lunes, 12 de junio de 2017

ENTREVISTA A SANDRA FERRER VALERO AUTORA DE AMOR DIVINO, AMOR PROFANO: DOS MUJERES. DOS MANERAS DE AMAR LA EDAD MEDIA ( @SandraFerrerV )

¡Hola a todos!
Hoy os traigo la entrevista de Sandra Ferrer, una escritora y bloguera que conozco desde hace años y que me ha hecho mucha ilusión entrevistar en su perfil de escritora. Os dejo con la entrevista: 

Hola, Sandra, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Sandra Ferrer?

Hola Inma. Pues para explicaros algo sobre mí os diría que soy periodista, madre de un niño y una niña que han dado la vuelta a mi vida desde hace casi ya una década y una apasionada de la historia.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

La verdad es que nunca he tenido ese sentimiento de convertirme en escritora pero siempre me ha encantado leer. Desde jovencita, empecé a adentrarme en la historia y a indagar en la vida de las reinas, sobre todo, las reinas españolas. Quizás fue entonces cuando sentí la necesidad de escribir sobre ellas para ordenar toda la información que tenía en mi cabeza. Fue entonces cuando decidí abrir mi página www.mujeresenlahistoria.com con el simple objetivo de disfrutar escribiendo sobre todas aquellas mujeres que me iba encontrando en los libros que caían en mis manos.

Cuando nació mi hija, a la que le pusimos el nombre de Clara, se me ocurrió buscar información sobre la santa de Asís que lleva su nombre. Descubrí una biografía preciosa. Ahí fue posiblemente donde sentí la necesidad de empezar a escribir algo más que breves textos sobre mujeres.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Cuando era adolescente escribía algún texto breve sin demasiada importancia. Fue con la página de mujeres históricas cuando empecé a escribir de manera periódica y sistemática.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

No. Dedico mi trabajo al márqueting digital. Es interesante desdoblarse. Así cada faceta mía ¡me ayuda a no aburrirme!

¿Cómo te formaste como escritora?

En la carrera de periodismo te enseñan los rudimentos de la escritura periodística. Esto me ayudó a intentar escribir de manera simple, directa y objetiva. El resto, supongo que leyendo mucho y aprendiendo de los demás.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Tengo tan pocos momentos para escribir que soy muy poco exigente. A la que tengo un momento, conecto el portátil e intento aprovechar los minutos.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Por las tardes, cuando mis hijos hacen los deberes, me siento con ellos en la mesa, cada cual a lo suyo. Por las noches también me gusta mucho, en silencio y con calma. Aunque como he dicho antes, lo hago cuando puedo.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Amor divino, amor profano es la primera novela que he escrito. Los otros textos han sido ensayos sobre mujeres en la historia. Así que sobre esta te puedo contar que surgió la idea nada más descubrir la historia de Santa Clara de Asís y de todas las mujeres que aparecen en los documentos de su proceso de canonización. Había leído mucho también sobre las mujeres en la Edad Media, sobre las beguinas, las místicas, y todas ellas me fueron acompañando a lo largo de muchos años.

¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Llevo siempre una libretita en el bolso por si se me ocurre alguna cosa pero siempre utilizo el portátil para escribir.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

Pues bastante sencillo. Trabajo, recojo a los niños del colegio y, cuando tengo un rato, aprovecho para escribir.

¿Eres aficionada a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

En el tren leo mucho porque tengo bastante rato de un sitio a otro. En casa también aprovecho siempre que puedo. De hecho tengo un blog en el que también reseño libros (http://palabrasquehablandehistoria.blogspot.com.es)
Lo malo es que con cada lectura se me ocurren mil historias que contar en muy poco tiempo efectivo.

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Ensayo y novela histórica. Todo lo relacionado con el pasado y con las mujeres que dejaron su huella en él me tiene atrapada. Soy un poco “monotema” pero no os podéis imaginar la de lecturas que hay sobre mujeres en la historia, a cual más apasionante.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

En cualquier formato. Los libros en papel tienen su encanto, me gusta el olor que tienen, y también me son muy útiles sobre todo cuando leo ensayos o biografías para poder subrayar o anotar cosas. Pero el ebook me es muy útil cuando voy en el tren o leo por la noche.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Hay muchos autores y autoras que me encantan pero quizás si tuviera que escoger uno me quedaría con María Pilar Queralt. Es historiadora y una gran divulgadora que ha escrito biografías, ensayos y novelas históricas sobre mujeres de lo más interesantes.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Recuerdo haber leído uno de los muchos libros de Los Cinco. Lo leí en verano. Recuerdo que disfruté muchísimo con él.

¿Qué estás leyendo ahora?

Estoy leyendo dos novelas históricas, una sobre Sissí, de Alisson Pataky, y otra sobre Isabel I de Inglaterra, de Margaret George. También estoy sumergida en la lectura de un libro sobre las mujeres en el nuevo mundo.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

Es difícil escoger una solamente pero diré “Las huellas de la vida” de Tracy Chevalier. Además de ser una escritora excepcional, Tracy Chevalier recrea la vida de Mary Anning, una jovencita que descubrió algunos de los especímenes prehistóricos más importantes de la historia. La novela me atrapó desde el primer momento. Preciosa.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Me encanta Virginia Woolf, es grande en todos los géneros. Jane Austen también me tiene cautivada con todas sus historias que son algo más que meros líos amorosos. Con su magia escribiendo hace un retrato magnífico de su tiempo y de lo dura que era la vida para las mujeres. Hace muchos años me dio también por leer alguna de las obras de Alejandro Dumas. La Reina Margot es impresionante.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Supongo que de manera inconsciente, la vida influye en los textos pero de manera consciente no lo tengo muy claro.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Viajar. Si tuviera mucho dinero, viajaría constantemente.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Ha cambiado en muchos aspectos. A mí el que más me ha gustado, como lectora, es poder contactar y dialogar con los escritores que te han cautivado. Me pasa, por ejemplo, con María Pilar Queralt que ya he citado antes, o Marian Izaguirre, que también es una brillante contadora de historias. Siempre que termino un libro busco su nombre en las redes para darle las gracias por su arte. ¿Os imagináis haber podido hacer eso con Dumas, Shakespeare o las hermanas Bronte?

Como lector, internet también te permite encontrar títulos que no siempre encuentras en una librería o que te recomiendan personas que no conoces personalmente pero que sabes que tienen los mismos gustos literarios que tu.

Hablemos ahora sobre tu novela, Amor divino, Amor profano: Dos mujeres. Dos maneras de amar la Edad Media:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Antes lo he avanzado un poquito. La culpa la tiene mi hija, que se llama Clara como la protagonista. Se me ocurrió indagar en la vida de Santa Clara de Asís y descubrí a una mujer interesantísima. Se rebeló contra su familia y se enfrentó a San Francisco y al papa para conformar la orden que lleva su nombre. En un tiempo en el que se debatía sobre si la Iglesia debía ser rica o pobre ella luchó por tener un documento que, legalmente, obligara a su orden a no tener nada. Fue la primera mujer en escribir una regla monástica por y para las mujeres. Además, es de las pocas mujeres medievales de las que se conserva tanta documentación. El proceso de canonización se inició casi inmediatamente después de su muerte, lo que permitió que los que la conocieron dejaran su testimonio, convirtiendo el texto en una preciosa fuente de información de la vida en la Edad Media.

En dicho proceso de canonización aperecen los nombres de los demás personajes. Rainiero declaró que había pedido a Clara en matrimonio y esta lo había rechazado. Bona también aparece en el proceso como la principal colaboradora de Clara en su huída.

Todos ellos empezaron a cobrar vida en mi cabeza y fueron dibujando la historia que, en esencia, es la historia de cómo las mujeres se enfrentaban a sus destinos en los tiempos medievales.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Al principio fueron simplemente ideas que me iban surgiendo a medida que profundizaba sobre la vida y la época de Santa Clara. Durante años quedó escondida en un rincón de mi portátil, hasta que le di la forma definitiva.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Los personajes principales son todos reales. La vida de Santa Clara es prácticamente como la explico en la novela. Los otros dos protagonistas también son reales pero su papel en el relato es ficticio. Rainiero es cierto que fue rechazado por Clara pero nada más se dice de él. Respecto a Bona, me sorprendió mucho que fuera la mujer que ayudó a Clara a huir de su casa y que, sin embargo, en ningún momento se diga que la siguió en su vida en el convento como sí lo hicieron muchas otras mujeres de Asís y de Umbría que se citan con nombres y apellidos en el proceso de canonización. Así que Bona se convirtió en la imagen de las mujeres que en aquellos siglos soñaban con el amor cortés pero tuvieron que enfrentarse a la realidad de un matrimonio concertado y múltiples y peligrosas maternidades.

En cierta manera, ambas, Clara y Bona, simbolizan a los dos grandes estereotipos de las mujeres medievales, a las religiosas y a las esposas.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Amor divino, Amor profano: Dos mujeres. Dos maneras de amar la Edad Media?

Articular el relato con coherencia y que fuera atractivo para el lector. Para mí ha sido una gozada indagar en aquella época y hacer evolucionar a mis personajes, pero es mi primera novela, por lo que no ha sido fácil hacerlo.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

No. La idea fue madurando con el tiempo.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Emocionante. Hubo momentos en los que creía compartir pensamientos con Clara y con Bona. Es un poco de locos, pero fue genial.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

La empecé cuando nació mi hija, allá por el 2009, y fui haciendo parones que me obligaban el trabajo y el tener que dedicarme a mis hijos, quienes siempre han sido mi prioridad. Hace unos años la dejé aparcada y me puse a escribir ensayos sobre mujeres en la historia. Fue después de publicar mi tercer libro sobre este tema que me decidí a recuperar la historia de Clara.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Es una historia escrita desde el corazón que pretende transmitir el valor de unas mujeres que se enfrentaron a los convencionalismos de su tiempo. Cada una con sus propios sueños. He intentado que sea una novela histórica en la que el lector descubra cómo vivían las mujeres en la Edad Media a la vez que he intentado descubrir la vida de unos personajes históricos con mucho carácter.

Y ahora hablemos del futuro:
¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Por mi cabeza rondan muchas ideas. Cuando escribí Breve Historia de la Mujer se quedaron en el tintero muchos temas relacionados con las mujeres que no pude incluir en la obra y sobre los que me gustaría profundizar. También estoy pensando en otra novela, esta vez sobre una reina española no muy conocida… el tiempo lo dirá. Por ahora sigo manteniendo mi página sobre mujeres y mi blog de reseñas y disfrutando de las lecturas que voy encontrando.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Que escriban porque les apasiona. Para mí descubrir que he sido capaz de articular varios ensayos históricos que, por ahora, han recogido muy buenas críticas, y haber concluido una novela histórica con la que he disfrutado en todo el tiempo que la he escrito, ya es todo un logro.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Simplemente que muchas gracias a ti por haberme dejado un huequecito en tu magnífico blog y a los lectores muchas gracias por haber querido conocerme un poquito más.

-->


Muchas gracias, Sandra, y mucha suerte con Amor divino, Amor profano: Dos mujeres. Dos maneras de amar la Edad Media y tus proyectos futuros.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por presentarme a la autora! Conocía su actividad bloguera, pero no sabía que también se había animado con la escritura. Muy interesante la entrevista!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails