jueves, 1 de diciembre de 2016

ENTREVISTA A FERNANDO J. LÓPEZ AUTOR DE EL SONIDO DE LOS CUERPOS (@Nando_J @DosBigotesEdit )

¡Hola de todos!
De nuevo estoy aquí con algo que me encanta de mi blog: las entrevistas a autores, con las que puedo descubrir lo que hay detrás de los escritores que admiro. Me encantaría que los que me leéis disfrutéis tanto como yo con esta sección. 
Hoy os traigo la entrevista de Fernando J. López, autor de El sonido de los cuerpos, una novela publicada por la Editorial Dos Bigotes. Os dejo con la entrevista: 

Hola Fernando, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Fernando J. López?

Alguien que intenta comunicar cuanto le preocupa e inquieta a través de la ficción y que sigue convencido de que las palabras –y la literatura- pueden, si no cambiar el mundo, sí al menos ayudarnos a cuestionarlo.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor?
Lo supe pronto, pero no lo asumí hasta mi adolescencia, pues de niño era muy tímido y me parecía que escribir exigía compartir demasiado de mí mismo. Por suerte, el apoyo de mis padres y de algunas profesoras que me marcaron –para bien- en esos años hizo que perdiera ese miedo y me lanzara a ello.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?
Poemas. A los seis años ya garabateaba versos en los márgenes en blanco de mis libros de texto…

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?
Ahora mismo sí, pues vivo solo de la literatura, como novelista y como dramaturgo. Hasta hace dos años, además, daba clase como profesor de Literatura en Secundaria y Bachillerato y ahora mismo, junto con la escritura, desempeño otros trabajos: hago colaboraciones editoriales puntuales, coordino un taller de dramaturgia joven para La Joven Compañía, coordino una colección de clásicos para la editorial Loqueleo, escribo libros de texto de Bachillerato… Y todo ello siempre con la literatura como centro y motor.

¿Cómo te formaste como escritor?
Leyendo y escribiendo mucho. Creo que la única forma de encontrar nuestra voz es bebiendo de las voces de todos los autores que nos han precedido y de nuestros contemporáneos. No se puede ser escritor sin ser un lector voraz.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?
Busco la soledad absoluta. Y cada novela u obra de teatro tiene, para mí, su propia música, así que antes de empezar a escribir elaboro una playlist que me acompaña en todo el proceso de su creación y que, conforme crece el texto, también se va ampliando.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?
La noche. Soy muy nocturno en mis costumbres.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Siempre tengo muy claro el tema que va a centrar la novela, pues todos mis libros nacen de la realidad y, a menudo, de la necesidad de abrir alguna herida, pero nunca fijo el itinerario definitivo. Me gusta dejarme llevar por los personajes y que me sorprendan.

¿Eres una escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?
Escribo directamente en mi ordenador, pero siempre comienzo mis textos antes en un cuaderno. Allí es donde anoto ideas, sensaciones… Son solo apuntes, pero cada uno de esos cuadernos es el origen del texto que le sigue. En cierto modo, los cuadernos que aparecen en manos de los personajes de El sonido de los cuerpos son un guiño a mi propio proceso creativo.

¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?
Varían mucho. Es difícil tener una rutina cuando se vive de la escritura. Normalmente tenemos que compaginar la creación con viajes, charlas, encuentros…, así que digamos que un día en mi vida es, cuando menos, inesperado. Nunca sé bien cómo va a terminar. Y eso, lo admito, me gusta mucho.

¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas hores a lo largo del día?
Sí. Siempre tengo más de un libro conmigo. Hay épocas en que puedo leer menos horas de las que me gustaría, pero no recuerdo uno solo en que no tuviera un libro en mis manos.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?
La literatura que me interesa es la que arriesga, tanto a nivel estético como a nivel temático. Busco libros que me provoquen interrogantes (sociales, existenciales, emocionales…) y huyo de las llamadas obras de evasión, que no me aportan nada.

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?
Ambos, aunque soy un enamorado del libro como objeto, así que prefiero la lectura en papel.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?
Me resulta imposible elegir un solo nombre. Pero cuando surge esta pregunta siempre me vienen a la cabeza dos autores que han cambiado, en diferentes momentos de mi vida, mi forma de escribir: el hallazgo de Rayuela, de Julio Cortázar, en mi adolescencia, y el de El cuaderno dorado, de Doris Lessing, unos cuantos años después, han sido determinantes en mi camino como escritor. Y son dos de las novelas que más veces he releído.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?
Todos los de Roald Dahl y Joan Manuel Gisbert. Me fascinaban los mundos que presentaban y quería ser todos y cada uno de sus personajes. Los libros que leemos cuando somos niños son esenciales en quienes llegamos a ser en nuestra edad adulta. Gracias a autores como Dahl o Gisbert empecé a amar la literatura muy pronto y a menudo vuelvo a sus páginas.

¿Qué estás leyendo ahora?
Las Mitford, en una excelente edición de Tres Hermanas.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
Nunca recomiendo un solo título: cada lector debe buscar el suyo. Todos podemos encontrar novelas que nos emocionen. Solo hay que entrar en una librería y dejarse llevar…

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?
Muchos. Por citar algunos: Virginia Woolf, Thomas Mann, Clarín, Luis Cernuda, Juan Rulfo, Patricia Highsmith, Albert Camus… Pero podríamos hacer una lista interminable. Todos los autores que nos emocionan dejan su impronta en lo que escribimos.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?
La música (nunca escribo sin ella) y el cine (soy un cinéfilo empedernido).

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
El cine y la series: ahora mismo se está haciendo una narrativa audiovisual fascinante.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?
Lo han hecho mucho más impaciente. Le cuesta mantener la atención y está sometido a un estímulo constante a través del ordenador, de su móvil, de su tablet… Con novelas como El sonido de los cuerpos intento reivindicar una literatura mucho más exigente que pide un cierto compromiso por parte del lector.

Hablemos ahora sobre tu novela, El sonido de los cuerpos:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?
De la idea de hacer una novela negra que aunase lo policíaco con lo intimista. En la novela hay dos misterios: el de los crímenes por resolver y otro mucho más existencial, el misterio de quiénes somos y de quiénes fingimos ser…

¿Cómo te organizaste para escribirla?
Fue un proceso largo y laborioso. Cuidé mucho la estructura y el universo de los personajes. Era importante documentarse sobre los temas que se abordan y buscar el modo de crear una forma narrativa que aportase visiones diferentes e incluso contradictorias a lo largo de la trama.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?
Siempre hay historias reales en todo cuanto escribo. Los autores nos nutrimos de la vida (la nuestra y la de quienes nos rodean). Obviamente, todo resulta cambiado y distorsionado por la mirada literaria, pero la verdad sigue ahí, en el fondo de lo escrito. Y realidades tan duras y trágicas como la de Kimya o Lúmber, dos de las adolescentes que aparecen en la historia, son parte de la actualidad de nuestras ciudades, de esas noticias que apenas aparecen en los medios y que conforman la miseria moral de nuestra sociedad.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El sonido de los cuerpos?
Hallar el punto de vista que precisaba para contar lo que quería contar. Una vez encontrado, la escritura fue mucho más fluida de lo que esperaba, pues sentía que, de algún modo, los personajes me llevaban de su mano durante todo el proceso.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?
No, eso siempre es fruto de un proceso de experimentación y de búsqueda. Y esa etapa es una de las que más disfruto en mi trabajo creativo.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
La tuve clara antes de que la novela existiese. Estaba en uno de mis cuadernos y fue el origen de la propia historia.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?
Unos ocho meses.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?
Porque le va a plantear muchas cuestiones en las que se va a ver reflejado. La novela no solo presenta una trama de intriga, sino que nos invita a reflexionar sobre el amor y nuestras relaciones. ¿Conocemos a la persona con quien compartimos nuestra vida? Esa es una de las preguntas incómodas que lanza este libro con el que muchos lectores nos cuentan que se ven muy identificados en gran parte de sus páginas.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?
Siempre hay un departamento de prensa que se ocupa en parte de ello. Por otro lado, hoy en día los autores tenemos muchas vías de comunicación directa con los lectores y, en mi caso, soy bastante activo en redes sociales.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Tienes alguna novela esperando a ser publicada?
Estoy trabajando en la siguiente, sí. Verá la luz a mediados de 2017 pero aún no puedo contar nada.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Ahora mismo estoy volcado en el teatro: estreno #malditos16 en el Teatro María Guerrero el 25 de enero  y la versión de mi propia novela La edad de la ira con La Joven Compañía en abril de 2017. Estoy muy ilusionado con ambos estrenos, la verdad.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
Que no se rindan. Suena tópico, pero el tesón –e incluso la obcecación- es esencial. Una editorial puede rechazar una novela por muchos motivos y eso no tiene que ver necesariamente con la calidad del texto. También es importante elegir bien a qué editoriales enviamos nuestros textos (estudiar antes la línea de publicaciones que siguen) y presentar el original de modo que resulte atractivo: ¿por qué deberían leer nuestra novela y valorar su publicación?

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
Que no dejen de leer, de sentir y de crear. Solo la cultura puede ayudarnos a construir una sociedad mejor.

Muchas gracias, Fernando, y mucha suerte con tus proyectos presentes y futuros.

-->

3 comentarios:

  1. Estupenda entrevista!!! NO conocía de nada a este autor :)

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por presentarnos a este autor con tanta profundidad! Yo tampoco lo conocía. Ahora estaré más pendiente.

    ResponderEliminar
  3. Pues no conocía a este escritor. Muchísimas gracias por la entrevista!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails