viernes, 31 de enero de 2014

CRISTINA PIZÁN, LA CIUDAD DE LAS DAMAS





Título: La ciudad de las damas

Autora: Cristina de Pizán

Género: Ensayo

Editorial: Siruela

ISBN: 9788415937548

Nº de páginas: 252 págs.

Precio: 19,95 €


A lo largo de la historia el eterno conflicto entre hombres y mujeres ha suscitado muchos debates y escritos, la mayoría de los cuales han sido firmados por hombres que se han dedicado a destacar los defectos de las mujeres remarcando su papel secundario en la sociedad. En los últimos siglos, con el nacimiento del feminismo, el debate se ha equilibrado pero hasta hace relativamente poco fueron prácticamente inexistentes las palabras escritas en favor de las mujeres. Es por esto que la labor de Cristina de Pizán, una mujer que vivió en la Edad Media más misógina, es tan valiosa. 

Cristina de Pizán (1364-1430) fue una dama de la corte del rey de Francia Carlos V casada con un notario al que perdió prematuramente. Tanto su padre como su esposo aceptaron las ansias de saber de Cristina a quien alentaron de manera excepcional a que continuara con sus estudios y sus escritos. 

Al quedar viuda, Cristina sufrió un serio conflicto pues una dama que se ganara la vida escribiendo era algo poco menos que desconocido en aquellos siglos. Pero Cristina no sólo decidió no abandonar la pluma sino que alcanzó la categoría de escritora profesional al ganarse la vida con sus palabras. 

La excepcionalidad de Cristina de Pizán no terminó ahí. Entre sus muchas obras, la autora escribió La ciudad de las damas, considerado el primer escrito de la historia en favor del feminismo. Cristina plantea en su obra la construcción de una ciudad ideal en la que las mujeres sean alabadas por sus virtudes y protegidas de sus enemigos y las palabras que les lanzan como dardos envenenados. Su idea surge al descubrir en su biblioteca el Libro de las lamentaciones de Mateolo, un texto que vilipendiaba a las mujeres. Cristina se pregunta entonces por las razones que llevan a tantos hombres, clérigos y laicos, a vituperar a las mujeres, criticándolas bien de palabra bien en escritos y tratados. Esta es la razón principal que lleva a cristina a escribir su Ciudad de las damas. 

La obra está dividida en tres partes, en cada una de las cuales dialoga con tres damas, llamadas Razón, Derechura y Justicia. Con cada una de ellas entabla un diálogo en el que Cristina intenta desmontar, con la ayuda de las tres damas, todos los defectos que hasta entonces se empeña el mundo en atribuir a todas las mujeres del mundo. Vanidad, desidia, maldad, falta de sabiduría e inteligencia... Los razonamientos son ilustrados con una amplitud de ejemplos de mujeres que a lo largo de la historia han demostrado ser todo lo contrario. Emperatrices, reinas, poetisas, pensadoras, santas. Un extenso electo de nombres propios que intentan avalar las tesis de Cristina y las tres damas. Y todo para construir una ciudad levantada y edificada para todas las mujeres de mérito, las de ayer, hoy y mañana. 

La ciudad de las damas es un libro considerado como una clara anticipación del feminismo moderno en el que Cristina de Pizán hace un alegato claro y revolucionario en favor de las mujeres: A todas vosotras, mujeres de alta, media y baja condición que nunca os falte conciencia y lucidez para poder defender vuestro honor contra vuestros enemigos, Veréis cómo los hombres os acusan de los peores defectos, ¡quitadles las máscaras, que nuestras brillantes cualidades demuestren la falsedad de sus ataques!.


La editorial Siruela recupera este clásico de la literatura y del feminismo de la mano de una edición dirigida por Victoria Cirlot quien considera La ciudad de las damas una obra pionera: Es la primera vez que una mujer se levanta en contra de la tradición masculina para crear una conciencia de género. 

Me ha encantado leer al fin La ciudad de las damas, una obra que hacía mucho tiempo que quería leer íntegramente pues conocía algunos de sus pasajes pero leerla por completo ha sido una experiencia maravillosa. Ver como ya en la Edad Media existieron mujeres cultas, virtuosas, que defendieron a su género con gran rigor, alejada de tópicos e intentando dar argumentos inteligentes en uno de los primeros textos feministas de la historia. Todo un lujo que no hay que perderse.

Sandra Ferrer de Libros que hablan de historia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails