miércoles, 3 de mayo de 2017

ENTREVISTA A MIKEL SANTIAGO AUTOR DE EL EXTRAÑO VERANO DE TOM HARVEY ( @MikelSantiago @Ediciones_B )

¡Hola a todos!
Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista que hace unos días realicé a Mikel Santiago. Hoy mismo, 3 de mayo sale a la venta su nueva y apasionante novela: El extraño verano de Tom Harvey, publicada por Ediciones B. Aquí debajo os pongo la sinopsis para que sepáis un poco más sobre ella:

«Yo estaba en Roma cuando Bob Ardlan me llamó. Para ser exactos: estaba con una mujer en Roma, cuando Ardlan me llamó. Así que cuando vi su nombre en la pantalla del teléfono pensé: “Qué demonios, Bob. No me llamas en una eternidad y vienes a estropearme el mejor momento del verano”. Y lo dejé sonar.
Dos días después, supe que Bob había caído desde el balcón de su mansión en Tremonte pocos minutos después de marcar mi número. ¿O tal vez le habían empujado? No me quedaba más remedio que pisar el acelerador del coche y plantarme allí para hacer unas cuantas preguntas.»

Tiene buena pinta, ¿verdad?

Ahora os dejo con su entrevista:

Hola Mikel, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Cuándo supiste que querías ser escritor?


De niño llenaba cuadernos con historias, dibujaba una portada y le ponía incluso un precio en pesetas (sí, ¡pesetas!) Supongo que todo comenzó entonces. Eran cuentos de aventuras. Islas misteriosas, tribus de nativos y exploradores que terminaban en la olla. Después, a los veinte comencé a leer más novela negra y de terror, y empecé a intentar copiar a los clásicos como Poe, Lovecraft… hasta que comencé a destilar unas pequeñas gotas de mi propio estilo.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

Mi otra gran pasión, la música, lo intoxica todo. Mis personajes son músicos o tienen relación la música y el arte.  El ritmo, a la hora de contar una historia, es uno de los aspectos que primero llama mi atención. El control del ritmo, el tempo de la narración, es mi habilidad más destacable como escritor (creo)

¿Cómo te formaste como escritor?

Empecé con grandes ambiciones, escribiendo novelas gruesas y complicadas que tuve que abandonar por imposibles. Después reduje el formato a los relatos, y esa fue mi escuela. Estos cuentos autopublicados en Amazon y ITunes obtuvieron bastante éxito de forma viral y después fueron la llave para conseguir entrar en el mundo editorial.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Mi única necesidad es el café. Y tratar de escribir todos los días aunque sea muy poco.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

La mañana. En cuanto al lugar, he probado de todo. Puedo escribir en muchos sitios diferentes como cafeterías, bibliotecas o vestíbulos de hotel. Creo que me funciona ir cambiando de paisaje.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Planifico mínimamente los eventos, empiezo a escribir y mientras escribo voy profundizando en los personajes, sus motivaciones y las formas de contar la historia. Podría decirse que voy aprendiendo a escribir la novela según trabajo en ella.

¿Eres una escritor de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Portátil y editor de texto minimalista para crear. Y después al WORD. Aunque siempre tengo un cuaderno y bolígrafo a mano para pensar y hacer esquemas.

¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?

Depende la fase en la que me encuentre. Si estoy creando algo, soy bastante disciplinado Unas cuatro horas diarias, muy intensas.   En cambio, durante las fases de promoción o pensando en nuevas historias, el trabajo es más dilatado y la jornada se extiende a las 24 horas. Responder emails, esbozar ideas y leer mucho.

¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

No soy un traga-libros, pero leo siempre.  Un libro tras otro. Tengo una pequeña lista pero siempre llegan títulos que se cuelan por una u otra razón, así que la lista se va a haciendo más larga. Después, en unas buenas vacaciones, trato de  finiquitarla.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

De todo. Histórica, ensayo, ficción ,negra, terror, ciencia ficción. Buenos libros, bien recomendados y que me gusten. Los que no me motivan llegada la página cien…. se los regalo a algún enemigo (jeje)

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?

Papel principalmente, aunque eBooks para novedades o cosas que no podría conseguir de otra forma.

¿Qué estás leyendo ahora?

El Poder de las Tinieblas, de John Conolly.


Hablemos ahora sobre tu novela, El extraño verano de Tom Harvey:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

En “El Extraño Verano de Tom Harvey” confluyen tres grandes motivaciones de mi vida como escritor.  En primer lugar, el reto de crear una novela divertida donde el entretenimiento esté presente al máximo, de ahí la idea de proponer un género clásico con el que me siento muy a gusto: El “Quién lo hizo”. Me encantan las novelas que me permiten jugar a adivinar el asesino, ir elaborando mis teorías y apostar por un siempre y cuando el autor cumpla ciertas reglas y no me la juegue. ¡Yo espero engañaros hasta el final, pero con toda la honestidad del mundo!

Otro gran ingrediente de “El Extraño Verano” es su personaje principal: Tom Harvey, un treintañero, músico de jazz sin éxito y guía turístico por necesidad que se enfrenta a una crisis de madurez. Además, Tom es un romántico, casi un quijote del amor. Sigue enamorado de su ex, Elena, la hija del fallecido Bob Ardlan y este es un elemento central en la trama de la investigación por la muerte de Bob. Tom acude a la llamada del misterio, pero también a la del amor. ¿Qué busca en Elena? Quizás ese aspecto fundamental de la vida que desea: Una pareja. La mujer que le permitirá reconstruir su vida. ¿La conseguirá? Esa es la segunda gran pregunta de la novela.

Y para terminar, el tercer ingrediente es el escenario: El sur de Italia.  Hace muchos años, cuando yo empezaba a tontear con la idea de ser escritor, hicimos un viaje a Italia para seguir la pista de algunos clásicos. Truman Capote aseguraba que había una piedra con forma de silla en algún lugar de Ischia, así que decidimos ir a buscarla. A él, a sus relatos… a la inspiración.

Lo primero que comprendí es que Capote debía ir mejor armado financieramente que nosotros. Después de unos días por Roma estábamos ya arruinados, de modo que cogimos un tren y nos fuimos al sur, a un pueblito italiano llamado Agropoli, cerca de Nápoles. Allí, sin mucho dinero, solo se podía disfrutar del clima y de los libros. Todos los días íbamos  a una playita llamada Il Fortino, y leíamos y tomábamos el sol: Una vida, lo que se dice, “dura” . Ese escenario quedó impreso en mi memoria como uno de esos lugares al que un día volvería, y cuando pensé en un “quién lo hizo” con un jazzman arruinado, un pintor y una historia romántica, Italia vino a mi como un flash.


¿Cómo te organizaste para escribirla?

Yo diría que la de Tom Harvey ha sido mi novela más difícil hasta la fecha. El reto era gestionar un elenco de personajes bastante numeroso (12 sospechosos) y contar sus historias de una forma ágil, tratando de que el lector fuera armando los hechos de una forma casi inconsciente. Ha sido un puzzle que me ha llevado a tener más de seis borradores, en algunas ocasiones dos borradores en paralelo con pruebas de desarrollo, y un “editing” brutal en el que he llegado a descartar casi 200 páginas (teniendo en cuenta que la novela es de 500 páginas, esto se puede denominar como un “editing” sangriento)

Presentar toda esta información mientras mantienes un buen ritmo, desarrollas un escenario y dos motivos dramáticos (como son la crisis de madurez de Tom y su anhelo romántico por volver junto a Elena) ha sido un verdadero reto. Pero estoy orgulloso del texto final. Es una novela tensa, con la información precisa y una secuencia de giros y sorpresas que mantienen la intriga, tanto en el misterio como en el amor, hasta a última página.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Hay un montón de historias reales detrás de “El Extraño Verano…”. La construcción de Bob Ardlan, por ejemplo, está basada en varios personajes reales como el foto-reportero Don Mcculin, o en algo más patrio como Perez Reverte, cuyo pasado como reportero de guerra y posterior vida como escritor sin inspiraciones para el aspecto biográfico de Ardlan. Además la documentación para construir a Bob me llevó por leer y aprender mucho de las vidas de varios pintores como Bacon, Picasso, Freud, Fischl…

En cuanto a Tom, bueno, tiene mucho de mi mismo pero también cosas robadas de gente que he ido conociendo en persona o a través de los libros. Diría que su prototipo inicial era un Chet Baker mucho menos calavera. Su obsesión romántica por Elena me ha parecido un motivo muy de SitCom (Casi como en “Cómo conocí a tu madre”)  que le lleva a hacer auténticas bobadas por demostrar su “galantería” aunque tampoco puede ocultar pensamientos muy mezquinos y de pura vanidad sobre los otros hombres en la vida de Elena (principalmente Nick Aldrie, el gran antagonista romántico de Tom durante la novela)

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

La verdad es que llevaba unos cuantos meses buscando una historia; esas dos o tres cosas que tienen que hacer ‘click’ para que todo empiece a rodar. Un día me encontré un cuaderno de notas acumulando polvo y al abrirlo al azar me encontré con una de esas frases que a veces apunto: “Una llamada de un viejo amigo. No la coges y él muere justo después de hacerla.”  Me quedé pensando en ella y cuando volví a sentarme frente al ordenador, escribí un primer párrafo para ver cómo me sentía. Es el primer párrafo de la novela y todo comenzó a rodar en ese momento. Seis meses más tarde, le daba carpetazo.


Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Si buscas un libro entretenido y ágil, quédate con Tom Harvey. Vas a viajar con él a un sitio flipante, mansiones construidas en acantilados, por cuyos balcones, a veces, se cae la gente. Hay doce personas que tenían buenos motivos para empujar a Bob Ardlan, además de una vieja historia alrededor de unos cuadros terribles que casi le hicieron enloquecer. Y por si esto te parece poco, vas a conocer a la bella y elegante Elena Ardlan, que tiene el corazón de nuestro protagonista en sus manos. ¿Conseguirá Tom desvelar la identidad del asesino y quedarse con Elena? No vas a poder responder a nada de esto hasta la última página del libro. Palabra de prestidigitador :-)

De tus novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti?

Junto con “El Extraño Verano de Tom Harvey” he publicado  “La última noche en Tremore Beach” y “El Mal Camino”. Creo que las tres novelas tienen una receta común: Protagonistas masculinos de alguna forma relacionados con el mundo artístico, con problemas emocionales y vitales,  que se enfrentan a misterios y amenazas terribles. Diría que las dos primeras comparten un rasgo de thriller psicológico, mientras que “Tom Harvey” es una novela de misterio e investigación al 100%.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que sean muy persistentes y no pierdan el optimismo. Y que no dejen de escribir. A veces se necesitan años hasta depurar un buen estilo y escribir buenas historias.


Muchas gracias, Mikel, y mucha suerte con tus proyectos presentes y futuros.

2 comentarios:

Related Posts with Thumbnails