sábado, 13 de julio de 2013

DAN BROWN, INFERNO








Datos técnicos

Título: Inferno

Autor: Dan Brown

Editorial: Planeta

Año de edición: 2013

ISBN: 978-84-08-11417-8

Páginas: 640


Sinopsis

En el corazón de Italia, el catedrático de Simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la Literatura más imperecederas y misteriosas de la Historia: el Infierno de Dante. 

Con este telón de fondo, Langdon se enfrenta a un adversario escalofriante y lidia con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista. Apoyándose en el oscuro poema épico de Dante, Langdon, en una carrera contrarreloj, busca respuestas y personas de confianza antes de que el mundo cambie irrevocablemente.

[Sinopsis proporcionada por la editorial]


Con respecto a Dan Brown hay abierto un auténtico debate entre partidarios y detractores. No voy a ser yo la que lo alimente más, cada uno tendrá su propia opinión y es respetable. Así es que soy consciente de que quizá alguno de vosotros seréis reticentes a darle una oportunidad a este autor. Incluso puede que se la hayáis dado anteriormente y no os haya satisfecho. Quizá sois de los que ven en sus novelas un afán demasiado comercial, entendiendo comercial en su acepción más negativa, la de una literatura pensada exclusivamente para el disfrute inmediato sin mayores pretensiones. Algo así como la fast food en la literatura. Es cierto que la prosa que nos ofrece este autor no es merecedora del Nobel, o de una estrella Michelin si seguimos con el símil culinario, pero cumple con creces lo que promete: entretenimiento puro y duro. Lo tomas o lo dejas, es lo que hay. En mi caso, de vez en cuando me apetece una hamburguesa con patatas, esta no es una hamburguesa cualquiera, en esta ocasión se trata de alta cocina aunque el plato sea de lo más normalito.

Dan Brown ha dado con una fórmula de éxito y la está explotando al máximo. ¿Vosotros qué haríais? Difícil disyuntiva. Él también lo tiene difícil porque superarse en cada nuevo libro es francamente difícil. Con Inferno creo que el autor ha logrado una de sus novelas más redondas, en la que todo cuadra, todo está bien atado. 

"Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en épocas de crisis moral. Para Langdon, el significado de esas palabras nunca había estado más claro: En tiempos peligrosos, no hay mayor pecado que la pasividad."

El protagonista de sus últimas obras, Robert Langdon, un atractivo catedrático de simbología de Harvard tiene que seguir una serie de pistas relacionadas con obras de arte para conseguir salvar al mundo de alguna catástrofe. Quien amenaza al mundo esta vez es un eminente científico ayudado por el Consorcio, una organización de dudosa moral. Es habitual en sus novelas que siempre, y casualmente, Langdon esté acompañado por alguna guapa señorita (que un profesor cincuentón con chaqueta de tweed como protagonista queda muy soso). Es cierto que el patrón es invariablemente el mismo, con alguna salvedad, pero no por ello deja de ser sumamente entretenido. Las novelas de Brown te enganchan, quieres saber cómo resolverá las pistas, qué giro dará la historia y, por supuesto, cómo acabará. Y esto Brown lo vuelve a hacer, y mejor que en otras ocasiones. Esta vez nos presenta a un Langdon amnésico que se despierta a miles de kilómetros de su país, en Italia, sin saber qué hace allí y cómo ha llegado. Iremos averiguando qué ha pasado para llegar a esa situación al mismo tiempo que el propio protagonista y no nos dejará un momento para respirar. A través de capítulos bastante cortos y de lectura muy ágil, la búsqueda de las pistas para resolver el enigma y, al mismo tiempo, deshacerse de sus perseguidores sirve de excusa al autor para mover a sus protagonistas por alguna de las ciudades más bonitas que he visitado y creo que visitaré: Florencia, Venecia o Estambul. Surcar las aguas del Gran Canal y divisar la basílica de San Marcos desde el embarcadero del Palacio Ducal, visitar el Duomo o el Ponte Vecchio y conocer algunos secretillos que se esconden en estos monumentos tan admirados, para mí ha sido toda una gozada. Las pistas que Langdon irá descifrando junto a su acompañante accidental Sienna Brooks, tienen todas que ver en esta ocasión con La Divina Comedia de Dante Alighieri. Un atractivo más a sumar a los ya citados puesto que la investigación nos servirá para conocer algunos datos curiosos sobre la vida y obra de este poeta florentino.

Dan Brown tiene una gran habilidad para sorprender al lector, cuando pensamos que irá en una dirección se saca de la manga algo que nos descoloca. Siempre mantiene el suspense, el lector nunca se puede confiar. La novela da muchos giros pero todos ellos son muy creíbles, algo que chirriaba en otras novelas suyas como El símbolo perdido, más flojita que ésta. El final también es más convincente que en otras novelas del autor pero añade una cuestión moral que a mí me ha dejado un regusto amargo. No os contaré por qué, evidentemente.

Lo dicho, quizá dentro de unos meses no recuerde cada paso que dio Langdon hacia la resolución del enigma o no recuerde los nombres de los protagonistas. Quizá no deje el poso que otros autores dejan en mi memoria pero algo sí recordaré: disfruté leyéndolo. Mucho.



Reseña realizada para Momentos de silencio compartido por Lu de Mi mundo con dos lunas

Gracias a Editorial Planeta por facilitarme el ejemplar.



4 comentarios:

  1. Si es que con este tipo de libros se busca eso, entretenerse y punto. Que a veces es muy necesario también.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Para mí un muy buen libro, una muy buena historia, pero un montón de errores que no deben permitirse en un libro que cuesta lo que cuesta. Mi reseña:

    http://lacasadesanjamas.blogspot.com.es/2013/06/inferno-la-mejor-novela-de-dan-brown.html

    ResponderEliminar
  3. Pues para mi como siempre demasiado valorado aunque no lo he leído aún pero por lo que estoy leyendo

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustó muchísimo, me entretuve de lo lindo con esta emocionante historia. Fueron dos días de estar totalmente pegado a sus páginas. Dan Brown tiene ese efecto: es ameno, rápido de leer, y muy entretenido.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails