miércoles, 17 de mayo de 2017

ENTREVISTA A VÍCTOR DEL ÁRBOL AUTOR DE ‘LA VÍSPERA DE CASI TODO’ (PREMIO NADAL 2016) ( @Victordelarbol @EdDestino #PremioNadal )



Hola Víctor, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti, por si alguien aún no te conoce. ¿Quién es Víctor del Árbol?

Es difícil responder a algo así sin caer en la tentación de hacer de la propia vida un relato, es decir, literatura. Aun así, vamos a intentarlo. Los datos y las anécdotas son fáciles de encontrar en este mundo digital, pero lo que quizá no se encuentra es aquello que nos mueve. No sé desligar la faceta de hombre de la de escritor, siempre han ido de la mano y trato de vivir conforme a mi sueño. He escrito algunas novelas ya, he tenido algunos premios, pero en esencia soy una persona normal que aspira a hacer cosas extrordinarias...y que a veces intuye el camino. Amigo de mis amigos, apasionado de la literatura, de la pintura, de la música clásica, de los libros, de las motos y viajero empedernido. Nací en Barcelona bajo el signo de escorpio, tengo ya 48 años y sigo con muchas preguntas y pocas respuestas. Nunca rehuyo una buena conversación.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor?

De manera consciente, es decir comprendiendo lo que implicaba la elección, el día que, antes de morir, una persona que yo respetaba mucho me animó a ir a por mis sueños de verdad. Esa persona era la madre de mi antigua compañera, Lola. Ella me dio el empujón definitivo. Pero desde muy niño escribo, así que de alguna manera la literatura me señaló con el dedo.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Era un crío, no recuerdo la edad exacta. Fue un poema para tratar de explicar lo que sentía por una chica algo mayor que yo. No tuve éxito pero me gustó el resultado, un amor pasionalmente infantil, limpio y de una clarividencia que hoy sigue sorprendiéndome. Curiosamente, aunque nunca he permitido que vea la luz, desde entonces no he abandonado el gusto por escribir poesía.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

Desde hace ya unos cuantos años me dedico en excluiva a la escritura. Antes trabajé en diferentes medios y he tenido, por decirlo así, muchas vidas; pero ninguna relacionada con esta faceta.

¿Cómo te formaste como escritor?

Como autodidacta, a fuerza de ensayo y error, esto es, escribiendo y analizando lo escrito hasta dar con las claves de mi voz narrativa. Y por supuesto leyendo incansablemente desde niño. Cuando ya escribía participé en un par de talleres literarios.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Me gusta escribir mis primeros borradores íntegramente a mano y para ello estreno unos cuadernos y una estilográfica cada vez. No me gusta escribir en lugares cerrados y suelo escuchar música mientras escribo.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Trato de escribir cada día, un mínimo de seis a ocho horas. Los momentos en los que me siento más cómodo son bien de madrugada o a primera hora del día.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Trato de tener toda la historia bien tejida antes de empezar a escribir propiamente. Pero no desdeño situaciones inesperedas que se me plantean en el desarrollo de los personajes, no así en la trama.

¿Eres una escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Creo que ya tienes la respuesta. Pero no desdeño las posibilidades de las nuevas tecnologías, por supuesto.

¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?

Muchos mails por contestar, atender compromisos de promoción, entrevistas. Un par de horas de lectura, visitas a archivos o lugares sobre los que trabajo, escribir, regalarme un par de horas en el gym, atender a las cosas cotidianas, tratar de mantener unas ciertas rutinas cuando los viajes me lo permiten.


¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas hores a lo largo del día?

Sí, es fundamental. Cada año elijo un tema o país y se lo dedico. Realismo americano, eso toca este año. También trato de estar al día sobre lo que se publica ahora y leo ensayos o libros de consulta según lo que esté escribiendo e investigando.

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?

Tengo soporte digital pero apenas lo utilizo. Me siento reconfortado rodeado por mis libros.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Por razones literarias y biográficas, mi escritor de referencia es Albert Camus. Cualquiera de sus ensayos, novelas, obras de teatro es recomendable. Pero, tal vez, una de las que más me ha impactado sea La peste.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

La Ilíada en versión infantil con ilustraciones. Me hizo descubrir la mitología griega y entender que lo mío son los antihéroes y los perdedores como Héctor y no los semidioses como Aquiles. Una lección de vida que no he olvidado ni en mi vida ni en mi narrativa.

¿Qué estás leyendo ahora?

El mar una novela magnífica de Jhon Banville.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

¿Solo una? Difícil; posiblemente Los hermanos Karamazov de Fiodor Dostoiesky

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

Entre los clásicos, desde Shakespeare hasta Pio Baroja, Tolstoi, Dostoiesky, Pasternak, Miguel Ángel Asturias, Alejo Carpentier, Márquez, Hemingway, Margarite Youcenar, Wirginia Wolf...Entre los actuales me llaman mucho la atención Enmanuel Carrèr, Franzen, Coettze...

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Sin duda mi pasado. Escribo continuamente bajo la premisa de que no podemos comprender el presente ni aspirar al futuro sin conocer y asumir el pasado, tanto el individual como el colectivo. La urdimbre familiar y las relaciones entre padres e hijos me interesan mucho. El hecho de haber sido seminarista me hace cuestionarme en mis novelas la naturaleza del bien y del mal, la contradicción de lo mortal y lo trascendente. Y mi trabajo como ex policía me ayuda a cuestionar la relación entre Justicia y Ley y la naturaleza del Poder.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Viajar en mi moto Guzzi. Me ayuda a relajarme y a pensar. Pasear cerca del mar. Practicar algún tipo de deporte que me agote físicamente, las redes sociales y visitar museos, exposiciones. Suelo ir muy a menudo al cine y adoro los conciertos.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Creo que las redes sociales han cambiado la relación entre estímulo y respuesta. Es decir, nos han quitado algo que es fundamental en la aventura de leer un libro: la paciencia. La literatura demanda paciencia e implicación por parte del lector, un esfuerzo que merece la pena pero que no todo el mundo está dispuesto a hacer.

Hablemos ahora sobre tu novela, La víspera de casi todo:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

De mis recuerdos en Costa da Morte. De los días de temporal viendo trabajar a los percebeiros y los barcos de cabotaje. Y de una canción que aparece en la novela, Hurt, en la versión de J. Cash. Una canción sobre imposibles vueltas atrás.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Como siempre, primero analicé los temas que quería tratar: la identidad, la locura, el olvido y la memoria histórica. Busqué los personajes que pudieran dar diferentes visiones a esas cuestiones, tracé sus perfiles y luego me centré en la trama y en el espacio temporal.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Toda ficción parte de una realidad. No olvidemos que la ficción es una mentira con conciencia de serlo pero que aspira a retratar una verdad. Sí, hay partes reales, pero un narrador no es un cronista, debe darle espacio principal a la imaginación. A veces, confundimos verosimilitud con veracidad.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La víspera de casi todo?

Enfrentar fantasmas personales, recuerdos dolorosos. En lo meramente estructural hacer creíbles ciertas situaciones que se presentan como resultado de una determinada enfermedad mental.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

En la primera frase se marca el tono, el instante de ignición. Al terminar esa primera frase que describe el estado de ánimo de Germinal, supe que la historia era “carne”

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Alrededor de dos años.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

No creo que un escritor deba defender por qué el lector debe leerle. Escribimos, dejamos lo dicho grabado en tinta y es el libro quien se defenderá o perecerá. Yo escribo para compartir una visión dolorosa pero rabiosamente optimista de lo que somos. Ángeles caídos en busca de nuestro paraíso perdido. Creo que todos somos un poco así, a medio camino entre la ilusión de los deseos y la tristeza de las realidades y que por eso el lector se siente arañado por dentro, en las entrañas.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Tratar de ser honesto, comunicativo. Compartir mi tiempo y mis impresiones con ánimo constructivo. No me tomo la promoción como una obligación sino como una oportunidad.

De tus novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti?

Cualquiera de ellas. Por ejemplo Un millón de gotas. Si le gusta, tal vez sienta necesidad de ir a por más.

Y ahora hablemos del futuro:

¿Tienes alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?

No tengo nada guardado. Excepto lo que escribo solo para mí.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Sí, una historia de últimas vidas que deciden apostar por vivir intensamente sus últimos meses. Tenía muchas ganas de escribir sobre la pasión, el sexo, el deseo, las ilusiones vistas desde la mirada de personas ancianas que no se resignan al papel testimonial que les asigna una sociedad que solo prima la juventud.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Escribir siendo fieles a uno mismo, perseverar siempre, corregir y corregir.


Muchas gracias, Víctor, y mucha suerte con tus proyectos presentes y futuros.

-->

5 comentarios:

  1. Hola! Me ha gustado mucho leer la entrevista y conocer más a Víctor. Yo leí la víspera de casi todo y me ocurrió algo muy especial, desde entonces cambié totalmente mis lecturas. Ahora sé lo que quiero leer, me he decantado por la novela negra, el thriller y lo disfruto muchísimo.
    Tengo pendiente leer "un millón de gotas'.

    Muchas gracias por la entrevista a los dos!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo leí el verano pasado y me gustó mucho. Ahora estoy leyendo su otra novela "Un millón de gotas" y me está gustando mucho.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este autor, así que he disfrutado muchísimo de su entrevista. A Camus le quiero leer desde que leí que era uno de sus autores fetiches ;) Y me parece super interesante la temática de su nueva novela, se infravalora la temática sexual y de deseo en la vejez...y sí que la hay.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estas entrevistas, nos acercas mucho más a los autores y así nos metemos más en los libros! Gracias guapa!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado leer esta entrevista y conocer mejor a Víctor del Árbol. Un autor que me convence novela tras novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails