jueves, 25 de febrero de 2010

J.D.SALINGER, EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO



En el último programa de L'hora del lector, un programa del Canal 33 de la televisión autonómica catalana, una de las colaboradoras de aquella noche, Lolita Bosch, recomendó como lectura imprescindible: El vigilant en el camp de sègol (El guardián entre el centeno, en su traducción castellana). Dijo de ésta que era una obra clásica y una oda a la adolescencia.

Pocos días después, salía de la librería con el libro bajo el brazo, por su bajo peso, sería el elegido para llevármelo de viaje a Amsterdam. Así, entre los aviones y los momentos de descanso del viaje me sumergí en este libro.

Lo que más me sorprendió fue el estilo del narrador. Salinger, con 30 años cuando escribió este libro, intenta imitar, y por cierto bastante bien, las expresiones y forma de ver la vida de un adolescente de 17 años.

Sin duda creo, que este es un libro que, a parte de sorprendente, es absolutamente recomendable, ya que a parte de ser un clásico de la literatura norteamericana, es un libro ameno y que hace que, mientras lo leas, puedas ser capaz de ver la vida como las vería un adolescente norte americano de 17 años de mediados del siglo XX. Y ahora, sin duda, tras la muerte de su autor es una lectura imprescindible para todo aquél que se considere un amante de la literatura con letras grandes.

3 comentarios:

  1. Lo conozco, claro, pero nunca me había sentido atraída por él. Le echaré un vistazo cuando lo vea...

    ResponderEliminar
  2. Está muy bien, además es uno de los clásicos que no se pueden dejar de leer.
    Gracias por leerme,
    Inma

    ResponderEliminar
  3. Pues la colaboradora tenía razón, pues el tema del libro es la adolescencia. De entre todo lo que he leído es el autor que la ha retratado con mayor realismo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails