miércoles, 31 de octubre de 2012

Especial Halloween: Sugerencias para que viváis la peor de las pesadillas




¡¡¡Bienvenidos a nuestra entrada más terrorífica!!!

Os presentamos una selección de los algunos de los libros de terror que más nos han gustado o mejor dicho con los que más miedo hemos pasado, para que el día de Halloween no sea uno más. También os animamos a que nos digáis que novela de este género os ha impactado más. Aquí van las nuestras...

Esperamos que tengáis terribles pesadillas...


Joe Hill, El traje del muerto


El protagonista es un viejo roquero que decide adquirir  por internet un traje que pertenecía a un  viejo ya muerto y que su hija decidió guardar como recuerdo. La hija lo subasta por internet ya que dice que desde que llevó el traje a su casa algo está sucediendo… ruidos, cambios de temperatura, afirma que hay un fantasma. El protagonista atraído por la historia de su dueña y declarado coleccionista de artículos góticos, películas gore, y demás artículos, puja por él.  A partir de este momento su joven novia y él empezarán la vivir la peor de sus pesadillas, hasta descubrir la historia oculta que hay detrás del traje, no todo ha sido una casualidad…
Recomendable si os gusta vivir la tensión de no saber qué se esconde en cada habitación de vuestra casa, escuchar ruidos extraños mientras lees este libro o notar un aliento frío que os sube por la espalda,…


>>El maestro Sthepen King

Las próximas dos novelas las presentamos juntas Desesperación y Posesión, se publicaron a la vez y ambas pertenecen a Sthepen King pero Posesión la publicó bajo el pseudónimo Richard Bachman.
Por cual empezar? en nuestro caso empezamos por Posesión. Impactante, una “ida de olla”, genial y brutal, todos estos adjetivos fueron los que nos llevaron a leer Desesperación, que cubrió de sobras nuestras ya altas expectativas.
Son dos novelas que tienen el sello del Sr. King utiliza numerosos personajes y en su amplio repertorio de obras no hemos vuelto a encontrar ninguna de este estilo a excepción de La Cúpula, aunque esta no pretende ser una novela de terror.
 Aquí os dejamos una pequeña introducción de cada una de ellas, no os dejarán indiferentes.


Sthepen King, Desesperación


En la interestatal 50, en el desértico y solitario tramo que atraviesa Nevada, un gato muerto ensartado en un cartel da la bienvenida al pequeño pueblo minero de Desesperación. Allí, un policía local poseído por un perverso ser se ha erigido en autoridad suprema y sanguinaria, y elige sus víctimas entre los escasos vehículos que circulan por carretera. Aquellos que mueren rápidamente son en realidad los más afortunados, ya que para los supervivientes Desesperación se convertirá en el escenario de una horrenda pesadilla...




Richard Bachman, Posesión

Transcurre una apacible tarde de verano en Wentworth, Ohio. Como es habitual, en la soleada calle Poplar todo es normal: el chico de los periódicos los reparte en bicicleta, los niños juegan en las aceras, las barbacoas se preparan en los jardines y patios. Lo único extraño es la furgoneta roja que hay aparcada en una esquina. El misterioso vehículo no tardará en ponerse en marcha... y con él se desencadenará una atroz matanza. Cuando la noche caiga, los supervivientes del vecindario se encontrarán en un mundo pavoroso donde cualquier cosa es posible, en particular la macabra posesión de las mentes y de los cuerpos.
No podemos dejar de nombrar algunas obras geniales como El resplandor, It, El cementerio de animales, La niebla, y podríamos seguir y seguir.




>>Una poesía, un clásico



Edgar Allan Poe, El cuervo
No es tan solo un clásico es el vivo reflejo de que una poesía también puede despertar nuestras peores pesadillas aquellas que guardamos para nosotros en el alma.






Aquí os dejamos un fragmento:
“¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
pájaro o espíritu maligno! —le grité presuntuoso.
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
que profirió tu espíritu!
Deja mi soledad intacta.
Abandona el busto del dintel de mi puerta.
Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el Cuervo dijo: “Nunca más.”

Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!




Esta poesía y otros relatos de terror de Edgar Allan Poe los podéis encontrar en el Libro Narraciones extraordinarias











>>Y para acabar…

David Seltzer, La profecía


¿Quién no conoce La Profecía y a uno de sus “entrañables” protagonistas Damien?, es atemporal publicado en 1976 sigue aterrando a todo aquel que se anime a leerlo.
Robert Thorn recibe la noticia de que su primer hijo ha nacido muerto. Para evitar el dolor de su mujer, Katherine, acepta adoptar a otro niño nacido en la misma clínica, cuya madre ha fallecido durante el parto. Katherine, ignorante de la suplantación, se entrega con ternura al cuidado de su supuesto hijo Damien. 

Pero mientras el niño crece, también lo hace el terror que lo rodea. Accidentes fatales, suicidios y una violencia inexplicable parecen seguir a los Thorn adonde quiera que vayan, pero ¿por qué razón? ¿Y cómo es posible que el pequeño Damien tenga algo que ver con tan terribles sucesos? Es sólo un niño...  Pero Damien Thorn no se parece a ningún otro niño. Damien lleva la marca de la bestia, y su momento se acerca.  «¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666.» Apocalipsis, 13:18


Esperamos que a estas alturas de la entrada hayamos conseguido que por lo menos recordéis la primera vez que leísteis una novela de terror ¿Cuál era? ¿Qué libro consiguió que os hicieseis adictos al género de terror o todo lo contrario que nunca más hayáis leído otro? Esperamos vuestros comentarios sino es así invocaremos a los espíritus para que no olvidéis este día!






martes, 30 de octubre de 2012

SORTEO de Nunca volveremos a ser las mismas de BRENDA H. LEWIS




¡Hola a todos!

Como sabéis, este otoño viene bien cargadito de sorteos en mi blog. Así que aquí estamos una vez más para proponeros un sorteo de la divertidísima novela Nunca volveremos a ser las mismas (reseña aquí) de Brenda H. Lewis, sobre la que hoy mismo hemos publicado una entrevista.
Este sorteo, de nuevo, lo vuelvo a hacer gracias a la generosidad de la Editorial Espasa.

Las bases y requisitos son los mismos de siempre:

Bases:
* Este es un sorteo nacional.
* Es obligatorio ser seguidor del blog.
* Es obligatorio hacer un comentario en esta entrada diciendo; ‘Quiero participar en el concurso de Nunca volveremos a ser las mismas’y deberéis ponerme todos los puntos con los que participáis y los enlaces correspondientes.
* El sorteo empieza hoy 30 de octubre y acaba el 14 de noviembre a las 23:59 PM (hora peninsular).
* El sorteo se realizará el 17 de noviembre.
* El ganador deberá ponerse en contacto conmigo por correo electrónico ( lectoradetot@gmail.com) en las 48 horas siguientes a la publicación del resultado del sorteo en el blog. Si no contacta conmigo durante las siguientes 48 horas del sorteo, volveré a sortear el ejemplar.

Requisitos y puntos:
+ 5 por ser seguidor del blog (adjuntar perfil de blogger)
+1 por hacer un comentario en esta entrada.
+ 5 por hacer una entrada en tu blog anunciando el concurso. (poner el enlace)
+ 5 por llevarte el banner del concurso a tu blog y ponerlo en un lugar visible (no olvides de incluir el enlace)
+ 2 por anunciarlo en Facebook. (poner el enlace)
+ 2 por anunciarlo en Twitter (no olvides de enlazarme @Lectoradetot)
+ 1 por sumarme los puntos y poner el resultado en el correo.

Es decir, que como mínimo podéis tener 6 puntos y como máximo 21.

¿A qué esperáis para participar?

¡¡¡Suerte a todos!!!

Listado de participantes y puntos:


Estelblau: 7puntos - del 1 al 7

Albanta: 17 puntos – del 8 al 25
Little: 9 puntos – del 26 al 35
Carax: 11puntos – del 36 al 47
Fresaro: 16 puntos – del 48 al 64
Davitxu : 20 puntos -  del 65 al 85
Noly: 9 puntos – del 86 al 95
Marisa G: 14 puntos – del 96 al 110
Kosty: 6 puntos – del 111 al 117
Naidarosetta: 9 puntos – del 118 al 127
Zulema: 11 puntos – del 128 al 139
Ladyboheme: 11 puntos – del 140 al 151
Fryjavalkyria: 12 puntos – del 152 al 164
María Eugenia: 16 puntos – del 165 al 181
Shorby: 6 puntos – del 182 al 188
Inés: 16 puntos – del 189 al 205
Nerea González:  6 puntos – del 206 al 212
Concha Fernández: 16 puntos – del 213 al 229
Norah Bennett: 12 puntos –  del 230 al 242
Mariuca: 21 puntos – del 243 al 264
Tapujos: 16 puntos – del 265 al 281
Rachel Antúnez Cazorla : 16 puntos – del 282 al 298
Cristina_Roes: 11 puntos – del 299 al 310
Lidia Casado: 21 puntos – del 311 al 332
L: 12 puntos – del 333 al 345
Naza: 19 puntos – del 346 al 365
Leira: 21 puntos – del 366 al 387
Margari: 17 puntos – del 388 al 405
Susana Deseo Libros: 12 puntos – del 406 al 418
Princesa: 19 puntos – del 419 al 438
Elenusqui: 11 puntos – del 439 al 450
Dorothy: 12 puntos – del 451 al 463
Launeluc: 14 puntos – del 464 al 478
Cris: 12 puntos – del 479 al 491
Betty: 7 puntos – del 492 al 499
Ana DeBlogs: 7 puntos – del 500 al 507
Jessi: 9 puntos – del 508 al 517
Sotereta: 21 puntos – del 518 al 539
Aida: 7 puntos – del 540 al 547




ENTREVISTA A BRENDA H. LEWIS AUTORA DE Nunca volveremos a ser las mismas


¡Hola a todos!
Una semana más estamos aquí con una entrevista a un escritor. Hoy hablaremos con la genial y divertidísima Brenda H. Lewis. Desde aquí, queremos agradecer a Brenda su gran amabilidad y simpatía al haberse ofrecido a colaborar con nosotros de manera totalmente desinteresada.
Os dejamos con la entrevista, esperamos que la disfrutéis tanto como nosotros haciéndola.


Hola Brenda, tal vez, todavía, algún lector no te conozca, nos podrías contar algo de ti. ¿Quién es Brenda H. Lewis?

Brenda es una mujer a la que por encima de todo le gusta que quienes la rodean se sientan bien. Soy muy conciliadora, tanto con mi hombre y con mis hijas como con mis amigos y amigas. Soy de las que llevan el neón con “Cuéntamelo a mí” en todo lo alto, y encantada de serlo, la verdad. Y, como escritora, mi fantasía es trabajar en un género nuevo que se aleje del chick-lit para entrar en un hueco mal cubierto hasta ahora, que es el del humor para mujeres reales sobre mujeres reales. ¿O acaso no existe el porno para mamás y el sexo para secretarias? Pues bien, también hay lugar para mujeres que no son las mary-bolsos de “Sexo en Nueva York”, sino que se levantan con el morro torcido y el sujetador mal puesto, que cumplen cincuenta años, que tienen miedos, retos y ganas de reírse de sí mismas y de lo que las envuelve. Porque lo valemos. Porque somos las grandes olvidadas y porque encima somos trillones.


A algún lector le puede chocar que una autora con un nombre como el tuyo escriba en castellano ¿cuál es tu procedencia?
Mi padre es español y mi madre es estadounidense, de ahí esta mezcla tan explosiva que tiene a mi marido (tan norteamericano él) un poco descolocado día sí y noche también, y a mis niñas despeinadas cuando me sale la peineta de madre forrada de lunares. Soy bilingüe, del todo. Pienso y siento y sueño en las dos lenguas y me encanta, me da una riqueza y una cintura que ríete tú de Shakira cuando Piqué todavía no le había puesto la semillita en el chucuchucu. Pero también soy una mujer muy tímida y muy defensora de lo mío, de mi pequeña madriguera, de mis niñas y de mi hombre. Por eso me empeñé tanto en que no hubiera ninguna imagen mía en la novela, ni en la campaña de promoción. No porque sea un monstruo con dieciséis cabezas, ni porque tenga dos tornillos como la hermanita asesina de Frankenstein, sino porque al menos hasta mi segunda obra me apetece que me conozcan por Maica, por mis mujeres y por mi voz. Luego ya llegarán las fotos y los aditivos. Luego ya llegarán los extras.

¿Cuándo y cómo supiste que querías ser escritora?
Ay, cielo, supe que quería ser escritora cuando la que es ahora mi agente (un beso desde aquí, Sandra querida) me llamó por teléfono y me dijo: “Quiero este libro y te quiero a ti en mi agencia. Ya”. Y pensé: “Pues será que sí, Brenda, hija”. Y fue. Y es. Y aquí estoy, encantada de que me consideréis escritora, aunque creo sinceramente que la Brenda escritora está aún por llegar. Crucemos los dedos.

¿Qué fue lo primero que escribiste?
“Nunca volveremos a ser las mismas”. Antes, listas de la compra, listas de cosas que “no debo olvidar”, listas de cosas que “tengo que hacer antes de que”, listas, listas y listas como para empapelar el Vaticano entero.

¿Tu vida profesional tiene relación directa con tu faceta de escritora?
Sí y no. Me explico: la docencia universitaria puede estar muy relacionada con el mundo de los escritores, aunque siempre desde fuera. Estudias, analizas, hablas, comentas, invitas, remoloneas, rumoreas, imaginas, apruebas y suspendes, pero no te mojas. Cuando llega el remojón, la cosa cambia y te das cuenta de que lo que haces al otro lado de la barrera es poco, muy poco. Que eres poco necesaria, y sobre todo, que estás apartada, como si estuvieras siempre sentada en el banquillo de un equipo. Sabes muchas cosas y estás muy entrenada, pero nunca sudas. Y claro: nunca adelgazas.

¿Cómo te formaste como escritora?
Lo mío es literatura de fuelle, como yo la llamo. Ver, leer, vivir, dejarte llevar y escribir. Nada más. Ni un taller, ni una sola clase, ni un consejo, nada. Intuición, trabajo, ganas. Y mucho, mucho sentido del humor. Eso siempre.

¿Cómo te organizas para ponerte a escribir?
Me siento, me pongo un té que nunca me tomo, me pongo una pinza en el pelo que luego se me enreda tanto que tengo que llamar a mi hija mayor para que me la arranque de la cocorota, estiro la espalda para que no me duela, aunque al cabo de cinco minutos parezca una cobra en un cesto y ¡zas!, entro en la tierra de Mary Poppins, donde el tiempo no existe y yo me olvido de lo que es y de lo que no es. Vamos, casi como Billy Eliot, pero sin tutú.

¿Cómo te definirías como escritora?
Oh, dios mío. Eso tendríamos que preguntárselo a mis tuiteras cascabeleras. Ellas y solo ellas lo saben.

¿Eres aficionada a la lectura?
¿Aficionada? ¿Yo? Soy una chiflada de la lectura. De las que leen cuando caminan por la calle y cruzan sin mirar. Sí, lo confieso, me llamo Brenda y soy una adicta a los libros.

¿Cuántas horas lees al día?
Todas las que puedo. En vacaciones, en exceso.

¿Qué tipo de literatura lees?
Pues creo que menos novela negra, todo lo que cae en mis manos pasa por jefatura. Soy demasiado curiosa para no echarle el ojo. Y demasiado curiosa también para no seguir.

¿Eres lectora de ebooks o prefieres los libros de papel?
Pues la verdad es que no he leído nunca un ebook, y no por nada, simplemente porque no tengo el aparato para leerlos y no sé cuál debería comprarme y me da vergüenza preguntar. Ea, ya lo he dicho.

¿Cuál es tu escritor favorito?
Ay, son tantos y tantas… Desde Anna Gavalda hasta Anne Rice, pasando por Edith Wharton hasta Elsa Morante… calcula.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?
Pues me pillas releyendo “El cuento de la criada”, de Margaret Atwood.

¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería?
“Nada” de Carmen Laforet.

¿Qué autores te han influenciado más como escritora?
Todos y todas, los que me han gustado y también los que no recuerdo porque no trascendieron. No creo que haya ninguno/a que no haya dejado un pequeño poso, una pequeña semilla.

¿Además de la literatura, cuáles son tus aficiones?
Me gusta holgazanear siempre que puedo, leer hasta que me lloran los ojos, escuchar a mis hijas hablar de sus cosas y recordar cómo hablaba yo de las mías a su edad, me gusta charlar con mi madre por teléfono y desesperarme porque tiene la cabeza a veces perdida y lo que me suelta es tan surrealista que se me ocurre que habría sido la musa perfecta de Dalí, me gusta el pádel, el bosque, los ocres del Upstate New York, adoro a los animales y todo lo que tenga que ver con ellos, y los viajes, que no falten nunca.

Y hablemos ahora sobre Nunca volveremos a ser las mismas:
¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?
La idea fue posterior al impulso. Sentí el impulso aquí, en el esternón, un día que me senté delante del pc y vi que una voz ganaba terreno desde algún rincón de mí que hasta entonces había estado en silencio. Hubo una pulsión, unas ganas de salir de mí y de verme desde fuera. Hubo una ilusión, y también una puerta a lo desconocido. La abrí. Entré. Y hasta aquí.

¿Te inspiraste en alguna historia real para escribirla?
Ay, cielo, eso no se pregunta. (Has sido una niña maaaala) Solo te contaré que imaginar algo así me habría llevado años. Muchos. No digo más.

¿Cómo te organizaste para escribirla?
¿Or-gani-qué? Querida, tuve que robarle tiempo al tiempo para escribirla. Y sobre todo, mentir. Que si ahora tengo una tarde llena de reuniones, cariño. Que si, niñas, os quedáis en casa de C. y de M. porque mamá tiene que corregir. Que si bla por aquí y que si bla por allá. Vamos, como si hubiera tenido un tórrido affaire con el mismísimo Grey, pero en papel y con cinco mujeres desestructuradas, dos perros, un Mercedes, un médico francés y toda la mandanga que ya conoces.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?
Sí. Tenía muy claro que los capítulos irían precedidos por esas pequeñas introducciones que crearían a su vez una sub-novela. Me gustó la idea en cuanto se me ocurrió y no lo dudé. Y tenía claro el tono, el color, y lo cinematográfico. Tenía que ser muy visual, muy asimilable e imaginable, a la vez que real. Sí, estaba claro.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?
Mmmmm… ¿la verdad? Pues mira, cuando me senté, me puse delante de la pantalla y fui a escribir, tuve un sofocón de tal magnitud que me quedé empapada hasta el cogote y corrí a llamar a una amiga escritora para preguntarle si lo de esos calores era propio de la actividad en sí o era yo que tenía algún cable mal soldado. Resultó lo segundo, claro.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de la novela?
Pues es que no hubo nada demasiado complicado porque escribía sin presión. Escribía divirtiéndome, sin pasar demasiado por el filtro de la autocrítica y dejándome llevar. Quería saber quiénes eran esas voces que lleva tiempo oyendo en mi cabeza. Quería disfrutar de su compañía y que me contaran. Y sobre todo, quería

¿Te llevó mucho tiempo escribir la novela?
Ocho meses y 22 días, exactamente.  Lo sé porque la empecé un 1 de agosto y la terminé el día que llegó la primavera del año siguiente.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella?
Destacaría que se lee muy fácil y que –creo- quien la lee sale de ella de mucho mejor humor que como entró. Y eso no es tarea fácil, créeme.

¿Por qué el lector debería elegirla?
Creo que deberíamos ser más específicas y hablar de “lectora”, no de “lector” porque Nunca volveremos a ser las mismas es una novela para mujeres, está escrita con esa voluntad. Y creo que deberían elegirla porque se va a reír, porque va a reconocerse en alguna de las fobias de Maica y porque durante unas horas se va sumergir en un mundo de sofocos, de buen humor y sobre todo de cariño que creo que le va a encantar.

Escribir una novela de humor en los tiempos que corren es una tarea complicada ¿de dónde sale tan buen humor para arrancar sonoras carcajadas a tus lectores de Nunca volveremos a ser las mismas?
¡Ojalá lo supiera! Sale así, soy así, pero curiosamente tengo una parte muy crítica y muy seria, muy señorita Rotenmeyer, y muy afilada cuando quiero. Sin embargo, siempre que me imagino escribiendo, me imagino haciéndolo con humor y me imagino emociones con mucha luz.

En el panorama editorial actual es muy complicado conseguir que una Editorial como Espasa publique una primera novela de una autora desconocida como lo eras tú, ¿qué pasos seguiste para conseguirlo?
Fue todo obra y gracia de mi agente, así que ahí no puedo colgarme ninguna medalla. Lo único que tuve que hacer fue decir que sí, firmar y portarme bien. Nada más (ni menos, con mi carácter y lo entrometida que soy a veces).

¿La primera versión de esta novela que entregaste a la Editorial Espasa acabó siendo muy diferente de la que se publicó finalmente?
En absoluto. Creo que tuve que modificar un 5% por ciento de la versión que entregué, y la mitad de ese 5% fueron sugerencias que yo misma hice. Mis editoras de Espasa, tanto Belén como Myriam, se enamoraron de Maica y de las demás mujeres de “Nunca volveremos a ser las mismas” al acto. No hubo dudas ni discusiones. Fue uno de esos enamoramientos que están escritos.

Y ahora hablemos del futuro:
¿Tienes alguna novela ‘esperando en el cajón’ a ser publicada?
No, estoy trabajando en la segunda parte de Nunca volveremos a ser las mismas, pero de cajoncito nada. La tengo en documento abierto en el pc y voy engordándola a diario como a un buen pollo de corral, pero de cajón nada de nada.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
Que no piensen en la publicación. Un escritor no publicado también es un escritor. Es escritor quien escribe, lo demás son aditivos. Lo demás llega si tiene que llegar. Yo escribí porque me apetecía, porque me reía y me sorprendía leyendo lo que iba saliendo de un rincón de mí que desconocía. Escribir es, en el fondo, una forma de autoconocimiento. Muy dura a veces, pero muy hermosa.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son todas tuyas.
A mis lectoras les diría: “Reíros de la vida y de vosotras mismas como os gustaría ver reírse a quien más os quiere, chicas. Haced de vuestra vida un espejo de lo mejor de cada una. Y yo que lo vea.”

lunes, 29 de octubre de 2012

Érase una vez... (13)


¡Hola a todos!

Un lunes más estamos aquí para explicaros qué lecturas tenemos entre manos:

Nora Bosco

Las semanas pasan volando y la pasada no fue muy provechosa, espero que esta que empieza y está llena de días festivos consiga más ratos para leer. Así que para el #retodeestasemana tengo pensado:



El guardián de los niños, de Johan Theorin

El protagonista se llama Jan Hauder y se muda a la costa este de Suecia para trabajar como profesor en una guardería. Este centro se encuentra dentro de un hospital psiquiátrico, donde los trabajadores pueden dejar a sus hijos. Pero por lo visto la intención de Jan no es la de ejercer de profesor. El guardián de los niños, es una novela de suspense. Os mantendré al tanto de como se desarrolla la historia y si está más cerca de género de terror o del género negro.




La pintora de estrellas, de Amelia Noguera

A veces, si el tiempo no puede cerrar las heridas del corazón, el coágulo queda incrustado en lo más hondo del alma y allí permanece, hasta que se reabren y se limpian con esmero. Pero hay ocasiones, cuando ni el más virulento de los amores justifica el afilado cuchillo, que esa cura no puede venir más que de uno mismo.

Si éste os llama la atención recordad que sorteamos un ejemplar, así que mucha suerte!!


La anterior semana conseguí acabar Traduciendo a Hannah, no era una novela muy larga pero sí densa para mi gusto y Gataca, esta última me gustó tanto o más que Síndrome E.



Lectora de tot

Esta semana tampoco ha sido muy productiva para mí a nivel de lectura, la vida familiar me ha absorbido prácticamente por completo. Espero tener más tiempo esta semana y aprovechar el puente todo lo que pueda. Además esta semana acaba el Reto de Libros Pendientes y como no me ponga las pilas no podré conseguir mis objetivos…



La Caída de los Gigantes de Ken Follet
Ken Follet es el MAESTRO de los best sellers. Estoy enganchada por completo a este novelón, el problema es el gran tamaño que tiene y el poco tiempo del que he dispuesto para leer. No obstante, voy más o menos por la mitad, así que espero acabarlo esta semana.









El verano de los juguetes muertos de Toni Hill
Esta novela es la que leo en el móvil y me susurra Susi. La llevo bastante avanzada y me tiene atrapada. Estoy deseando llegar al final para desvelar todos los misterios. Es una novela que se lee sola.






Como os he dicho he podido leer poco (en relación a mi reto, ya que pretendía acabarme las dos novelas) pero teniendo en cuenta la envergadura de la novela de Follet tampoco ha sido una semana tan mala en relación al número de páginas leídas… ya veis, quien no se contenta es porque no quiere!!!

Mi #retodeestasemana consistirá en acabar las dos novelas que estoy empezando y leer, al menos, la mitad de Las tres heridas de Paloma Sánchez Garnica y Los buenos suicidas de Toni Hill.

Como sabéis, algunas bloggeras compartimos nuestras impresiones sobre lo que vamos leyendo en #leoycomparto y, si os animáis, también podéis hacer vuestro #retodeestasemana. Es muy divertido compartir opiniones sobre lo que más nos gusta, leer y los libros, con otras personas que comparten tu misma pasión.

¿Y vosotros qué estáis leyendo?

domingo, 28 de octubre de 2012

Fallo del sorteo de los 5 ejemplares de Una tienda en París para la lectura conjunta


¡Hola a todos!

Pues ya ha llegado el gran día de saber quiénes habéis sido los 5 afortunados con los 5 ejemplares de Una tienda en París. Como sabéis, los agraciados deberéis hacer la reseña de esta novela en el seno de la lectura conjunta organizada por este blog.

Bien, pasemos a lo importante... Los ganadores son:

Lídia Casado

Mari Carmen Morante

Lu

Sandra

Inés


¡¡¡ Muchas felicidades chicas!!!

Y los que no habéis sido agraciados... habrá más suerte la próxima vez!!! 
Tenemos más concursos activos en el blog y muchas otras sorpresas dentro de muy poco. 
¡Permaneced atentos!

Queremos agradecer a MR Editores su gran generosidad al proporcionar a este blog los 5 ejemplares sorteados.

sábado, 27 de octubre de 2012

RETO LlBROS PENDIENTES




Desde el blog de Sandra, Estantes llenos, el de Xula, Caminando entre libros, de Laky, Libros que hay que leer y el mío, Momentos de Silencio Compartido, os queremos proponer que este Reto que iniciamos el mes de octubre se extienda tanto tiempo como cada lector quiera.

Todos tenemos un montón de libros pendientes por leer, en formato papel o digital, y como este Reto nos ha ido muy bien en octubre, a partir de ahora, este Reto lo haremos cada mes y se podrá apuntar todo aquel que le apetezca, sin necesidad de tener que hacerlo cada mes, si no solamente cuando le vaya bien.

Al ser un Reto consideramos que ha de suponer un cierto ‘esfuerzo’ para los participantes, así que proponemos que el número mínimo de libros que deberemos leer durante el reto será de 5 libros. No obstante, tampoco os queremos obligar a leer un mínimo si vuestras circunstancias personales no os lo permite, así que os damos la opción de que cada uno ponga el número mínimo que considere oportuno.

¿Os apuntáis?

Requisitos de participación

- En realidad, no hay ningún requisito: cada uno puede hacer el reto cómo y cuándo le plazca pero, para que quede todo más claro y que los demás puedan seguir vuestros retos, nos parece adecuado hacer una entrada inicial en tu blog explicando que te apuntas al Reto y cuáles son los libros que pretendes leerte (No hace falta que los pongas todos, puedes poner alguno que tengas pensado. Ya sabemos que después se cruzan en nuestro camino lecturas que no tenías pensadas leer y que las acabas devorando sin pensarlo…). Y al finalizar el Reto puedes hacer una entrada explicando cómo ha ido tu Reto: si has conseguido leer todas las lecturas que te proponías, si al final has leído más o menos de lo que te pensabas… y todo aquello que consideres interesante y divertido de compartir con nosotros.

Tanto el post inicial, como el final, podéis hacerlos individuales o dentro de otro post general (como, por ejemplo, esos post tipo “Resumiendo…”

Si no tenéis blog, también podéis hacer el reto y comentarnos vuestros propósitos y logros en facebook (https://www.facebook.com/events/494710260539799/)

- Para saber que participáis en el reto, sería recomendable que colgarais en vuestro blog el banner de nuestro Reto

¿Queréis vaciar vuestras estanterías de libros pendientes de leer? ¿A qué esperáis para apuntaros? Estaremos encantadas de contar con vosotros. No hace falta decirlo, pero por si acaso, tened en cuenta que el apuntarse no supone ningún compromiso. Si decís que vais a leer 10 libros y luego sólo leéis 1 no os vamos a tirar de las orejas ni nada parecido. Se trata de divertirse, de hacer lo que más nos gusta (leer) con el plus añadido de hacerlo junto a otra gente, compartir experiencias, cotillear en las lecturas de los demás.

Nota: Si queréis participar en Twitter para explicar cómo os van las lecturas podéis hacerlo utilizando el hashtag #leoycomparto. Para compartir cómo avanza el reto semanalmente utilizamos el hashtag  #retodeestasemana y para colgar los enlaces de las entradas de los retos mensuales y todo aquello que os apetezca compartir lo podéis hacer en #retomensual.

¡Animaros a participar!

viernes, 26 de octubre de 2012

Roberto Martínez Guzmán, MUERTE SIN RESURRECCIÓN







Autor: Roberto Martínez Guzmán
Título: Muerte sin resurrección
Editorial: auto publicado en Amazon










Sinopsis proporcionada en Amazon:
Domingo de Ramos. En el corazón de Vigo, a la una del mediodía, numerosas personas se dan cita en el interior de la Iglesia de Santa María para celebrar el inicio de la Semana Santa.
El aroma a laurel, oliva e incienso lo inunda todo, el calor es insoportable y desde el altar, el párroco se afana en explicar el significado de la pasión y muerte de Cristo dificultado por la enorme multitud que en esos momentos se concentra dentro del templo.
En un lateral, en la estricta intimidad de un confesionario, una enigmática mujer de rasgos casi perfectos explica con serenidad a un joven sacerdote la motivación que ha guiado su vida durante los últimos seis años, pero también un más que inquietante futuro próximo.




Roberto Martínez Guzmán nació en 1969 en Ourense, dentro de una familia humilde y trabajadora. Siendo el hijo menor de un carpintero y una modista, completó sus estudios de secundaria en el IES Blanco Amor de Ourense, llevándolos a cabo con éxito, lo cual le permitió entrar en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santiago de Compostela. Viéndose obligado a abandonar por motivos familiares sus estudios de Derecho en cuarto curso, a partir de ese momento debe compaginar la ardua tarea de preparar una oposición con su trabajo habitual en el SERGAS. En el año 2002 entra a formar parte de manera definitiva del Cuerpo de Funcionarios de la Xunta de Galicia, desarrollando su labor profesional primeramente en la Residencia Mar de Area de Vigo y, en la actualidad, en el Servizo de Mobilidade de Ourense.

Su pasión por la escritura empieza muchos años atrás, estando ligado directamente al mundo editorial desde su etapa universitaria. En el año 2010 decide comenzar su etapa como escritor con "Cartas desde el maltrato", una innovadora novela de no ficción, que es a la postre su ópera prima. Y de la que nos habla en la entrevista que ha realizado para nuestro blog.

Muerte sin resurrección es una novela de género policiaco rápida de leer, con un argumento fácil de seguir, sin tirabuzones complicados ni artificios fáciles que capten la atención del lector con descripciones macabras. No, no es este tipo de libro, y sin embargo a sido capaz de mantener mi intriga hasta el capítulo final, consiguiendo que cada vez que dejaba de leer me quedase con ganas de seguir.

Pocas pistas os puedo dar de la trama sin revelar el motivo principal de los hechos que se suceden, así se intentaré se lo más comedida posible. Cualquier dato de la historia es una pista que permite al lector adquirir también el papel de policía e ir haciendo cábalas hasta conocer el final  (yo acerté a medias).


Muerte sin resurrección, es la historia de la venganza de una asesina inteligente llamada Emma, frente a una policía perspicaz Eva Santiago. Que empieza en Vigo pero acaba sucediendo en Ourense, donde Emma lleva a cabo siete asesinatos aparentemente sin un vínculo común, solo una pelota de golf que deja en el lugar de los hechos. El autor ha sido capaz de enlazar un asesinato con otro, como las piezas de un rompecabezas, la victimas no son al azar y son asesinadas en ese orden por un motivo, Emma no hace nada de forma aleatoria.


El autor a través de esta historia que ha conseguido que entendiese “la causa” de Emma y lo más importante de todo, pese a saber que lo que hacía no es correcto he llegado a preguntarme si yo no hubiese hecho lo mismo. Desconozco si este era el objetivo del autor pero es lo que su novela ha provocado en mí.

Cuando las víctimas en realidad también son verdugos.


Quiero agradecer a Roberto Martínez Guzmán que nos haya permitido disfrutar de su novela y poder realizar la reseña aun a riesgo de lo que supone en poner en  manos ajenas un bien tan preciado como es tu propio libro.

Nora Bosco





Related Posts with Thumbnails