­po han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inespe­rado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal.
La evolución frenética de los acontecimientos desem­boca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los ase­sinos en serie. Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que Memento mori se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.
 




 
 
César Pérez Gellida nació en Va­lladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Vallado­lid. Ha desarrollado su carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vin­culadas con el mundo de las telecomunica­ciones y la industria audiovisual hasta que en 2011 decidió trasladarse con su familia a Madrid para dedicarse en exclusiva a su ca­rrera de escritor.
Memento mori es la primera obra de una prometedora producción novelística, ganadora del premio Racimo de literatura 2012.
 
La imagen del autor es de su perfil de twitter, podéis seguirlo @cpgellida o bien seguir a Augusto Ledesma @ledesma_augusto, vosotros mismos.
 
 
 
 
Memento Mori llegó a mis manos atraída por su título y su sinopsis, pero la realidad es que en aquel preciso momento desconocía lo que me esperaba y que este libro acabaría entre mis imprescindibles en la estantería.


Cargada con sus más de 500 páginas empecé su lectura un lunes a primera hora sentada cómodamente en el tren y con la sensación de quien no sabe que encontrará, pues ni Bumbury es un grupo que me atraiga especialmente ni la música me merece una especial atención, ¡qué le voy a hacer!. Y había escogido un libro con una estrecha vinculación con la música…

Pues bien, acabé el libro y me vi a mi misma releyendo las últimas páginas, indagando en el índice, en la contraportada, es decir buscado más. Necesitaba más y no es que la historia un final es simplemente que hubiese continuado otras 500 páginas más, de haber existido una segunda parte me habría hecho con ella en ese mismo momento, pero he de ser paciente…

Memento Mori, es una novela policiaca protagonizada como en alguna parte expone su autor Cesar Pérez Gellida por personas y no tanto por personajes.
La trama tiene lugar en Valladolid, es allí donde conocemos al inspector Sancho, un pelirrojo de unos 35 años al que el destino enfrenta a un asesino en serie que lo marcará para siempre de la peor manera que hay, dejando una huella imborrable  en cada ámbito de su vida personal y implantando bajo la epidermis la  forma macabra que Augusto (que ahora os presentaré) tiene de ver la vida.

Augusto o Gabriel o Orestes son los nombre que forman una sola persona, pero cada uno tiene una personalidad distinta y a su vez complementaria con el resto. Son nombres con una importante carga histórica y  que dan vida a nuestro excepcional asesino.
 
Ama la música la cual juega un papel tan importante en su vida que marca cada momento de esta con una banda sonora particular, adora la literatura y las nuevas tecnologías. Es muy inteligente, y con una capacidad innata para la estratégica incluso para la empatía aunque esto último visto desde otro punto de vista, es capaz de conseguir entender porque la gente actúa de una manera concreta o que ha de hacer el para conseguir que se creen cierta imagen de su persona,  pero solo si es para su único beneficio.

Augusto es incapaz de sentir afecto, el contacto físico le produce repulsión lo único que da sentido a su vida es la necesidad incontrolable de matar.
Su posición acomodada le permite dar rienda suelta a su lado oscuro, es hijo adoptivo con una madre biológica que lo maltrató y culpó de la muerte de su hermano gemelo en el momento del parto. Hechos que marcan su carácter desde su infancia y que intentará controlar con la ayuda de Pílades  pseudónimo de su “consejero espiritual”.

Otro personaje que destacar con una personalidad tan o más peculiar que su físico es sin duda Armando Lopategui, psicólogo criminal, especialista en el estudio de los grandes asesinos en serie y ex-KGB, participa en  la búsqueda de Augusto ayudando a Sancho y a sus compañeros a entender como actúa una mente criminal.

Lopategui o Carapocha, como lo conocen sus colegas de profesión aporta el punto cómico, el humor ácido y finalmente la sorpresa.

Estos serían los personajes principales, no puedo continuar sin reconocer mi debilidad por Augusto, es uno de los asesinos mejor elaborados, cargado de distintos tantos matices como personalidades, con los que me he topado últimamente.
 
No puedo dejar de hacer mención a los personajes que aun y considerándolos secundarios, son imprescindibles para la trama  como Mejía, Martina, Bragado o la enigmática Erika.

Memento Mori destaca por su argumento bien trazado, envolvente e intenso, estructurado en capítulos que indican al lector donde va a transcurrir la acción, en la comisaría, la casa de Augusto Ledesma, etc

Cada capítulo da la oportunidad de conocer más a los personajes y hacerte vibrar con giros inesperados, no hay tregua para el lector que deja volar la imaginación elucubrando como un loco, cuando la realidad es mucho más simple “a veces lo que ves es simplemente lo que es”.

Creo que es una novela genial con un asesino excepcional y que espero siga con su macabra trayectoria, porque promete.


 
Nora Bosco
 

2 comentarios:

  1. Me gusta y me viene de perlas así que probare suerte en el sorteo

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails