viernes, 30 de septiembre de 2016

ENTREVISTA A BENITO OLMO AUTOR DE LA MANIOBRA DE LA TORTUGA

¡Hola a todos!

Volvemos con nuestra sección de entrevistas a escritores. En esta ocasión hemos hablado con Benito Olmo, autor de La maniobra de la tortuga, una novela publicada hace unos meses por Suma de Letras.
Esperamos que disfrutéis con la entrevista tanto como nosotros haciéndola. Os dejamos con ella:

Hola Benito, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Benito Olmo?

Soy un tipo que lucha con todas sus fuerzas por hacer realidad sus sueños. De los lectores dependerá que lo consiga o no.

¿Cuándo supiste que querías ser escritor?

Fui un lector precoz, ya que crecí rodeado de libros. La lectura se encargó de forjar al contador de historias que llevo dentro, así que no se puede decir que me hiciera escritor por un hecho concreto, sino que más bien fue una consecuencia inevitable. Se lo debo todo a los libros que se cruzaron en mi camino.

¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste?

Debo decir que, como tantos otros, empecé contando historias en forma de cómics que daba a leer a mis amigos y familiares. Hasta los 20 no empecé a escribir mis primeros relatos.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

Desde hace casi dos años me dedico en exclusiva a la escritura. Antes he sido policía portuario, monitor en varios gimnasios, camarero, reponedor en una gran superficie… Y puedo decir que escribir en tu tiempo libre es muy frustrante, ya que te limita mucho. Por desgracia, los humanos tenemos la manía de comer todos los días.

¿Cómo te formaste como escritor?

Leyendo. Sigo haciéndolo, ya que todavía tengo mucho que aprender. He participado en varios talleres literarios, pero ninguno se puede comparar con el bagaje que proporciona la lectura de buenos libros.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

Necesito silencio. No soporto escuchar música o que me hablen cuando estoy currando. No sé si eso se puede considerar una manía, o simple sentido común.

¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día para escribir?

Me gusta hacerlo por la mañana, recién levantado, cuando las neuronas todavía no han terminado de desperezarse y se encuentran todavía en el límite entre el sueño y la realidad.

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

Normalmente tengo claro el comienzo y el final de la historia, y a medida que escribo se van aclarando los detalles centrales. El tiempo y la dedicación hacen que cada vez me cueste menos dejarme llevar e improvisar.

¿Eres una escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

El primer borrador de la historia siempre lo escribo a mano. La escritura manual tiene algo de terapéutico y me permite llegar más lejos que con el teclado. Sin embargo, cuando empiezo a escribir la novela me paso al ordenador, por comodidad y rapidez.

¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?

Me levanto sobre las 7 de la mañana y me siento a escribir. Hago varias pausas para salir a pasear, a correr o al gimnasio, y de vuelta al teclado. También paso muchas horas leyendo, documentándome, investigando… ¡Todo eso también es trabajo!

¿Eres aficionado a la lectura?¿Le dedicas muchas horas a lo largo del día?

Me tomo la lectura como parte del oficio, así que le dedico varias horas al día. Tratar de escribir sin leer es como intentar correr sin tocar el suelo. ¡Imposible!

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Me gustan los buenos libros, sin remiendos ni imperfecciones, independientemente del género. Cada vez tengo más dificultad para encontrar historias que me atrapen, así que recurro mucho a los clásicos. Es apostar sobre seguro.

¿Eres lector de libros de papel o también lees ebooks?

La verdad es que sólo leo en formato digital cuando es inevitable. Prefiero leer en papel, y solo utilizo el ebook para leer manuscritos o libros descatalogados o a los que es imposible acceder de otra forma.

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

¡Imposible decir solo uno! Montero Glez, Dolores Redondo, Perez Gellida… Hace poco terminé de devorar la última novela de Pierre Lemaitre, que es un retorcido hijo de perra. No se me ocurre otra forma de calificarlo así que, para compensar, recomiendo leer toda su obra.

¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño?

Las novelas juveniles protagonizadas por Flanagan, el genial detective creado por Andreu Martin y Jaume Ribera. Son las primeras historias detectivescas que leí, y si hoy escribo novela policiaca es gracias a ellas.

¿Qué estás leyendo ahora?

El manuscrito de un buen amigo que saldrá publicado dentro de un mes y que va a dar mucha guerra. Mejor no digo el título para no despertar envidias innecesarias.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?

‘Memento Mori', de César Pérez Gellida. ‘La fuerza y el viento’ de Oscar Lobato. ‘Plenilunio’ de Antonio Muñoz Molina. Tres recomendaciones por el precio de una. ¿Quién da más?

¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?

Entre los clásicos están Vázquez Montalbán, Charles Dickens y Agatha Christie. De los contemporáneos, Andreu Martín, Lorenzo Silva y Michael Connelly, entre muchos otros.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces…?

Creo que somos los libros que leemos, los lugares que visitamos y las personas de las que nos enamoramos. He leído, he viajado y me he enamorado, y todo ello me ha convertido en el escritor que soy hoy.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Soy aficionado al running y al baloncesto, y colecciono zapatillas.

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado al lector actual? ¿Por qué?

Sin duda. Internet y las redes sociales son una buena herramienta para conseguir visibilidad, y además aportan una buena dosis de democracia el mercado, dando voz al consumidor final del libro, el lector, por encima de otros prescriptores de opiniones sesgadas o directamente compradas. Si todos los lectores colgaran en la web su opinión cada vez que leen un libro, las cosas funcionarían de otro modo.

Hablemos ahora sobre tu novela, La maniobra de la tortuga:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

Soy un gran lector de novela policiaca, y tenía ganas de escribir la novela que a mí me gustaría leer. Además, la posibilidad de ambientar la trama en mi ciudad natal era muy tentadora, así que me puse manos a la obra.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

El primer borrador me salió casi de una sentada. Me sentí muy a gusto con el protagonista principal, el inspector Bianquetti, un personaje cuyo carácter se fue agriando a medida que avanzaba la historia. Una vez listo el primer borrador vinieron las sucesivas correcciones, que es donde está el verdadero trabajo, y tras varios meses de pulido y abrillantado conseguí tener un manuscrito decente.

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

Hay una historia de malos tratos que sufrió una persona cercana, en la que me inspiré para ciertos pasajes de la novela. Tal real y tan cruda que parece ficción, pero no lo es. En la novela aparece una escena muy similar a lo que sucedió en realidad, aunque levemente modificada para que encajara en la trama.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de La maniobra de la tortuga?

El desafío fue escribir una trama policiaca muy clásica sin caer en los tópicos del género. Los lugares comunes se agazapan como minas esperando que alguien las pise, así que tuve que esforzarme mucho por eludirlos y que no me estallaran en la cara.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí. Tenía claro que quería dos historias paralelas, tan diferentes que el lector no pudiese intuir en qué momento se iban a cruzar. Los protagonistas debían ser dos personajes peculiares, en apariencia muy distintos entre sí, pero con un fondo de amargura y soledad que los hace muy parecidos.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Irrepetible. Es un momento perfecto, en el que todo es esperanza y buenos presagios. Más tarde llegan las dudas, el «no sé si funcionará», las elección del título y otras miles de cuestiones que hay que dejar de lado hasta que llegue el momento de afrontarlas. La escritura es un acto de fe.

¿Te llevó mucho tiempo escribirla?

Apenas unos dos meses de escritura, y más de doce de corrección y pulido hasta conseguir algo que se pudiera leer.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Es una novela rápida, que no da respiro. He intentado ser muy honesto, y que tanto la trama como su resolución respeten al lector y lo hagan partícipe de las tribulaciones de sus protagonistas. ¡No hay mas!

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Contesto a todos los lectores que me hacen llegar su opinión sobre la novela y comparto todas aquellas opiniones divertidas u originales. También tengo un pequeño álbum con fotografías que me envían los lectores que comenzó como una pequeña broma, y que se ha convertido en un éxito.

Además de esta novela, tienes otra novela Mil cosas que no te dije antes de perderte ¿Nos puedes hablar un poco de ella?

Una novela de intriga y suspense, muy emocional, ambientada en las calles de Granada. La autoedité con Círculo Rojo y tuvo una gran acogida. Por un lado, me alegro de que gustara tanto, pero por otro me lamento de que las barreras que impone la autoedición no la hayan permitido llegar a más lectores. Más adelante intentaré convencer a mi editorial para que le dé una segunda oportunidad.

De tus novelas, ¿cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti?

‘La maniobra de la tortuga’, al ser la más trabajada y a la que he dedicado un mayor esfuerzo.

Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela esperando en el cajón’ a ser publicada?

¡Tengo unas cuantas! Espero que ‘La maniobra de la tortuga’ abra el camino para que todas ellas vean la luz algún día.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Actualmente estoy escribiendo una nueva novela policiaca, que sin ser una continuación de ‘La maniobra de la tortuga’ también estará protagonizada por el inspector Bianquetti. Compagino este proyecto con la escritura de mi primer guión cinematográfico, y con otros proyectos de los que todavía no puedo decir nada.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?

Yo acabo de llegar, como quien dice, y no soy nadie para dar consejos. Sin embargo, aprovecho para compartir el que un día me dio el escritor Felix J. Palma: «Cree en ti mismo y nunca pierdas la fe».

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.

Solo darles las gracias por todo lo que están haciendo por ‘La maniobra de la tortuga’. Los lectores son los que tienen la última palabra, son el motivo por el que cada día me siento a aporrear el teclado, así que a ellos les dedico todo mi esfuerzo. A los que ya me han leído, por supuesto, y también a los que están por venir.

Muchas gracias, Benito, y mucha suerte con La maniobra de la tortuga.


¡Gracias a ti!

jueves, 29 de septiembre de 2016

ELENA FERRANTE, LA NIÑA PERDIDA (DOS AMIGAS, 4)


Ficha técnica:

Autora: Elena Ferrante
Título: La niña perdida (Las dos amigas, 4)
Editorial: Lumen

ISBN: 9788426402783
544 páginas



Biografía de la autora (ofrecida por la editorial):

Nadie sabe quién es Elena Ferrante, y sus editores de origen procuran mantener un silencio absoluto sobre su identidad. Alguien ha llegado a sospechar que sea un hombre; otros dicen que nació en Nápoles para trasladarse luego a Grecia y finalmente a Turín.
La mayoría de críticos la saludan como la nueva Elsa Morante, una voz extraordinaria que ha dado un vuelco a la narrativa de los últimos años. El éxito de crítica y de público se refleja en artículos publicados por periódicos y revistas tan notables como The New York Times y Paris Review.
En 2010 Lumen publicó un volumen titulado Crónicas del desamor, donde se reunían las tres novelas para el público adulto publicadas por Ferrante a lo largo de los años, dos de las cuales fueron llevadas al cine. Luego vino esta saga compuesta por La amiga estupenda, Un mal nombre, Las deudas del cuerpo, y finalmente La niña perdida, un cuarto volumen que cierra una obra destinada a convertirse en un clásico de la literatura europea del siglo XXI.

«No me arrepiento de mi anonimato. Descubrir la personalidad de quien escribe a través de las historias que propone, de sus personajes, de los objetos y paisajes que describe, del tono de su escritura, no es ni más ni menos que un buen modo de leer.»
Elena Ferrante en una entrevista via mail de Paolo di Stefano para Il Corriere della Sera.


Sinopsis (ofrecida por la editorial):

Lina y Elena son ahora adultas y han tomado caminos distintos: Elena dejó Nápoles para casarse y convertirse en una escritora de éxito en Florencia. Solo un amor de juventud que vuelve a florecer la devolverá a Nápoles, donde la espera Lina, que ahora es madre y además ha triunfado muy a su manera en el negocio local. Elena es la señora culta, Lina es en apariencia la mujer de barrio, ignorante y poco dispuesta al refinamiento, pero la inteligencia pura y la intuición están del lado de Lina.
Los hechos se precipitan cuando un buen día de repente, la hija de Lina desaparece: ¿asesinato, rapto, muerte? Nadie sabe, y el barrio murmura. Desde entonces, Lina ya no es la misma y la locura acecha. Todo -los hombres, las mujeres, el paisaje, la ciudad entera de Nápoles- se convierten en testigos del duelo de una madre que no sabe llorar y un buen día también desaparecerá, devolviendo al lector a las primeras páginas de esta espléndida saga.
Inteligencia, emoción contenida, escritura que se pliega a los acontecimientos y se ajusta como un guante a la trama: todo está en estas páginas donde se ha ido cosiendo una de las obras más brillantes del siglo XXI.


Mi opinión:

Uno de mis descubrimientos literarios de este 2016 ha sido la serie de Las dos amigas de Elena Ferrante. En lo que va de año he leído las cuatro novelas que componen esta serie protagonizada por Lenú y Lila, y sólo puedo decir que he quedado enamorada de la manera de escribir de esta enigmática autora. Y ahora acabada la cuarta y última de las novelas que componen la serie, siento una gran pena al pensar que se acabó, que ya no podré disfrutar más de las aventuras de estas dos amigas.
Cierto es que las cuatro novelas me han encantado, pero esta última me ha gustado más que las demás. Tal vez me haya gustado más porque sabía que era la última de todas, no lo sé, lo cierto es que la historia me ha atrapado, no sólo por estilo natural y directo usado por la autora desde la primera novela, sino también por la propia trama, que me ha obligado a leer con ansia 'La niña perdida' para llegar a saber cuanto antes a conocer el desenlace, aunque sabía que eso me conduciría irrevocablemente a despedirme de forma definitiva de 'Las dos amigas'.
Algo que me ha gustado mucho de esta serie ha sido el fiel retrato que la autora hace del Nápoles más humilde de esta época del siglo XX, cómo vivían y se relacionaban sus gentes con todo tipo de detalles y matices, sin ahorrarse ni un ápice de la crudeza que imperaba entre muchos de los personajes que aparecen a lo largo de toda la serie de 'Las dos amigas'.

Para concluir, sólo puedo decir que esta serie de Elena Ferrante es un imprescindible (o un MUST como dirían algunos) para cualquier lector actual. Estoy segura que está será una serie de la que continuaremos hablando durante mucho tiempo y acabará convirtiéndose en un clásico de la literatura del siglo XXI.


Gracias a la Editorial Lumen por haberme proporcionado el ejemplar para la reseña.


Related Posts with Thumbnails