jueves, 8 de junio de 2017

ENTREVISTA A CRISTINA CABONI AUTORA DE EL LENGUAJE DE LAS ABEJAS (@Cristinecaboni @Maevaediciones

¡Hola a todos!
Hoy os traigo la entrevista que hace unos días hice a Cristina Caboni, autora de El lenguaje de las abejas, una novela que se acaba de publicar con la Editorial Maeva.
Os dejo con la entrevista: 

Hola, Cristina, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti, por si alguien no te conoce aún ¿Quién es Cristina Caboni?




Gracias a vosotros por acogerme. Entonces, veamos…soy una mujer como tantas otras, madre, esposa, apasionada de los libros, amante de las flores y de la naturaleza. La literatura y la historia me han fascinado siempre y un día sentí dentro de mí la exigencia de explicar aquellas historias que habitaban en mi cabeza.









Hablemos sobre tu última novela, El lenguaje de las abejas:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?
En este libro está mi mundo. Las abejas, la naturaleza, las flores. Una mirada hacia la esencia
de las cosas. Hay mucho de lo que creo. Pienso que el libro ha surgido porqué cuando tienes salgo qué consideras precioso, lo quieres compartir. Pero la historia, igual que me pasó con La estela de los perfumes, mi primer libro, me la han ido contando los personajes. La he visto florecer día a día, palabra por palabra. He sufrido y he disfrutado con Angelica Senes, siempre de viaje por el mundo con su furgoneta. Con Nicola Grimaldi, cansado de tener que sacrificar aquello en lo que cree por culpa de una sociedad que le exige cada vez más. He conocido la lentitud que genera la paz y la felicidad. También he redescubierto tradiciones, cantos, y las palabras del viento y del agua. He descrito una Cerdeña que quizá no existe pero que estoy segurísima que podría existir.

¿Cómo te organizaste para escribirla? ¿La planificaste mucho o te dejaste llevar por la inspiración?
Esta novela es corazón. La inspiración me ha convencido para seguir a Angelica, una mujer incapaz de pararse en un lugar porque el suyo no es simplemente un viaje, sino una búsqueda. Lo que le ocurre es algo que sucede a menudo: que lo que deseamos intensamente y perseguimos con obstinación por todas partes a veces se encuentra mucho más cerca de lo que podemos imaginar. Ella me ha mostrado que la conciencia y el camino a la felicidad pasa a través de la parte más recóndita de nuestra alma. Solo disolviendo los nudos de nuestro corazón, de los sentimientos y de nuestras emociones, podemos ver el mundo con claridad y elegir nuestro camino.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?
La mujer que cantaba a las abejas era mi tía abuela. Ella nació y vivió en otro siglo, pero su memoria y la historia de lo que hacía con las abejas ha permanecido a través de las distintas generaciones y ha llegado a mí. De pequeña estaba fascinada por esta mujer que yo imaginaba llena de luz y de vida, con vestido y el cabello largo y negro. El canto que entonaba para sus abejas me hizo compañía durante mi infancia. Un día pensé en escribir un libro y ella se presentó. Ella y su recuerdo viven en el personaje de Jaja.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El lenguaje de las abejas?
Describir Cerdeña como merecía ser descrita! Mi tierra es espléndida, compleja y a veces salvaje. Te pide mucho en términos de sacrificio porque su riqueza es espiritual. No la puedes poseer porque huye. Cerdeña es como un rayo de sol, es imposible atraparla. Y aún así, tampoco puedes dejarla, y cuando intentas huir crece dentro de ti y te acompaña en los momentos en los que eres más vulnerable: justo antes de dormirte, o durante aquellos amaneceres especiales en los que la nostalgia te aprieta hasta doler. Su mar tiene un perfume único, te acoge y te mece. También lo hace el viento, que no para nunca de soplar. Y el cielo es tan azul que con tan solo mirarlo te llena de paz.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?
Cada historia tiene sus exigencias y se revela de un modo diferente. La estela de los perfumes nació después de un día de verano pasado entre las abejas y de unas vacaciones en Florencia, dentro de la iglesia de Santa Maria Novella. Tenía ya un esbozo de la trama y una intuición. Sabía que el perfume es un lenguaje y este fue mi punto de partida. Profundicé y estudié y así de una primera idea salió una novela a chorro. Escribirla fue fácil porque con el tiempo la historia había cogido espesor, se había revelado y yo la conocía profundamente antes de escribirla. El lenguaje de las abejas, en cambio, ha tenido un recorrido autónomo. Nació poco a poco, capítulo tras capítulo. La he reescrito más veces, y no he parado hasta que no he estado convencida que había encontrado el buen camino. A menudo explicar lo que se conoce íntimamente es más difícil, porque te obliga a tomar decisiones que de otra forma no habrías tenido que tomar.
¿Te llevó mucho tiempo escribirla?
Sí, ha sido el libro que más me ha costado escribir. He necesitado dos años y cuatro reescrituras.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?
Porque le mostrará un mundo que nadie conoce. El mundo de una mujer que le canta a las abejas y las comprende. Es la historia de una mujer capaz de ver aquello que el resto del mundo evita. La complejidad de la naturaleza, las leyes que la gobiernan, su infinita belleza. Angelica Senes conoce el verdadero significado  de las cosas, tiene coraje y sabe amar. Su carácter reservado le ha enseñado a observar a los demás, y su pasado, a veces crudo y difícil, le ha dado una infancia difícil y extraordinaria al mismo tiempo. En una isla asolada por el viento, donde el mar es el protagonista, ella entenderá de ella misma lo que nunca ha logrado entender. Y el futuro, que lleva el nombre de un hombre, Nicola Grimaldi, le sonreirá. Ellos dos tienen mucho en común: un amor de adolescencia, un presente a reconstruir y un futuro por decidir.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
Me gustaría dar las gracias a todos mis lectores españoles. Me encanta vuestro país. Aprendí español sola porque vuestra lengua y vuestra cultura siempre me fascinó. De alguna forma sentía que era una lengua hermana, diferente del sardo pero al mismo tiempo muy cercana. Por eso, cuando supe que mis libros se traducirían y publicarían en España cumplí uno de mis grandes deseos. Espero que mis libros os gusten. Gracias otra vez a todos y gracias a Lectora de tot por acogerme, ha sido un gran placer.


-->
Muchas gracias, y mucha suerte con El lenguaje de las abejas y con el resto de tus proyectos.

1 comentario:

  1. Gracias por presentarme a esta autora! Muy buena pinta tiene su novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails