viernes, 17 de enero de 2014

EDMUNDO DÍAZ CONDE, EL PRÍNCIPE DE LOS PIRATAS







Hoy os traigo una novela que tengo que recomendar encarecidamente, una historia de aventuras que se disfruta sola y que sin lugar a dudas no puede dejar indiferente a nadie, o la amaras hasta el final o la odiaras pero tiene todos los ingredientes de cualquier buena película de piratas y por lo tanto no creo que nadie pueda resistirse a ella.



Título: El príncipe de los piratas.

Autor: Edmundo Díaz Conde

Editorial: Algaida Editores

Año: 2013

Género: Aventuras.

Páginas: 425 páginas

ISBN: 978-84-9877-959-2

Precio: 18 euros

Sinopisis:

Hubo un tiempo en que corsarios britanicos, bucaneros franceses y filibusteros holandeses eran los amos del Caribe. Pero poco se ha contado de piratas españoles como Iñigo Santa Cruz, forzado a convertirse en caballero de fortuna por una patria que desampara a sus propios hijos y los obliga a vagar por el mundo.
En aquella misma época también había tesoros fantásticos como el de la Dama del mar, por el que Henry Morgan organizará la mayor flota de filibusteros jamás conocida, ciudades como Panamá, que se dicen inexpugnables y encienden la codicia de los hombres, y mujeres como Elena, capaces de provocar la pasión y la ternura del corsario más insensible.
El príncipe de los piratas es la historia de Íñigo de Santa Cruz (llamado Lefthand por los ingleses), tan falsa como todas las leyendas y tan cierta como cualquier historia de piratas.
(Sinopsis facilitada por la editorial)



Autor:




Edmundo Díaz Conde (Orense 1966). Licenciado en Derecho aunque por convicción fue una profesión que
nunca llegó a ejercer. Ha trabajado como asesor editorial y colaborado entre otras publicaciones, con El Correo de Andalucía y lka revista cultural Mercurio. Edmundo ha recorrido la península residiendo en sitios tan dispares como Orense, Santiago de Compostela, Madrid y actualmente se pasea por las calles de la capital Hispalense.
No es un autor nobel ni exento de reconocimiento pues en su haber se encuentran novelas como Jonás el estilista , III Premio Ciudad de Badajoz, La ciudad invisible fue finalista del XXXIII Premio Ateneo de Sevilla. Sus dos últimas obras han sido El club de las amantes y El veneno de Napoleón, con esta última fue finalista del Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2008 publicándose en Rusia.
Se define como escritor y lector desde temprana edad y una de sus frases con la que le gusta definirse es la que dice de él que concibe la escritura como una pasión, además de un oficio y concibe la vida como un oficio, algo menos apasionante.



Impresiones:

Siempre que lo creo conveniente en una obra omito su argumento para no estropear al futuro lector una lectura en la que estimo oportuno que uno se adentre sabiendo lo menos posible. Esta es una historia en la que uno debe comenzar desde la primera página sin saber que es lo que va a ir sucediendo, al contrario tendremos que acompañar a sus personajes por infinidad de escenarios, desde las costas británicas de Devonshire, pasando por Madrid, Cádiz, Portugal, Tortuga, las Américas, etc siempre sin saber que nos depara puesto que podríamos decir que este es un libro de aventuras al más puro estilo y por ello esas aventuras tenemos que vivirlas esperándonos cualquier cosa que nos tenga preparado su creador. Por ello cuando el viento sople fuerte y la mar nos golpee en la cara, asiros bien a cualquier cabo, cuidado con pisar mal las tablas del galeón pues podríais terminar por la borda. Acostumbraros al olor a suciedad, acostumbrar el oído al estruendo de los cañones y el paladar al ron y el sabor de la pólvora entre vuestros labios porque sin lugar a dudas una vez que aceptéis navegar bajo la bandera de los Hermanos de la Costa ya no habrá marcha atrás y será difícil poder aparcar la historia.

Una historia que se comienza de menos a más pero con la suficiente fuerza y mimbres como para que nos enganche en sus primeras páginas esperando que poco a poco, misterio a misterio, escena a escena y dialogo a dialogo nos vaya atrapando cada vez más introduciéndonos dentro de la historia. Creo que el responsable de esto último es Edmundo en gran medida porque con unas descripciones breves pero oportunas y un lenguaje acorde con la época y los personajes, nos pone a los pies de las escenas, haciéndonos participe en primera fila de los acontecimientos. Por ello creo que uno de los éxitos de esta novela es que si crees en la historia gracias a la forma de narrar de su autor podremos llegar a vivir en primera persona como si fuéramos integrantes de la tripulación de Lefthand.

A lo largo de tres partes iremos descubriendo paso a paso esta historia modelándose poco a poco de tal manera que el tiempo pasara muy rápido pero a la vez los capítulos van cumpliendo su fin que es el de ir empapándonos de una historia que va marcando sus tiempos de forma muy correcta sin que nos encontremos saltos desequilibrantes ni piezas encajadas a la fuerza

Todo ello conseguido a través de enfocar la historia desde los mismos tópicos románticos con los que siempre hemos identificado a los piratas,con ciudades salvajes, fuera de la ley, perseguidos, temidos, estandartes negros con tibias y calaveras ondeando al viento y barcos dirigiéndose hacia un horizonte que promete oro y gloria que se cantara en las tabernas del mundo conocido por siglos. Bien pertrechada con esa carga emotiva, el autor coloca a sus personajes tantos reales como de ficción de manera magistral, los dota de una personalidad que no deja indiferente a nadie y casi todos los protagonistas son tan importantes como queramos nosotros que sean, eso si, no pasan de largo, todos tienen su minuto de gloria aunque sea breve, lo que hará que nos detengamos en ellos y opinemos de ellos aunque sea debido a cualquier detalle.

Para los que algo tenemos de cultura histórica creo que la mezcla que Edmundo hace de la ficción y la documentación histórica no puede ser más acertada porque no se puede destrozar la historia real superponiendo la ficción y el sobre los hechos históricos deja que paralelamente discurra una historia que bien pudo suceder y creo que cuando leemos esta novela nadie puede cerrar los ojos y no pensar y desear que ojala en algún momento esta aventura fuera cierta.

Si algo tengo que destacar por encima de todo es la carga sentimental que la novela tiene, algo que se compenetra a las mil maravillas con la gran aventura que desarrolla, una carga sentimental que en todo momento desborda al lector y a la historia, desde el punto del sentimiento de la patria, tendremos que decidir si somos traidores al Reino de las Españas o por el contrario abrigaremos la bandera de la familia, aunque sea una familia de circunstancias, una familia que es lo único que nos queda cuando la patria nos da la espalda.
A la hora de hablar de sentimientos la historia de amor pueda verse en algunos momentos algo forzada pero tiene gancho y la historia gira en torno a esta historia de tal forma que le da mucho juego al discurrir de los acontecimientos.

¿También tu me lo reprochas? ¿Tanto significa un trapo quemado? ¿Acaso un país entero y la sangre de sus hijos cabe en una bandera, aunque sea la bandera de España?

La traición y el honor nos pondrá a lo largo de sus 425 páginas a prueba y tendremos que saber si perdonar ciertos actos o decisiones en circunstancias adversas en un mundo donde cualquier cosa puede comprarse si son piezas de a ocho lo que reluce en las manos del que paga. En el fondo llegamos a darnos cuenta que quizás esta novela no sea de tanta ficción en los tiempos que corren y al menos los piratas de antes tenían precio a su cabeza y hasta el más temido de ellos como pudo ser Henry Morgan, mostraban ciertas dosis de honor, Hoy en día los piratas van con chaqueta y corbata y están amparados por una burocracia lenta y engorrosa. Mucha crítica social escondida entre sus páginas y muchos datos históricos que nos cuenta cuanta hipocresía y cuanta barbarie se cometió en nombre de una nación que abandona a los suyos y que la fin y al cabo sólo es necesario unas circunstancias adversas para que un grupo heterogéneo crean todos juntos en algo como suyo propio

Resumiendo si eres de las personas que han disfrutado con las míticas películas de piratas de Cooper, Grant, Errol Flyn, Gregory Peck, etc sin lugar a dudas disfrutaras con este libro porque tiene todos los ingredientes para convertirse en unas horas de aventuras disfrutando de unos tiempos de epopeya y acción bien conseguidos de la mano de su autor.


Gracias a la Algaida Editores por darme la oportunidad de leer esta historia y por supuesto a Edmundo Díaz Conde por escribir una novela con la que he disfrutado tanto

Puntuación 5/5

Fesaro

http://librosenelpetate.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails