martes, 14 de marzo de 2017

ENTREVISTA A LOLES LÓPEZ AUTORA DE ‘CAMPANILLA OLVIDÓ VOLAR’ @loles_lopez

¡Hola a todos!
Hoy quiero compartir con vosotros la entrevista de Loles López, una autora de novela romántica, que hace unas semanas ha publicado Campanilla olvidó volar. Os dejo con la entrevista:

Hola, Loles, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti.

Gracias a ti por concederme esta entrevista.

¿Quién es Loles López?

Es una mujer, madre y esposa con una vida normal y corriente. Mi día a día se centra principalmente en cuidar a mis hijos y en dar rienda suelta a la pasión que siento por crear historias, para después, plasmarlas en un papel.

¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

Desde muy pequeña he escrito, creando poesía o pequeños cuentos que compartía con mis primos pequeños, pero a esa edad no pensé que mi pasión por la escritura pudiera compartirla con más personas que no fueran los de mi círculo más próximo. La culpa de que diese ese paso es de mi marido, que desde siempre ha sabido que me encantaba el mundo literario y me dio el empujón que necesitaba para publicar mis obras y, la verdad, es que le estaré eternamente agradecida, porque estoy viviendo grandes experiencias gracias a ello.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Un cuento infantil, tendría nueve o diez años (no recuerdo exactamente la edad), y lo hice para entretener a mis primos pequeños cuando venían a mi casa a visitarnos.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritora?

No, para nada. He trabajado durante muchos años en el sector de la óptica, aunque actualmente no esté ejerciendo.

¿Cómo te formaste como escritora?

Aún sigo formándome, pienso que es necesario seguir aprendiendo, no quedarse anclado en una manera de hacer las cosas y arriesgarse a hacer cosas nuevas. Además leo, aunque me encantaría poder hacerlo más, mucho más, porque una de las mejores maneras de aprender a escribir es leer y, sobre todo, escribir mucho.


¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

No, no soy maniática en ese sentido. Lo único que necesito es tener a mano mi libreta con los apuntes de mis personajes y el esquema para no perderme.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Tengo dos hijos pequeños y escribo cuando puedo y me dejan. Intento arañar tiempo de donde sea, sin importar que sea por la mañana, tarde o noche.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Necesito saber, más o menos, de lo que quiero que trate. Es como si viese la película en mi mente (de principio a fin), cogiendo la trama principal y la esencia de la historia. Pero, aunque haga eso, la inspiración o los musos, como me gusta a mí llamarlos, me hacen a veces cambiar de camino, desviarme por donde yo tenía previsto ir y trazar una historia totalmente distinta a la que había imaginado desde un principio.


¿Eres una escritora de las que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Escribo en el ordenador, aunque utilizo una libreta para tener anotado lo más importante.

¿Cómo es un día en la vida de una escritora como tú?

¡Uf, como el de muchas de vosotras! Jajajaja. A ver, me levanto muy temprano, desayuno con mi marido y despertamos a nuestros hijos para llevarlos al colegio. Cuando llego a casa, si no tengo que ir a la compra, hago las tareas de casa y me pongo a escribir antes de hacer la comida. Después vuelvo al colegio a recoger a los peques, comemos e intento arañar un rato para avanzar en la historia que esté escribiendo. La tarde es de mis hijos, o extraescolares o parque, no me da mucho tiempo a más... Cuando llegamos a casa es hora de preparar la mochila, la cena y relajarse viendo la televisión hasta la hora de cenar. Antes de dormir, intento leer un rato en la cama, y siempre, siempre, aunque esté haciendo cualquier tarea cotidiana, aunque esté conduciendo o viendo cómo mis hijos juegan en el parque, pienso en cómo quiero proseguir la historia en la que estoy trabajando y así, cuando me ponga delante del ordenador, tener más o menos claro lo que quiero contar en ese capítulo.

¿Eres aficionada a la lectura? ¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Sí, me encanta leer. La verdad es que le dedico menos horas de la que me gustaría, pero es que no puedo alargar más el día.


¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Me gustan todos los géneros, pero es cierto que últimamente me estoy centrando más en la novela romántica.

¿Eres lectora de libros de papel o también lees ebooks?

Tanto de papel como de ebook, tengo de todo en casa.


¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Me encanta Jane Auster y te recomendaría Orgullo y Prejuicio; pero tengo mucho más autores preferidos.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Sí, por supuesto. Fue el primer libro que leí por afición y no por obligación; me lo regaló mi tía unas navidades y era de Barco de Vapor, se titulaba Caramelos de menta, y creo que me lo releí un par de veces. Gracias a él y, sobre todo a mí tía, descubrí lo maravilloso que es leer.

¿Qué estás leyendo ahora?

 Mi tramposa preferida, de Isabel Keats.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

La saga Crepúsculo, no sé cuántas veces la he leído, y me sigue encantando.

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritora?

Todos y cada uno de los autores que leo, de una manera u otra, me han influido para crecer y para mejorar como escritora. Sin importar género o época en la que lo hayan escrito, todo ayuda y todo sirve para aprender.


¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Todo influye, cualquier cosa aunque pienses que es pequeña e insignificante, puede desencadenar en una nueva novela, en una escena, la personalidad de un personaje o, incluso, un título.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Me encanta la música, jugar con mis hijos a la Wii U, pasear, viajar y, en definitiva, disfrutar al máximo el tiempo que tengo con las personas que quiero.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías han cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Creo que el lector ahora puede tener una relación más estrecha con el escritor ya que, gracias a las redes sociales, no parecen tan inalcanzables. Pienso que eso nos beneficia a ambas partes, el poder hablar con las lectoras nos ayuda a seguir hacia delante en muchos aspectos, saber qué les ha gustado de nuestras novelas o lo qué no y, en definitiva, sentir que las tengo ahí, al otro lado de la pantalla, a mí me encanta.

Hablemos ahora sobre tu última novela, Campanilla olvidó volar:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Esta novela la creé gracias a un relato que escribí para una Antología para San Valentín (el relato lo podéis leer en mi blog, se titula Un beso en Corfú), en él quise poner el broche de oro a otra novela que tenía ya escrita (Ámame sin más) y gracias a esa idea principal, aparecieron estos dos personajes que me pidieron a gritos su propia historia.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Como siempre hago, a ratos, anotándome las ideas que me iban surgiendo mientras hacía cosas y aprovechando hasta el último minuto para poder plasmar sobre el papel esta preciosa y sorprendente historia.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

No, no hay ninguna historia real detrás, aunque creo que muchas de vosotras os sentiréis identificadas en algunas partes de la novela. Me gusta plasmar en mis novelas vivencias que pueden ocurrir en el día a día, hacer que mis protagonistas sean cotidianos, que pueda ser el vecino de cualquier lectora o, incluso, la propia lectora…

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de Campanilla olvidó volar?

Lo más complicado fue decir adiós a mis personajes. Me costó muchísimo dejarlos apartados cuando acabé de escribirla, se me habían metido en la piel, era como si fueran parte de mí… Para ser sincera me costó bastante empezar otra historia, ya que Abril y Julen se habían convertido en unos personajes muy especiales que siempre recordaré con gran cariño.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí, quería dar conocer tanto la visión de Abril como la de Julen y por eso elegí la tercera persona para escribir esta historia. Tenía claro que deseaba que fuerais conocedoras de cómo, sin querer y sin darse cuenta, se enamoran irremediablemente el uno del otro, aunque para ello tengan que superar varios factores decisivos de sus vidas.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase?

¡Me encantó! La primera frase tiene relación con el relato donde surgieron y fue muy especial poder tejer una historia de unos personajes que ya conocían mis lectoras.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Unos ocho o nueve meses, más o menos. Pero terminada, como tal, un año, ya que pasa por varias lecturas y correcciones, hasta llegar a las manos de mi editora.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Campanilla olvidó volar, es una novela muy íntima, con varias sorpresas en su interior, donde los dos protagonistas deberás superar sus respectivos temores para alcanzar la felicidad.
En esta novela sonreiréis, os emocionaréis y, cómo no, os sorprenderéis de las razones por las que Abril, esta Campanilla pizpireta, olvidó cómo volar. La historia de Julen y Abril os enganchará desde el principio, enamorándonos y deseando saber qué pasará en la siguiente página. Espero que sintáis lo que yo percibí al escribirla, espero que os enamoren tanto como a mí.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

¡Uf, de todo! A parte de la gran labor que hacéis los blogs para acercarnos más a las lectoras, que desde aquí aprovecho para agradeceros vuestro cariño y dedicación; me muevo mucho por las redes sociales, hago muchos sorteos para llegar a más lectoras e intento asistir a los encuentros de novela romántica.

Además de esta novela, tienes otras novelas publicadas como Me lo enseñó una bruja y Destruyendo mis sombras, las dos últimas novelas que tienes publicadas. ¿Nos puedes hablar un poco de ellas?

Me lo enseñó una bruja, es la historia más alocada y divertida que he escrito hasta el momento. La novela se centra en Sofía, una mujer snob y carente de sentido del humor, más pendiente por agradar a todo el mundo que de ser fiel a sí misma. La trama comienza a bordo de un crucero temático para solteros, allí conoce al antagonista de su hombre ideal, Zack: un melenudo estrafalario y sin sentido del ridículo que le hará vivir unos días en alta mar inolvidables. Con él vivirá situaciones cómicas pero también aprenderá a vivir de una manera distinta a la acostumbrada. Después de las vacaciones, Sofía vuelve a su vida normal pero sabe que los días transcurridos con Zack le han cambiado… ¿Qué pasará? Bueno, eso lo tendréis que descubrir vosotras.

Destruyendo mis sombras, es una historia, al principio, muy conmovedora (me costó bastante escribir la primera parte del libro, cuando la leáis comprenderéis el porqué).
Carla, la protagonista principal, le pasa algo horrible el día que, supuestamente, debería ser el más feliz de su vida. De ahí en adelante, deberá seguir con su vida, aunque no se sentirá capaz de nada.
 Un día, Kenneth Pyrus, se cruza en su vida y comienza un juego de seducción del que Carla quiere escapar por todos los medios, ya que lo último que quiere en ese momento es tener a un hombre como él detrás: prepotente, vanidoso, muy atractivo y demasiado obstinado. Pero el destino hará que sus caminos se crucen más de lo que a ella le gustaría y deberá tomar algunas decisiones que marcarán su vida.
 Es una novela romántica repleta de intriga, trama empresarial, de ironía, escenas graciosas, amor, una amistad preciosa, erotismo, varias historias de amor de fondo y un mensaje de esperanza que os llenará al acabar de leerla.
                                                      

De tus novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti?

Es bastante complicado elegir solo una, ya que todas son especiales para mí, por tanto, os diría que leáis todas mis novelas. Jajajaja.
Si tengo que elegir alguna, aunque me cueste horrores hacerlo, os diría que empezarais a leer No te enamores de mí, la historia que me dio el empujón que necesitaba para darme a conocer y la que me ayudó a publicar con la editorial Planeta.

Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?

Sí, este año se publicará otra novela más, un poco más corta, pero que lleva varios años guardada en el cajón; pero, de momento, no puedo decir nada, lo siento.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Sí, estoy escribiendo una nueva historia, la cual solo puedo decir que es un reto para mí, porque me meto en un subgénero que no he tocado y del cual estoy aprendiendo muchísimas cosas.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Primero que piense de verdad si le gusta escribir, si lo seguiría haciendo aún siendo multimillonario, y si es un sí, que luche por lo que desea, que no tire la toalla nunca, aunque le digan siempre que “no” y que aprenda todos los días a hacerlo mejor.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Quiero aprovechar para darles las gracias a todas ellas, por acompañarme en esta aventura, por su cariño, su incondicional apoyo y, sobre todo, por leerme. Ya que sin vosotras, esto no tendría sentido. ¡¡Millones de gracias!!

Muchas gracias, Loles, y mucha suerte con Campanilla olvidó volar y con el resto de tus proyectos.

Muchas gracias a ti. Un besazo enorme.

1 comentario:

Related Posts with Thumbnails