jueves, 16 de enero de 2014

JUAN SOTO IVARS, AJEDREZ PARA UN DETECTIVE NOVATO




Título: Ajedrez para un detective novato

Autor: Juan Soto Ivars

Editorial: Algaida

Género: Policíaco, misterio, sátira

Páginas: 376

Publicación: Noviembre de 2013

ISBN: 978-84-9877-963-9

Precio: 20 euros



Huérfano y con una suerte discutible para el amor, el protagonista trabaja como el negro de un famoso escritor de novela policiaca, Vélez de Pucela, a cambio de un sueldo miserable y muchas mentiras. Una noche, Pucela, viendo como el autor de sus novelas flaquea en su rol de esclavo, le invita a acompañarle a una misteriosa velada con asesinato: un millonario ha organizado una cena en la que se pondrá a prueba las habilidades del más famoso detective del momento, Marcos Lapiedra. Y esa será la noche en la que su vida cambiará para siempre y de la manera más inesperada. Lapiedra se fija es sus buenas dotes de detective teórico, no en vano es un buen escritor de novela negra, y decide aceptarlo como pupilo para enseñarle todo lo que sabe. Al fin y al cabo, el gran detective empieza a estar cansado y necesita un sucesor.



Cuenta Juan Soto Ivars que Ajedrez para un detective novato es su primera novela satírica y que surgió a raíz de la desesperación del autor al leer los periódicos de este país. Sin embargo, que nadie busque en ella un análisis pormenorizado de la coyuntura actual porque Ajedrez para un detective novato está ambientada en una realidad distorsionada, un camino para abordar un presente del que el autor confiesa no tener la suficiente perspectiva histórica para explicar de otra manera. Comenta el autor que, al igual que Valle Inclán utilizó el esperpento como genial mirada a su presente para gritar su indignación (una coyuntura tan espantosa que tampoco dista demasiado de la corrupción actual), Soto Ivars encuentra su propio camino, su propia y personalísima sátira, su realidad deformada, para dar contexto a la suya.



Ajedrez para un detective novato empieza con fuerza y originalidad, abre la puerta de la curiosidad del lector y se cuela con una prosa de impacto, no por su léxico, sino por su personal estilo: "Las mujeres de las que me he enamorado tenían algo en común: el sentido del humor. Todas se reían de mí." Divertida, hiperbólica, sarcástica, esperpéntica, la historia resulta siempre impredecible y alocada, completamente absurda pero siempre distinta e ingeniosa. El lector a veces recordará ese humor peculiarmente absurdo de Enrique Jardiel Poncela, y otras veces el brillante y sencillo ingenio de la imaginación de Eduardo Mendoza. Pero resulta indiscutible que, pese a sus espejos y lecturas, Juan Soto Ivars tiene su propio estilo, su propia gramática de lo inesperado: "Yo tenía nueve años y mucho miedo".



Juan Soto Ivars ha sido galardonado con el XVIII Premio de novela Ateneo Joven de Sevilla por Ajedrez para un detective novato.



Lector, una novela que te sorprenderá; un juego de espejos deformados, de monstruos de feria que, aún y así, te resultarán terriblemente familiares. Una incursión notable en la sátira de un autor que hasta la fecha solo había escrito novela dramática.



Muchas gracias a editorial Algaida por facilitarme el ejemplar de esta singular novela.



Mónica-serendipia



http://serendipia-monica.blogspot.com/

2 comentarios:

  1. Este libro quería regalárselo a mi sobrino mayor. Este verano puede ser un buen momento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este género suele gustarme mucho y no le dedico el tiempo que me gustaría, así que quizás este sea un buen libro para leerme pronto!!

    un besito ^^

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails